VEGETARIANISMO: CÓMO ASEGURAR UNA CORRECTA NUTRICIÓN

verduras.

En las últimas décadas cada vez sabemos de más personas que pasan de ser omnívoros a vegetarianos o incluso veganos. Esto se debe, en la mayoría de los casos, a una cuestión de ética moral. La sobreproducción de alimentos de los cuales se desconoce su procedencia invade cada vez más nuestros supermercados y los restaurantes de comida rápida.

El vegetarianismo ha existido desde siempre, pero la industria alimentaria está ocasionando que en los últimos tiempos se acentúe. Carnes, pescados, huevos y lácteos procedentes de animales estrictamente privados de libertad y medicados para aumentar más aún su sobreproducción ocasionan el rechazo de miles de personas hacia su consumo. ¿Quiere esto decir que todos los alimentos de origen vegetal carecen de estas características? No, la producción ordinaria de alimentos vegetales también es irrespetuosa hacia el planeta (utilización de fertilizantes y herbicidas en cantidades industriales).

Dejando a un lado lo que a moral se refiere, diferenciaremos entre ovolacteovegetarianos y veganos. Teniendo en cuenta que ambos grupos consumen con asiduidad frutas y verduras, el primer grupo, además, come huevos y leche; mientras que los veganos solo consumen alimentos de origen vegetal.

Es importante que ambos grupos potencien el consumo de alimentos reales, es decir, alimentos frescos, dejando de lado los alimentos preparados y procesados ya que existen cantidad de sustitutos de la carne en las estanterías de nuestros supermercados cuyos ingredientes se desconoce su procedencia (salchichas y hamburguesas vegetales, helados sin leche y un largo etcétera). Estos alimentos no dejan de ser alimentos preparados que no le vienen nada bien a nuestro organismo.

Además, es primordial que tanto vegetarianos como veganos tengan su alimentación muy organizada para así asegurar que todos los requerimientos de nuestro organismo están cubiertos. Para ello, es importante asegurar un correcto consumo de legumbres en cantidades necesarias para cada persona.

La presencia de un dietista-nutricionista que nos ayude a la organización de nuestra alimentación  es importante. En Metabolic-Balance tenemos en cuenta los gustos y aversiones por los alimentos de todos nuestros pacientes y mediante una analítica sanguínea se consigue una alimentación totalmente equilibrada, asegurando la energía y los requerimientos nutricionales de manera personalizada.

La clave está en escuchar a nuestro cuerpo.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>