¿Puede la alimentación eliminar las migrañas? Parte 2

MECANISMOS FISIOPATOLÓGICOS

La migraña surge debido a la hiperexcitabilidad neuronal causada por factores genéticos o ambientales. Las formas habituales de migraña son probablemente causadas por la herencia poligénica. Sin embargo, existe una forma muy rara de migraña llamada migraña hemipléjica familiar y se hereda como un rasgo autosómico dominante. En esta rara forma, las auras son a menudo del tipo motor y los genes mutados codifican los transportadores de iones.

La migraña común con aura es una expresión de una disfunción cortical occipital transitoria, que comienza con un trastorno visual o sensorial y se extiende paso a paso hasta que da lugar a una llamada depresión cortical.

 

IMPORTANCIA de factores exógenos

Algunos de los factores que predisponen y desencadenan migrañas son conocidos por el paciente. Éstas incluyen:

  • Enojo, estrés o situaciones de relajación repentina (“migraña de fin de semana”)
  • Factores hormonales
  • Factores dietéticos
  • Factores sensoriales, tales como luces intermitentes, decoración a rayas en una habitación, ruido, olores.
  • Factores climáticos

Sobrepeso

En el caso de personas con sobrepeso, el riesgo de desarrollar un dolor de cabeza crónico es tres veces mayor que el de una persona con un IMC normal.

 

La nutrición como factor clave

De acuerdo con la National Headache Foundation, ciertos alimentos pueden desencadenar migrañas. Algunos de los más comunes son: chocolate, alcohol (vino blanco), café, queso, carne, productos cárnicos, glutamato, aspartamo, etc. Algunas personas con intolerancia al gluten o la enfermedad celíaca (alergia al gluten) están sujetas a ataques de migraña después de comer trigo. Pero el alimento desencadenante de migraña es individualmente diferente para todos los enfermos.

Hay una fuerte sospecha de que las intolerancias alimentarias son un importante desencadenante de las migrañas y esto todavía se está investigando intensamente. Estos estudios, sin embargo, están produciendo actualmente resultados contradictorios – no proporcionan evidencia clara de un mecanismo único del efecto, ni permiten la identificación clara de alimentos específicos como activador para el inicio de un ataque de la jaqueca.
En 1984, Monro et al (1) plantearon la hipótesis de que la migraña es una alergia.
Alergias alimentarias causadas por la inmunoglobulina E (IgG) o por vasodilatación debido a una intolerancia a la histamina son factores altamente probables – pero no todos los pacientes con migraña sufren de una alergia a base de IgG. La medición de IgG por medio de alimentos específicos se ha utilizado desde 2005 como un nuevo marcador para identificar los alimentos que podrían desencadenar migrañas (2,3).

 

Sin embargo, es importante entender que no todos los alimentos con un alto IgG específico desencadenarán automáticamente ataques de migraña, porque hay diferencias individuales. Una prueba de IgG de alimentos puede identificar los alimentos de riesgo personal y apoyar una dieta de restricción, aunque este enfoque puede tener controversia. Esta realización convenció al Servicio Nacional de Salud (6) y a la Fundación Americana contra la Migraña (7) de recomendar pruebas de IgG sobre alergias alimentarias para ayudar potencialmente a las personas que sufren de migraña. Esto fue seguido por más estudios, que investigaron las relaciones entre los alimentos específicos como posibles desencadenantes de la migraña.

 

CONCLUSIÓN

Aunque está claro que la naturaleza y la historia de cada migraña debe considerarse como un caso individual, parecería que la nutrición y la obesidad tienen que ser abordados al analizar el origen y la gravedad de los ataques de migraña. La American Migraine Foundation (7), por ejemplo, recomienda el uso de pruebas de IgG en las alergias alimentarias para ayudar a los pacientes con migraña. Sin embargo, para obtener un conocimiento más detallado, la investigación en curso debe continuar. Durante el curso del programa Metabolic Balance®, hemos observado a menudo una reducción en la frecuencia e intensidad de los ataques de migraña de nuestros pacientes, debido a nuestra elección de alimentos y la consecuente pérdida de peso de los pacientes.

 

Bibliografía:

(1) Migraine is a food allergy disease. Monro J., Carini C., Bostroff J., Lancet 1984 Sep.29;2 (8405): 719-721
(2) A prospective Audit of food intolerance among migraine patients in primary care clinical practice. Trevor Rees,David Watson, Susan Lipscombe, Helen Speight, Peter Cousins, Geoffrey Hardman, Andrew Dowson. (2005), Headache, Vol 2 No.1 11-14
(3) Food allergy mediated by IgG antibodies associated with migraine in adults. Arroyave Hernandez CM,Echevarria, Pinto M, Hernandez Montiel HL. Rev Alerg Mex (2007); 54: 162–168
(5) IgG-based elimination diet in Migraine plus irritable bowel syndromeElif Ilgaz Aydinlar et al. Headache 2012
(6) http://www.nhs.uk/ipgmedia/national/migraine action/assets/migraineandfood.pdf
(7) http://themigrainechronicles.com/2012/01/09/to-test-or-not-to-test-diet-restrictions-based-on-igg-testing-for-migraine

¿Puede la alimentación eliminar las migrañas? Parte 1

En este y en el próximo número de nuestro boletín me gustaría arrojar algo de luz sobre la relación entre las migrañas y la nutrición. Este problema incluye los criterios de diagnóstico.

El estudio de los factores que desencadenan las migrañas es un problema importante para los médicos y sus pacientes. Aunque estos factores son complejos y difieren de un caso a otro, una mejor comprensión de los mismos puede mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes con migraña.

Las migrañas son ataques recurrentes de cefalea, que en algunos casos son precedidos por síntomas neurológicos transitorios en la fase llamada “aura”. Un dolor de cabeza es específico en su desarrollo y en sus síntomas. Dado que la determinación de una migraña era inicialmente muy poco fiable, los criterios se definieron por la International Headache Society (IHS) (Comité de clasificación de cefalea, a menudo conocido como International Headache Society 1988) y estos criterios permiten ahora el diagnóstico de la migraña.

Las formas clínicas de migraña reconocidas por la IHS son

– Migraña sin aura (M – A)

– Migraña con aura (M + A)

También existen otras formas de migraña (por ejemplo, migrañas oftalmoplegales o retinianas), pero se producen con mucha menos frecuencia.

 

Diagnóstico de migraña sin aura, de acuerdo con los criterios diagnósticos de IHS:

  1. Al menos cinco ataques que cumplan los criterios B-D
  2. Dolores de cabeza que (no tratados o tratados sin éxito) duran 4-72 horas
  3. Un dolor de cabeza tiene al menos dos de las siguientes características:
  4. Ubicado en un lado
    2. Carácter pulsante
    3. Intensidad moderada o intensa del dolor
    4. Agravarse a través de actividades físicas de rutina (por ejemplo, caminar o subir escaleras) – conduce a evitar estas actividades
  5. Durante un dolor de cabeza ocurrirá al menos uno de estos síntomas:
  6. Náuseas y / o vómitos
    2. Fotofobia y fonofobia
  7. No atribuido a una enfermedad diferente

 

Diagnóstico de una migraña sin aura, según criterios diagnósticos de IHS

A – Al menos dos ataques cumplen los criterios B y C:

B – Al menos tres de las siguientes cuatro características:

– Uno o más síntomas del aura son completamente reversibles e indican una disrupción cortical focal o un deterioro del tronco encefálico

– Un síntoma del aura se desarrolla gradualmente durante más de cinco minutos; En el caso de varios síntomas, sin embargo, se producen uno tras otro.

– Cada aparición de un aura no dura más de 60 minutos. Si ocurren varios síntomas, la duración se incrementa en consecuencia.

– Los dolores de cabeza siguen el inicio del aura en 60 minutos, pero a veces pueden ocurrir antes del aura o simultáneamente.

C – Se cumple al menos uno de los siguientes criterios:

– La historia clínica, los exámenes físicos y neurológicos no pueden detectar ningún trastorno orgánico.

– La historia clínica, los exámenes físicos y neurológicos sugieren un trastorno orgánico, pero esto ha sido descartado por neuroimagen y otros procedimientos de laboratorio.

– Existe un trastorno orgánico, pero la primera vez que ocurrieron los ataques de migraña, no ocurrieron al mismo tiempo que el trastorno.

 

En la próxima edición de nuestro boletín, lea sobre la relación entre migrañas y nutrición.

 

Bibliografía:

(1) Migraine is a food allergy disease. Monro J., Carini C., Bostroff J., Lancet 1984 Sep.29;2 (8405): 719-721
(2) A prospective Audit of food intolerance among migraine patients in primary care clinical practice. Trevor Rees,David Watson, Susan Lipscombe, Helen Speight, Peter Cousins, Geoffrey Hardman, Andrew Dowson. (2005), Headache, Vol 2 No.1 11-14
(3) Food allergy mediated by IgG antibodies associated with migraine in adults. Arroyave Hernandez CM,Echevarria, Pinto M, Hernandez Montiel HL. Rev Alerg Mex (2007); 54: 162–168
(5) IgG-based elimination diet in Migraine plus irritable bowel syndromeElif Ilgaz Aydinlar et al. Headache 2012
(6) http://www.nhs.uk/ipgmedia/national/migraine action/assets/migraineandfood.pdf
(7) http://themigrainechronicles.com/2012/01/09/to-test-or-not-to-test-diet-restrictions-based-on-igg-testing-for-migraine

Hablemos de la insulina

La hormona insulina es la llave capaz de abrir la puerta en las paredes celulares del cuerpo. La insulina regula la ingesta de carbohidratos, grasas y proteínas de nuestras células, que han sido absorbidos por los intestinos. La mayoría de las personas son conscientes de que sin insulina, los niveles de azúcar en la sangre podrían llegar a ser fatalmente altos. En un cuerpo sano, después de una comida, el páncreas libera insulina tan pronto como detecta glucosa en el torrente sanguíneo. La insulina entonces abre las puertas de la célula para la glucosa y el resto de nutrientes.

Sin insulina, las células morirían de hambre, aunque a sus puertas existan gran cantidad de nutrientes. Una vez que las células están llenas y las puertas están cerradas, la insulina convierte los nutrientes superfluos en depósitos de grasa y para que el azúcar en la sangre no sea demasiado alta, el cuerpo puede reaccionar de varias maneras:

  • En primer lugar, puede transformar el exceso de azúcar en glucógeno, pasando a almacenarse posteriormente. Sin embargo, el almacenamiento de glucógeno se encuentra limitado a 300 – 400 g.
  • La segunda opción, cuando los valores de azúcar en sangre superan el umbral renal (180 mg / 100 ml), es necesario liberar exceso de azúcar a través de los riñones.
  • La tercera opción es transformar el exceso de azúcar por medios metabólicos en triglicéridos o lípidos en la sangre. El colesterol también se forma cuando los niveles de azúcar en la sangre están elevados, y los niveles de insulina junto con ellos, son demasiado altos durante un largo período de tiempo.
  • La cuarta y última opción del organismo para hacer frente al exceso de azúcar es producir más y más insulina. En un intento desesperado de obligar al azúcar del torrente sanguíneo a entrar en las células, la producción de insulina puede aumentar de dos a cuatro veces la cantidad habitual.

Los niños comen más de lo que deben

Los niños con sobrepeso y diabetes tipo 2 están ocasionando un gran problema para los sistemas sanitarios. Es fundamental cambiar el comportamiento alimentario de estos pequeños, para evitar que los niños con sobrepeso de hoy se conviertan en los adultos obesos de mañana. Nuestro cuerpo tiene más de 6 mil millones de células de grasa. Cuando niños y niñas menores de 4 años comen en exceso, el número de células de grasa aumenta. Los médicos llaman a este fenómeno hiperplasia. Un niño con sobrepeso que crece hasta ser un adulto obeso se enfrentan a extremas dificultades para perder peso, mucho más que un niño normal, ya que tiene mayor número de células grasa. Las células grasas disminuyen de tamaño cuando se pierde peso, pero, lamentablemente, el número de células sigue siendo el mismo.

En Metabolic Balance nos aseguramos que cada organismo reciba los nutrientes necesarios para su óptimo funcionamiento. Para ello nos apoyamos en la historia clínica y en la analítica sanguínea de cada paciente.

¿En qué ha cambiado nuestra alimentación?

El cambio de la alimentación

El cambio de hábitos de vida se traduce en algunas ocasiones en el aumento del consumo de comida rápida y alimentos preparados. No es fácil ignorar todo tipo de sustancias que estimulan nuestras glándulas solo con pensarlas. Por eso, las empresas llaman nuestra atención añadiendo la palabra “dietético” o “light” a la etiqueta de sus alimentos. Hace un tiempo, saciábamos nuestra sed con agua, mientras que a día de hoy, bebidas azucaradas, refrescos, zumos o cervezas no faltan en ninguna casa.
El número de personas con sobrepeso y obesidad se encuentra en su máximo histórico, especialmente en aquellas personas que tratan de evitar los alimentos sin grasa. Es raro que no asistamos a un evento o fiesta en el que, al menos, no haya una persona que se siente “con demasiado peso”.

Muchos de nosotros somos conscientes de que algo ha ido mal con nuestra alimentación en los últimos tiempos. Mientras la comida preparada defina nuestros menús y el servicio de “take away” dicte nuestras comidas, seguiremos recordando nuestro sentimiento de culpabilidad. Estamos atrapados.

Los azúcares simples como los presentes en la miel, las galletas y las gominolas obstaculizan la pérdida de grasa del organismo. De hecho, estimulan la acumulación y depósito de las mismas.

 

Los alimentos se han convertido en productos para el bienestar

El gerente de una empresa alimentaria hace poco lo resumió muy bien: “nuestros productos no están destinados a satisfacer el hambre. Tienen el propósito de estimular el apetito.” Y la publicidad se encarga de ayudar al consumidor a sentirse bien después de consumir el producto. Podríamos decir que no existe ningún alimento preparado que no contenga potenciadores del sabor. Nos encanta el sabor dulce-salado, hemos crecido con él. De alguna manera, todo parece tener el mismo sabor. Es posible reconocer cuándo los ingredientes son de una calidad inferior conseguida por la magnífica industria alimentaria, pero aun así nos gusta. Actualmente se utiliza el diseño para todo, incluso para los alimentos. En consecuencia, las empresas comprometidas con ingredientes naturales y productos libres de aditivos, están experimentando una caída de los ingresos. La “patada” proporcionada por muchos aditivos es legal. Los estudios muestran que ciertas combinaciones de estos aditivos tienen un efecto similar a la serotonina (la hormona de la felicidad) en el cerebro. En este sentido la sensación de hambre es muy similar a la adicción física.

 

La publicidad define el sabor

De una forma u otra, estamos perdiendo nuestro sentido natural del sabor, y esto se aplica especialmente a los niños. Bajo la influencia de la publicidad, los niños desarrollan muy pronto un gusto por ciertos alimentos, por lo general poco saludables, alimentos artificiales. Esta publicidad alimentaria implican que el consumo de los productos promocionados contribuye a nuestro bienestar – estamos constantemente receptivos para consumir ciertos alimentos. Cuando, por ejemplo, se promueve el consumo de una barrita de cereales, que en principio podría ser “sana”, supuestamente nos proporciona la ración diaria de frutas, que nos lo digan de esta forma suena bastante inofensivo, ¿verdad?  Nos quieren hacer creer que estamos comiendo algo sano. Las cantidades poco saludables de grasa y azúcar sólo se mencionan en la letra pequeña, que la mayoría de los consumidores no se molestan en leer ya que confiamos en que sea un producto sano. Así, compramos incluso mayores cantidades de este  “perfecto” snack para comer entre comidas. Un estudio reciente presentado en televisión ha concluido que los snacks, bollerías y dulces representan el 25% de todos los alimentos anunciados por este medio. Por lo tanto, estos alimentos de moda no satisfacen nuestra hambre, pero sí que abren el apetito haciendo que no podamos dejar ni un solo trozo. Se trata de bombas de hidratos de carbono que podrían venirle bien a deportistas de resistencia, en todo caso, pero no al resto de la población que lo consumimos, que, además, llevamos una vida cada vez más sedentaria. Ricos en carbohidratos y bajo en grasa, la combinación perfecta de la industria alimentaria, pregonado por las campañas publicitarias de EE.UU.

Galletas de avena sin azúcar añadido

galletas de avenaCerrar sesión

Ingredientes

  1. 150g copos de avena
  2. plátanos maduros
  3. huevo
  4. 50g harina de avena
  5. 1 pizca sal
  6. 5 cucharilla levadura química
  7. orejones de albaricoques
  8. 2 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 180 grados.
  2. En un recipiente hacer puré con los 3 plátanos. Agregar el huevo y mezclar.
  3. Luego agregar los copos de avena, la harina de avena, la pizca de sal, la levadura química, el aceite así como los orejones de albaricoques cortados en trozos pequeños.
  4. Hornear 15 a 20 minutos a 180 grados. Se pueden conservar muy bien en tarritos herméticos.

¡¡A disfrutar!!

 PARA VER MÁS RECETAS PINCHE AQUÍ

Las dos premisas de Metabolic Balance

Las 2 premisas de Metabolic Balance:

  1. Todo ser humano es capaz de crear las hormonas y enzimas necesarias para un metabolismo equilibrado. Todos los libros de introducción a la bioquímica tienen un capítulo dedicado a las rutas metabólicas seguidas por el cuerpo para sintetizar hormonas como adrenalina, insulina, hormonas sexuales y muchas otras. Esto requiere de una aportación adecuada de nutrientes por medio de la correcta alimentación. He aquí la base de Metabolic Balance. Sobre la historia clínica y los parámetros sanguíneos de cada paciente determinamos qué sustancias son carentes o excedentes para producir las diferentes enzimas y hormonas necesarias para las funciones corporales.
  1. Toda persona que tenga un metabolismo equilibrado es capaz de seleccionar los nutrientes que el cuerpo requiere a través de sus señales internas (apetito o aversión). El problema es que consumimos todo tipo de productos preparados y precocinados que no contienen las sustancias que nuestro cuerpo necesita. Cojamos, por ejemplo, un yogur de fresa: las fresas contienen hierro, manganeso y cobre. Pero un yogur de fresa de los que encontramos en los supermercados contiene de todo menos fresa. Además, le añaden aroma y sabor de fresa artificial. Así, estamos defraudando a nuestro propio organismo, ya que este prefiere los alimentos que contienen las sustancias que él necesita. El cerebro ha hecho su trabajo a la perfección, ha reorganizado y seleccionado los alimentos apropiados – hay imágenes de fresas en la etiqueta e incluso el producto huele y sabe a fresas. Pero el intestino no puede hacer nada con todos los productos industriales. Las sustancias que el organismo esperaba no están presentes. A pesar de haber escuchado al instinto corporal, muchas personas eligen los alimentos que seleccionados por sus estímulos externos  como anuncios de televisión o estrategias de marketing. O, cuando pasan por delante de una pastelería y respiran el olor a pan y dulces recién horneados, sienten la obligación de entrar incluso cuando no tienen hambre.

Tu plan nutricional personalizado Metabolic Balance te aportará la porción necesaria de los diferentes alimentos para proporcionar a tu organismo los nutrientes necesarios para mantener las funciones corporales en equilibrio. En consecuencia, las señales internas del cuerpo se aseguran que las diferentes enzimas y hormonas pueden ser producidas, estableciendo al metabolismo en su modo saludable.  La selección de los diferentes alimentos en Metabolic Balance no es una cuestión del contenido calórico, sino de sus componentes esenciales como vitaminas, minerales y elementos traza. La relación entre carbohidratos, grasas y proteínas y su influencia en el sistema endocrino es también de máxima importancia.

 

MB COOKING: Filetes de gallineta en costra de sésamo

GALLINETA

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • Gallineta en filetes (o cabracho)
  • Limón
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina de centeno integral
  • Huevo
  • sésamo blanco
  • sésamo negro
  • Aceite de oliva
  • calabacines
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • ½ cucharadita de azúcar
  • mantequilla
  • 1 ramillete de albahaca

 

PREPARACIÓN

En primer lugar, lavamos los filetes de pescado y los cortamos piezas más pequeñas.

Los ponemos en un recipiente, los salpimentamos y los regamos con el zumo de ½ limón.

Pasamos los trozos de pescado por la harina, por el huevo y por el sésamo y los freímos en una sartén con aceite durante 4 minutos por ambos lados. Los escurrimos y los reservamos.

Por otro lado, limpiamos los calabacines y los cortamos en rodajas finas. En una sartén con aceite, los rehogamos, los salpimentamos y, cuando estén listos, los reservamos.

 

Para la salsa: 

Damos un hervor al zumo de ½ limón junto con 2 cucharadas de vinagre balsámico, 1 cucharadita de sal y media de azúcar.

Incorporamos la mantequilla, batimos y mezclamos con la albahaca.

FileteGallinetaCabrachoCostraSesamo

Servimos los filetes de pescado con los calabacines y la salsa de mantequilla aparte.

 

La combinación ideal

¿Alguna vez te habías parado a pensar por qué nuestras abuelas cocinan las legumbres con arroz? Se debe a que en cuestión de alimentos también existen “las medias naranjas” o las combinaciones perfectas.

Hoy os traemos un interesante post sobre la “pareja ideal” alimentaria.

Queso batido y semillas de lino

Esta combinación, es el constituyente principal de la famosa dieta de la Dra. Johanna Budwig, se considera particularmente eficaz en la lucha contra el cáncer.

El aceite de lino, es un aceite vegetal con una proporción casi del 60% de omega-3; mientras el queso batido (o tipo quark) destaca por su alto contenido en aminoácidos azufrados; lo que hace que sean los socios perfectos. Aceite de linaza, el aceite vegetal con una proporción casi el 60-percen plazo de ácido graso omega-3, y Quark con su alto contenido de aminoácidos que contienen azufre son socios perfectos.

Además, en combinación con la clara de huevo, el ácido esencial alfa-linolénico presente en el aceite de lino, la protege de la oxidación y facilita la digestibilidad y tolerancia.

Bayas y productos lácteos

Los ácidos presentes en las bayas de fruta favorecen la absorción del calcio presente en los productos lácteos como el yogurt, la leche, el queso o la mantequilla.

Tomate y aceite vegetal de alta calidad

El licopeno, es un caroteno rojo presente en los tomates que actúa contra la calcificación vascular. Al combinarlo con un aceite vegetal de alta calidad como los aceites de oliva, de cáñamo o de colza, el licopeno se disuelve con mayor facilidad, siendo esta la combinación perfecta para proteger nuestro corazón.

Pescados de agua salada y pimiento amarillo

Los pescados tienen son una buena fuente de zinc. Gracias al contenido en vitamina C del pimiento amarillo, el zinc se absorbe más fácilmente, fortaleciendo así nuestro sistema inmune.

Jengibre y ajo

La combinación de estos dos alimentos hace que su capacidad antioxidante se aumente en un 50% más que cuando actúan por separado. Además, al consumirlo juntos, el ajo toma un sabor mucho más agradable. El jengibre y el ajo.

Patata y huevo

El valor biológico de un alimento es la capacidad con la que nuestro organismo lo puede asimilar. La proteína con mayor valor biológico es la del huevo, que obtiene un resultado del 100%.

Sin embargo, al combinar huevos con patatas, este valor puede aumentar hasta un 137%. Lo que proporciona la forma más sencilla de conseguir una comida con un alto valor biológico.

¡Viva la tortilla de patata!

Legumbres y cereales

Debido al alto contenido proteico de las legumbres, estas toman un carácter ácido. Así, si combinación con alimentos como la patata, el arroz o las verduras consigue una ideal combinación ácido-base.

Cúrcuma y pimienta negra

La curcumina es el colorante natural presente en la cúrcuma. Su biodisponibilidad aumenta exponencialmente cuando ésta se combina con pimienta negra.

MB COOKING: Sopa de Setas Ostra y Calabacín

girgolas two fresh zucchini isolated

Esta receta es indicada especialmente a todas aquellas personas que tienen por costumbre “comer de caliente” o “de cuchara”. Esperamos que esta deliciosa y rápida receta les guste.

Ingredientes

  • Repollo
  • Setas ostras
  • Calabacin
  • Caldo de verduras
  • Sal y Pimenton en polvo
  • Opcional hojas Albahaca o Berros finamente picados

 Preparación

Picar las setas finamente y todas las verduras también en trocitos no demasiado pequeños.

Poner el caldo en una cacerola grande al fuego. Agregar el repollo, las setas, el calabacín y llevar a ebullición durante 10 minutos. Condimentar con sal y pimentón al gusto.

Servir con la albahaca o berros frescos finamente picados.

 

 Consejo: Guardar el agua de cocción de verduras que hayáis hecho unos días antes. De este modo ya tendréis el caldo de verdura para esta y otras muchas recetas.
 PARA VER MÁS RECETAS PINCHE AQUÍ

Mitos en alimentación

Si bien tenemos claro que la nutrición es una ciencia en continuo desarrollo y actualización, en los últimos tiempos podemos comprobar que la afirmación que alguien puede hacernos, cualquier otra persona nos la puede desmentir, incluso dos especialistas en la materia pueden diferir en relación a un mismo tema.

Así, desde Metabolic Balance os queremos aclarar varios mitos que circulan y no tienen nada de cierto.

  • Los alimentos light adelgazan

Un alimento light es aquel que contiene, al menos, un 30% menos de kcal que el mismo alimento en su versión original. No por esto quiere decir que dicho alimento nos ayude en la pérdida de peso. Es más, algunas industrias se benefician de dicha características para eliminar grasas a estos alimentos y poder así aumentar la cantidad de azúcares de los mismos, puesto que la grasa es el nutriente que más aporte calórico le proporciona.

  • Los alimentos 0% o desnatados adelgazan

Como ya hemos comentado en publicaciones anteriores, el 0% de un alimento significa que no contiene grasa, no eximiéndolo de su contenido en azúcares. ¿Por qué está tan dulce un yogurt 0%? ¡Porque contiene mucho azúcar/edulcorante! y son estos los que verdaderamente perjudican nuestra salud. Desde Metabolic Balance os recomendamos el consumo de productos lácteos siempre enteros, naturales y sin edulcorar. Endúlzalo tú en casa añadiéndole la fruta.

  • El pan engorda

El pan es un alimento rico en hidratos de carbono, igual que las frutas y verduras. La diferencia entre ambos alimentos es la procedencia de esos carbohidratos. Los hidratos de carbono del pan son absorbidos con mucha más facilidad que los de las frutas o verduras. Por ello debemos centrarnos siempre en la carga glucémica de los alimentos, que es la responsable de medir esta rapidez con la que el alimento llega al torrente sanguíneo. En Metabolic Balance siempre recomendamos el consumo de pan de centeno integral, debido a su baja carga glucémica.

  • Los productos integrales contienen menos calorías

Los cereales integrales son aquellos que aún conservan la cáscara que los cubre. Estos contienen las mismas calorías que los mismos alimentos en su versión no integral. Lo que sí los diferencia es el contenido en fibra, teniendo los integrales más cantidad de esta, mejorando el tránsito intestinal y produciendo más saciedad.

  • No cenar adelgaza

Cada vez hay más estudios que demuestran que saltarse comidas no beneficia la pérdida de peso. Son muchas las personas que deciden no comer nada a la hora de cenar, pero esto es un mal hábito. Durante las horas de sueño es cuando se produce la mayor quema de grasa de todo el día.

 

En Metabolic Balance elaboramos planes de alimentación médico-nutricionales en los que cada persona tiene los alimentos que mejor metaboliza en función a una analítica sanguínea y la historia clínica de cada paciente. Además, también tenemos en cuenta los gustos y aversiones por los diferentes alimentos. De este modo, cada paciente consigue una dieta equilibrada con todas sus necesidades nutricionales cubiertas.