Vitamina D y sistema inmune

Fortalece el sistema inmune con la vitamina del sol

La vitamina D es responsable, entre otras cosas, de fortalecer el sistema inmune. La falta de esta vitamina esencial puede desembocar en un riesgo de enfermedades autoinmunes e infecciones. Por eso es muy importante tomar la suficiente durante los meses más fríos del año.

Más fortaleza en la masa muscular

Estudios recientes han probado que los suplementos de vitamina D pueden favorecer la fuerza en la masa muscular: en 2009, un metaanálisis de 8 estudios, demostró que los sujetos de más edad podían reducir el riesgo de caídas en un 19% si tomaban vitamina D. Los investigadores también hallaron que la dosis regular de vitamina D podía impulsar el fortalecimiento de los músculos en atletas competitivos. Los expertos creen que la vitamina D puede ser incluso más beneficiosa cuando se combina con vitamina K, que también es soluble en grasa.

Su importancia para unos huesos fuertes

La vitamina D es extremadamente importante para fortalecer y desarrollar los huesos. El riesgo de fracturas y osteoporosis decrece a medida que los niveles de vitamina D aumentan. Este nutriente también es soluble en grasa (como la A, la E y la K). Esto significa que el cuerpo necesita grasa para disolverla y absorberla en la sangre. Por eso es importante cuando tomas alimentos ricos en vitaminas solubles en grasa que también tomes alientos que sean fuentes de grasa (frutos secos, aguacates, aceite vegetal de alta calidad) o alimentos que la contengan (como el salmón, los lácteos, etc.). La vitamina D también favorece el sistema inmune y mejora la absorción de calcio. ¿Pero cuánta vitamina D se necesita para estar saludable? La recomendación es de 40-80 ng/ml. Tendrías que comprobar tus niveles de vitaminas de forma regular con tu médico (¡y no solo en invierno!). De esta forma puedes quedarte tranquilo y coger las deficiencias a tiempo.

Sal a tomar el sol

¿Cómo puedes asegurarte de estar tomando suficiente vitamina D? De hecho el cuerpo puede producirla él mimo. Con sólo 15 minutos estar al sol a mediodía, 3-4 veces por semana puedes abastecer al cuerpo con esta importante vitamina. En invierno lo puedes subir a 30 minutos. Muchos aficionados al running prefieren correr temprano por la mañana o tarde por la noche. Pero de esta forma, los rayos de sol son más débiles, sobre todo en otoño e invierno. Esto puede llevarte a una deficiencia aunque el runner pase mucho tiempo fuera.

La vitamina D se encuentra en los siguientes productos

También puedes conseguir vitamina D a través de algunos alimentos. Los alimentos ricos en vitamina D son principalmente de origen animal, como los pescados (salmón, atún, sardinas), huevos y lácteos (que también son buena fuente de calcio). Pero las setas (sobre todo los champiñones) también contienen vitamina D.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>