Alimentos tradicionales VS Diversidad cultural

Según un grupo de investigadores de EE.UU., una revisión a los hábitos alimentarios tradicionales ha indicado que la capacidad de seleccionar una dieta equilibrada es innata. Sin ningún conocimiento explícito presente, el ser humano ha combinado varios alimentos a diferentes aminoácidos esenciales para potenciar su valor nutricional, como en el caso de las legumbres y el arroz. Los científicos descubrieron que el cuerpo dirige la ingesta de alimento, y controla lo que necesita -al menos en el plano de la admisión de proteínas y sus aminoácidos más importantes. Impulsado por este sistema, los rituales religiosos y las corrientes de moda emergieron desarrollando posteriormente las tradiciones y costumbres.

Estas costumbres también tenían sentido desde el punto de vista fisiológico: alimentos de temporada. Así, en los años 30 la dieta principal en EEUU se basaba en el consumo de alimentos regionales y de temporada. Se tenían presente las fiestas y celebraciones, pero no dejaban de lado el sacrificio. Es por esto que las enfermedades ocasionadas por el estilo de vida eran desconocidas para las poblaciones de la época.

Los tiempos han cambiado

Desde hace tres generaciones, creemos que la abundancia significa mera cantidad y esto es lo que está desestabilizando gradualmente nuestro metabolismo. Tenemos disponibilidad de todos los alimentos en cualquier momento a bajo precio y en grandes cantidades – creando así la ilusión de la opulencia. Disponemos de fresas y cerezas en invierno. El estilo de vida y la cocina actual tiende a que usemos alimentos exóticos cada vez con más frecuencia, siendo la cocina tradicional la que debe llegar a niveles gourmet con el fin de estar actualizada y competir contra los alimentos de diseño. Sin embargo la cocina diaria de todos los días debe ser rápida y adaptada a nuestro ritmo de trabajo. Sin tiempo para descansar, la alimentación pasa a ser una obligación y es ahí cuando nos decantamos por alimentos rápidos de preparar para terminar cuanto antes. ¿Qué opción es mejor que comprar un perrito caliente en la tienda de enfrente, un donut del autoservicio de la esquina, pedir al chino de abajo o que nos traigan unas pizzas?

En Metabolic Balance recomendamos a todos nuestros pacientes una alimentación equilibrada en la que se consuman alimentos frescos y naturales 100%. Cada paciente tendrá su lista con los alimentos que mejor metaboliza, pudiéndose introducir posteriormente el resto de los alimentos.

La hormona que acelera el envejecimiento

¿Te has preguntado alguna vez por qué algunas personas, a pesar de tener la misma edad, parecen más mayores que otras?

Existen muchos factores que intervienen en el envejecimiento, entre ellos, el aire que respiramos, las horas diarias de sol, la contaminación, el tabaco, la ingesta o no de medicamentos y, por supuesto, la alimentación.

Parámetros elevados de insulina aumentan la creación de triglicéridos (grasas formadas por tres ácidos grasos ligados a la glicerina) y bloquean su descomposición. La insulina alta  también aumenta la tendencia hacia la coagulación de la sangre mediante la reducción de la fibrinólisis, lo que significa que la disolución de la proteína de coagulación de la sangre (fibrina) se vuelve menos importante. Hace que el colesterol LDL (malo)  aumente en el hígado, así como las hormonas del estrés en las glándulas suprarrenales. Es en esta glándula donde también se suprime la DHEA, hormona cuya función es alargar la vida a través de los efectos de la inmunoactivación y reducción del colesterol. Además, la DHEA reduce la grasa y se ocupa de sintetizar la masa muscular, es llamada la “madre de todas las hormonas sexuales”, ya que es el componente básico de ambos, el estrógeno y la testosterona. Pero eso no es todo: una gran cantidad de insulina también disminuirá el nivel de la hormona de crecimiento HGH, conocida como la hormona de la juventud.

Por otra parte, el cerebro no puede almacenar su propio glucógeno. Así, depende de la recepción de glucosa a través del torrente sanguíneo. La descomposición de la glucosa en el cerebro se produce sin insulina.

Un elevado nivel de insulina en sangre podría producirnos incluso problemas de sueño, ya que afecta a la hormona melatonina, responsable de nuestro descanso nocturno. Las hormonas DHEA, HGH y melatonina son las hormonas anti-envejecimiento más importantes. Cuando no se siguen unos patrones de alimentación saludable, el equilibrio de estas hormonas puede salir de su normalidad, algo que podría, en ciertas circunstancias, ser parcialmente responsable de la creencia errónea por parte de aquellas personas que deciden tener sus cuerpos corregidos quirúrgicamente. La eliminación de arrugas y la liposucción parecen ser mucho más fácil que asumir la responsabilidad por sí mismo y cambiar el estilo de vida. La publicidad hace mella en la sociedad al presentar operaciones de cirugía plástica, hasta en la televisión, como si fueran tan inofensivas como una visita a la peluquería.

Terribles consecuencias

Las consecuencias de comer en exceso han sido científicamente dilucidadas hasta el último detalle. Claramente, no tiene sentido postergar, negar los hechos o ignorarlos por conveniencia. Además, el cuerpo recurre a ayudarse a sí mismo cuando las cosas se ponen demasiado dulces para su sabor. Siempre que hay un excedente constante de azúcar en el torrente sanguíneo, ya sea debido a comer en exceso o a la calidad de los alimentos, el cuerpo protege las paredes de las células. Las células se vuelven insensibles a la insulina, creando “resistencia a la insulina”. Cuando esta condición se presenta, el cuerpo utiliza varias veces más insulina con el fin de mantener el nivel de azúcar constante. Su función designada, sin embargo, para abrir las células para la ingesta de azúcar, se desgasta gradualmente y sigue siendo perturbada. El nivel de insulina permanece permanentemente alto (hiperinsulinemia) si las células dejan de procesar el azúcar al mismo tiempo que ocurre esta alteración. Al igual que para un coche en un atasco de tráfico, el exceso de insulina circula en el torrente sanguíneo de la cabeza a los pies. Incluso los pacientes que solo tienen un 10 ó 20% de sobrepeso presentan altas cantidades de insulina en sangre.

En Metabolic Balance primamos la salud del paciente utilizando la máxima tecnología de vanguardia en laboratorio para el estudio de cada persona de forma individualizada. Este factor es crucial a la hora de realizar un plan de alimentación. Cada organismo es diferente y necesita unas recomendaciones nutricionales específicas, experimentando así una regulación hormonal completa.

Desde el primer momento que el paciente visita nuestras consultas, el asesoramiento y acompañamiento de nuestros especialistas está asegurado a lo largo de todo el tratamiento.

La pirámide alimenticia

pirámide MBLa pirámide de los alimentos surgió con el fin de indicar cuáles deberían ser los alimentos más y menos frecuentes en nuestra alimentación.

Con el paso del tiempo, las facilidades de vida han cambiado. Tenemos trabajos mucho más sedentarios, intentamos no perder tiempo en cocinar para dedicarlo a otras actividades y los alimentos procesados priman en todas las casas. Sin embargo, pocos cambios han ido sufriendo las pirámides oficiales.

Con la evolución, nuestros genes se han adaptado a otras necesidades nutricionales diferentes a las que necesitaban los cazadores y recolectores. En la línea de tiempo del desarrollo humano, un período de 100 años es como un parpadeo. Por lo tanto, es difícil conseguir una total adaptación fisiológica cuando las condiciones cambian con tanta frecuencia. Además, también se ha observado un gran cambio en la dieta y en la realización de actividad física desde la evolución industrial.

A todos estos cambios se debe que nuestro metabolismo a diario reciba una dieta compuesta de 80% de proteínas y grasas animales, y una porción mucho más baja de carbohidratos. Nuestros antepasados obtenían la proteína y la grasa principalmente de pescado, carne y médula ósea de animales que ellos mismos habían matado. Encontraron carbohidratos en las raíces y frutas.

El nombre la pirámide LOGI no deriva de que LOGIcamente encaja con una dieta adaptada a nuestros genes, si no a un índice glucémico bajo (del inglés Low Glicemic Index), refiriéndose a alimentos con bajo índice glucémico, es decir, alimentos con bajas cantidades de azúcar, que mantienen bajo los niveles de insulina.

En esta pirámide, las porciones más grandes se pueden encontrar en el nivel más bajo de la pirámide: frutas y verduras sin almidón, preparadas con aceites saludables.
El siguiente nivel se compone de carnes magras, pescado, productos lácteos y soja, huevos, nueces, legumbres y guisantes. A esto le siguen los producto integrales, pasta  y arroz, que constituyen las porciones más pequeñas, los granos procesados ​​(harina de trigo), patatas y dulces. De esta manera, se consigue un 45% de carbohidratos, 20% de proteínas y 35% de grasas.

En Metabolic Balance elaboramos planes de alimentación médico-nutricionales siempre basados en la historia clínica de cada paciente y en una analítica sanguínea específica. Además, tenemos en cuenta los gustos y aversiones por los diferentes alimentos. Con este plan personalizado, conseguimos una regulación hormonal completa mejorando alteraciones como el sobrepeso, la obesidad, hipercolesterolemia, patologías de la piel, ovarios poliquísticos, trastornos del tiroides o enfermedades inflamatorias intestinales.

¿Te acuerdas de alimentar a las bacterias de tu intestino?

“La salud de tu organismo depende de tus microbios. Para ayudar a evitar el estreñimiento, el síndrome de intestino irritable y los cambios de humor, necesitamos nutrirlos con sus alimentos favoritos”, según la terapeuta nutricional Petronella Ravenshear.

Tal vez pueda sonar a ciencia ficción la idea de que cualquier alteración en nuestro intestino puede afectar a nuestro estado de ánimo. Y no solo al estado de ánimo, también al peso, al comportamiento, nuestras opciones de alimentos e incluso el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, cáncer de mama o diabetes.

También se está observando la conexión entre la falta de organismos beneficiosos  y condiciones tales como el síndrome del intestino irritable, intestino permeable y alergias. Algunas investigaciones creen que las tasas crecientes de enfermedades autoinmunes pueden deberse en parte a una interrupción de la relación entre nuestros cuerpos y nuestros “viejos amigos” (un término acuñado por el profesor Graham Rook en UCL), los microbios con los que co-evolucionamos.

Las mitocondrias, encargadas de producir energía en nuestro organismo, se parecen a las bacterias y tienen su propio ADN. Los científicos teorizan que hace millones de años establecimos un pacto con estas bacterias; Los mantendríamos calientes y bien alimentados y a cambio ellos nos proveerían de energía. Y parece que hemos hecho un pacto similar con los microbios en nuestro intestino; Si les damos los tipos de fibra y los alimentos vegetales que les gustan, a su vez nos ayudan a digerir nuestros alimentos, a hacer vitaminas para nosotros, a suministrarnos energía, a mantenernos “regulares”, a entrenar nuestro sistema inmunológico, a reducir la inflamación, a mantener el revestimiento de nuestro intestino en buen estado e incluso pueden protegernos de la ansiedad y la depresión.

 

¿INTESTINO PERMEABLE? ¿ESTREÑIMIENTO? MICROBIOS AL RESCATE!

El consejo para obtener nuestro forraje y consumir vegetales es justo y exactamente lo que se necesita para alimentar a nuestros microorganismos beneficiosos. Se está empezando a creer que somos tan sanos como nuestra microbiota lo sea. Lo que es bueno para ella, es bueno para nosotros. No necesitamos fibra para ir más veces al baño, la necesitamos sobre todo para nuestras bacterias. Estas asombrosas criaturas ayudan con la acción peristáltica del intestino y agregan volumen a las heces (lo que hace más fácil ir al baño).

 

¡Pero ahí no termina todo! Otra función realmente útil llevada a cabo por estos seres diminutos es  hacer el revestimiento del intestino más resistente y menos permeable. Una sola capa de células, sólo una capa de células gruesas es todo lo que separa el intestino del resto del cuerpo. Cuando las llamadas “juntas estrechas” entre estas células se abren (como a veces se puede hacer cuando estamos estresados ​​o con el consumo excesivo de gluten) esto puede conducir a un intestino con fugas en el que todo tipo de proteínas y patógenos escapan al torrente sanguíneo. Como resultado, el sistema inmunológico se activa, pudiendo conducir a la aparición de alergias e incluso enfermedades autoinmunes. Además, un sistema inmunológico continuamente activado debilita nuestra energía.

 

¿Cómo aumentar su salud intestinal?

Diferentes investigaciones nos está mostrando que la buena salud se equipara no sólo con un gran número de microbios sino también con muchas especies diferentes de estos. La falta de fibra y la falta de variedad de alimentos, especialmente los alimentos vegetales, hace que tengamos menos cantidad y especies de microbios. Cada especie tiene sus tipos de fibra favorita, por lo que sería muy beneficiario comer mucha variedad de verduras y frutas. Podemos hacer una lista de las que más consumimos, e ir ampliándola.

El consumo de alimentos como las patatas ha sido rechazado en dietas de pérdida de peso, pero las últimas investigaciones muestran que debemos volver a meterlas en nuestra alimentación. Cuando cocinamos las patatas y las dejamos enfriar durante unas horas antes de comer, se producen cambios en la estructura de los carbohidratos y las formas de almidón más resistentes. El almidón resistente es uno de los tipos preferidos de fibra de los microorganismos. Otros alimentos favoritos incluyen alcachofas, ajo, cebollas y raíz de achicoria.

 

Cómo alimentar a nuestro microorganismo

  1. Coma alimentos fermentados – como yogur, chucrut, queso crudo, kefir, miso y vinagre de sidra de manzana – Si sufres de hinchazón o dolor, comience muy lentamente ya que los alimentos como el chucrut pueden inicialmente empeorar la hinchazón.
  2. Ampliar la variedad de verduras, hierbas y alimentos vegetales – cada microbio tiene su tipo favorito de fibra vegetal.
  3. Incluya café orgánico, té verde, chocolate negro, aceite de oliva virgen extra y bayas diarias – los polifenoles (antioxidantes vegetales) son muy buenos para los microorganismos.
  4. Tratar con el estrés – el yoga y la meditación son grandes aliviadores del estrés.

 

Fuente:

https://www.getthegloss.com/article/are-you-feeding-your-gut-microbes?utm_source=Get+the+Gloss+weekly&utm_campaign=b95576eb14-Wednesday+22nd+March+2017&utm_medium=email&utm_term=0_e28c38ed98-b95576eb14-87560025

La diabetes podría ser una señal de advertencia del cáncer de páncreas

Se trata de un estudio realizado con una gran base de datos de prescripción para investigar el vínculo entre la diabetes y el cáncer de páncreas, mirando el momento de la primera prescripción de diabetes y el cambio en los medicamentos prescritos.

Entre las personas con diabetes tipo 2, el diagnóstico de cáncer de páncreas se relacionó con el inicio reciente de la diabetes o el deterioro rápido de la diabetes. Esto sugiere que ambos podrían ser signos de advertencia potencial de cáncer de páncreas oculto e indicar la necesidad de más investigaciones.

Aunque la diabetes se ha relacionado previamente con el cáncer de páncreas, la naturaleza de la relación de causa y efecto aún no está clara. Podría ser que la diabetes aumenta el riesgo de cáncer, o podría ser que el inicio reciente o el deterioro de la diabetes es un síntoma del cáncer.

También se había pensado anteriormente que las terapias de incretina podrían promover el cáncer de páncreas. Sin embargo, podría ser que las terapias de incretina y las terapias con insulina a menudo se prescriben antes en pacientes que tienen cáncer de páncreas no diagnosticado.

Como los autores aclaran, es probable que el cáncer de páncreas cause el deterioro de la diabetes.

Una limitación de este estudio es que se llevó a cabo en dos áreas específicas en Europa. Las variaciones sociodemográficas en la diabetes o la prevalencia del cáncer, la atención médica o los factores de riesgo pueden significar que los resultados no son totalmente aplicables al Reino Unido.

Los hallazgos también se basan en una base de datos de prescripciones, por lo que sólo debe buscar datos en bruto sobre los resultados. Los investigadores no han profundizado aún más en la naturaleza de la diabetes individual y los diagnósticos de cáncer, las investigaciones y el tratamiento.

Estos son los primeros hallazgos presentados en la conferencia: No se dispone de un estudio completo y publicado, por lo que no es posible analizar los métodos y las posibles implicaciones.

No es posible decir si los hallazgos podrían conducir a una investigación más profunda de las personas con diabetes recientemente diagnosticada o progresando rápidamente, o si esto podría hacer que el diagnóstico anterior de cáncer de páncreas y mejorar la supervivencia sean posibles.

Análisis de Bazian. Editado por NHS Choices. Sigue las opciones de NHS en Twitter. Únete al foro de Evidencia Saludable.

Fuente:

http://www.nhs.uk/news/2017/01January/Pages/diabetes-diagnosis-warning-sign-for-pancreatic-cancer.aspx

Idea desayuno: Bizcocho de plátano y coco

bizcocho-de-platano-y-cocoIngredientes

– Plátano maduro
– Coco rallado
– Harina de centeno integral
– Bicarbonato o levadura fresca (en sustitución de levadura química)
– Aceite de oliva
– Extracto de vainilla
– Canela

Elaboración

Para empezar, precalentar el horno a 180º. A continuación, mezclar en un bol la harina de centeno, la levadura fresca y la canela.
En un bol diferente, mezclamos el plátano machacado con un poquito de agua, el extracto de vainilla y el aceite de oliva. Lo mejor es ayudarnos de una batidora con varillas para conseguir una mezcla homogénea. Y lo incluimos al primer bol que dejamos apartado con la harina, la levadura y la canela. Elegir un molde para verter la mezcla, mejor poner papel vegetal en la basa para evitar que se nos pegue a la hora de desmoldarlo. Llevar al horno y hornear durante aproximadamente 40-45 minutos. Dejar enfriar y ¡ya está listo para comer!

Acompañar del resto de ingredientes del desayuno.

Relación entre Diabetes Mellitus y Parkinson

Os dejamos este resumen de un artículo que relaciona dos enfermedades cada vez más emergentes: la Diabetes Mellitus y el Parkinson.

The relationship between diabetes mellitus and Parkinson’s disease.

NeuroCommunication Research Laboratories, Danbury, CT.

Abstract

Se ha informado de que entre el 50% y el 80% de los pacientes con enfermedad de Parkinson tienen una tolerancia anormal a la glucosa que puede ser exacerbada por la terapia con levodopa. Poco se sabe sobre el impacto de la hiperglucemia crónica sobre la gravedad de las manifestaciones motrices y el curso de la enfermedad, así como su impacto sobre la eficacia de levodopa u otros fármacos dopaminérgicos. Esta cuestión, que ha sido ampliamente ignorada, es de relevancia clínica ya que los estudios en animales indican que la hiperglucemia crónica disminuye la transmisión dopaminérgica del estriado y aumenta la sensibilidad de los receptores de dopamina postsináptica. Además, la evidencia de estudios experimentales en animales indica que las ratas diabéticas son resistentes a los efectos locomotores y conductuales del agonista dopaminérgico anfetamina. La resistencia a los efectos centrales de la anfetamina se restaura en gran parte con la terapia de insulina crónica. En la presente comunicación propongo que en la enfermedad de Parkinson, la diabetes puede exacerbar la gravedad de la discapacidad motora y atenuar la eficacia terapéutica de levodopa u otros agentes dopaminérgicos, así como aumentar el riesgo de disquinesias motoras inducidas por levodopa. Por lo tanto, se recomienda que los pacientes parkinsonianos deben ser rastreados rutinariamente con pruebas de intolerancia a la glucosa y que si se encuentra el tratamiento agresivo de la hiperglucemia puede mejorar la respuesta a la levodopa y, potencialmente, disminuir el riesgo de levodopa inducida motor discinesias.

 

Fuente:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8082998

Atún aliñado

105003Una receta rápida para hacer en casa y riquísima para toda la familia.

Atún aliñado

Ingredientes:

– Ventresca de atún fresco
– Perejil
– Ajo laminado
– Limón
Elaboración:
Comprar una ventresca de atún fresca en la pescadería y pedir que no le retiren la piel, ya que al meterla en el horno nos ayudará a que no se seque. Con la ayuda de un cuchillo, cortar la ventresca en dados de aproximadamente 2cm, sin llegar a la piel, de forma que esta mantenga todos los trozos unidos.
Rellenar los cortes con trocitos de ajo laminado, perejil y limón y meter al horno durante 20 minutos a 180º.

Acompañar de ensalada.

Alimentos funcionales

Durante los últimos años, existe un notorio interés de los consumidores por la salud pública, conocer las diferentes patologías y alteraciones nos hace prestar especial atención a los alimentos que consumimos. Además, la aparición de nuevos alimentos en el mercado hace que exista una amplia gama de productos creando confusión en el consumidor.

Según la FESNAD (Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética), se consideran alimentos funcionales aquellos que, con independencia de aportar nutrientes, han demostrado científicamente que afectan beneficiosamente a una o varias funciones del organismo, de manera que proporcionan un mejor estado de salud y bienestar. Estos alimentos, además, ejercen un papel preventivo ya que reducen los factores de riesgo que provocan la aparición de enfermedades. Entre los alimentos funcionales más importantes se encuentran los alimentos enriquecidos en vitaminas y minerales o los enriquecidos en omega-3.

El error se comete cuando un alimento funcional empieza a sustituir a uno natural. No olvidemos que un alimento enriquecido no existe de forma natural, tratándose así de alimentos procesados que nos llegan por todos los medios (radio, televisión, supermercados, publicidad…)

Es importante centrarnos en una alimentación sana y de calidad. Los nutrientes necesarios para las actividades diarias de nuestro organismo los podemos conseguir de manera natural, con alimentos frescos y sin procesar. Así, unas nueces serán siempre una mejor opción si las comparamos con una leche enriquecida en omega-3. Mejor elegir la leche entera, sin ningún tipo de nutriente adicional, y acompañarla de unas nueces, que decidirnos por el producto enriquecido.

Existen muchas sociedades científicas que avalan a los alimentos funcionales y podemos encontrar sus sellos en los envases de los mismos, pero no debemos olvidar que detrás de la industria alimentaria existen gran cantidad de intereses económicos.

 

Fuente:

http://www.fesnad.org/
http://realfooding.com/alimentosfuncionales/

Hablemos del equilibrio hormonal

Las hormonas son sustancias segregadas por las glándulas endocrinas de nuestro organismo cuyo objetivo principal es influir en la función de diversas células del organismo. Las glándulas endocrinas y sus productos hormonales están especializados en la regulación general del organismo así como también en la autorregulación de un órgano o tejido. La producción hormonal puede estar influida por diversos factores:

  • Otras hormonas
  • Concentración de nutrientes
  • Neuronas y actividad mental
  • Cambios ambientales, por ejemplo luz, temperatura, presión atmosférica

En Metabolic Balance tratamos el metabolismo de cada persona de manera individualizada en base a una premisa: la regulación de la insulina. La insulina es una hormona producida por el páncreas y está considerada la “hormona anabólica” por excelencia, ya que su función principal es disponer a las células de la glucosa necesaria para producir energía, además de normalizar los niveles de glucosa en sangre. Su déficit produce diabetes mellitus y su exceso puede producir hiperinsulinismo. Ambas situaciones son negativas para la salud y deben ser controladas si queremos mantener una salud adecuada. Una mala elección de alimentos produce en la mayoría de las ocasiones un hiperinsulinismo, situación que no cuenta con síntomas clínicos aparentes al contrario que pasaría con la diabetes, cuyo síntoma principal es el exceso de glucosa en sangre cuando no hay un tratamiento establecido. Un nivel de insulina continuamente elevado en sangre produce las siguientes alteraciones:

  • Aumento de los triglicéridos y del colesterol
  • Aumento de las hormonas relacionadas con el estrés: adrenalina y cortisol, pudiendo producir hipertensión
  • Aumento del tamaño de las células grasas corporales
  • Activación distintos pasos de la coagulación sanguínea (hemostasia), lo cual aumenta la frecuencia de trombosis y embolias en las personas obesas.
  • Disminución de la producción de hormonas como la melatonina (hormona encargada del ritmo circadiano), la DHEA y la HGH (hormona de crecimiento). Todas estas hormonas tienen un fuerte efecto antiinflamatorio y antioxidante, por lo cual son muy importantes en enfermedades inflamatorias e inhibición de la quema de grasa.

Este hiperinsulinismo asociado a una falta continúa de nutrientes por una incorrecta alimentación puede deteriorar nuestra calidad de vida y nuestra salud sin que seamos conscientes. Nuestra filosofía: que cada cuerpo reciba los nutrientes necesarios exclusivamente con alimentación para recuperar la armonía de nuestro organismo. Como hemos comentado antes, la producción hormonal está influida entre otros factores por la concentración de nutrientes, de manera que la falta produce también un desequilibrio. El ajuste nutricional da como resultado una mejora en la calidad de vida de los pacientes, un aprendizaje de hábitos saludables, una mejora en diversas enfermedades relacionadas directamente o indirectamente con alimentación y una pérdida de peso efectiva, saludable y a largo plazo.