Licuado de remolacha y rendimiento deportivo

Resultado de imagen de remolacha

Introducción

El uso de licuado de remolacha está creciendo en popularidad como un suplemento dentro de la nutrición deportiva por su aporte de nitrato inorgánico; si bien existen otras líneas que también hablan de un elevado aporte de antioxidantes.

En este este sentido existe base suficiente para considerar el potencial del nitrato inorgánico en la mejora del rendimiento deportivo. El nitraro después de su ingestión es convertido en nitrito, siendo en parte almacenado, mientras otra parte circula en la sangre. En condiciones de baja disponibilidad de oxígeno, el nitrito se puede convertir en óxido nítrico. El NO tiene varias funciones en el cuerpo, pero la más importante, es que actúa como un vasodilatador, facilitando la apertura de los vasos sanguíneos y permitiendo que llegue más sangre y oxígeno a los músculos.

Efectos Fisiológicos

El nitrato puede reducir el gasto energético del ejercicio y afectar positivamente a la contracción muscular. Así, la suplementación dietética con licuado de remolacha aumenta la concentración de nitrito ayudando a la producción de NO plasmático que entre otras reduce la presión arterial en reposo entre otras.

De la misma forma la administración de licuado de remolacha también reduce el gasto de oxígeno en ejercicios submáximos y puede, en algunas circunstancias, aumentar la tolerancia al ejercicio, mejorando  el rendimiento.

Como tomarlo

La toma de 400-500 ml/ día durante de 1 a 15 días puede provocar los efectos favorables sobre el ejercicio, mientras que la relación dosis – respuesta todavía tiene que establecerse.

En este sentido, hay que destacar que esta cantidad de nitrato puede consumirse fácilmente dentro de una dieta normal y en la actualidad no hay evidencia de que la ingesta de nitrato adicional produzca mayores beneficios.

Recientemente, se ha demostrado que la suplementación con 500 ml de licuado de remolacha  en la capacidad antioxidante equivalente de Trolox (TEAC) durante 3 días atenúa los dolores musculares y los decrementos en la función muscular en post- ejercicios pliométricos de alta intensidad.

Aplicaciones para la Recuperación del Deportista

Se ha propuesto que uno de los mecanismos potenciales por los cuales podría haber atenuado el daño muscular es a través de sus efectos antioxidantes ya que parece que su capacidad antioxidante es notablemente más alto que otros jugos vegetales.

Estos datos sugieren que el jugo de remolacha podría aplicarse como una estrategia de recuperación después del ejercicio para atenuar las pérdidas en algunos aspectos de la función de la dinámica muscular entre series de ejercicio de sprints repetidos.

Conclusiones Finales

– Los suplementos a base de remolacha parecen representar un nuevo enfoque prometedor en la búsqueda de una mejora del rendimiento.

–  El beneficio que pueden realizar sobre el rendimiento deportivo es por 2 vías: la vía del óxido nítrico y la vía de los antioxidantes.

– El nitrato presente en el jugo de remolacha se convierte en óxido nítrico que parece mejorar aspectos de la respuesta fisiológica al ejercicio, como la eficiencia muscular y oxigenación, que puede aumentar el rendimiento.

– Así mismo, los la gran cantidad de antioxidantes presentes en el jugo de remolacha parecen disminuir el estrés oxidativo, favoreciendo la recuperación del deportista al reducir el daño y fatiga muscular y atenuando la perdida de la función muscular.

– La suplementación con 400-500 ml/día durante 3-15 días parece suficiente para conseguir los beneficios en el rendimiento.

Dónde encontrar todo el omega 3 que necesitamos cada día

Omega-3-Krissia

El Omega 3 reduce el riesgo de enfermedad coronaria entre el 6% y el 18%, un beneficio que es mayor en individuos con niveles altos de triglicéridos y colesterol LDL. Son las principales conclusiones del macroestudio sobre los ácidos EPA (eicosapentaenoico) y DHA (docosahexaenoico), conocidos como omega 3, publicado en la revista Mayo Clinic Proceedings que incluyó a más de 800.000 personas de 40 países.

Gracias a investigaciones como esta el omega 3 se ha convertido en una de las claves para luchar contra las enfermedades cardiovasculares, que son la primera causa de muerte en España, con una tasa de 252 fallecidos por cien mil habitantes. Incluso hay estudios que sugieren que los omega 3 podrían ser ayudar a combatir la diabetes o la obesidad debido a que estos grasos favorecen la activación de las grasas parda y beigeproteger del Alzheimer a un determinado grupo de personas, y ayudar al tratamiento de algunos de los tumores más frecuentes, como los de mama o de colon.

No solo evitan enfermedades: en la infancia están implicados en el desarrollo del sistema nervioso y de la retina. Pero el organismo no los puede sintetizar, de ahí la importancia de incorporar los ácidos grasos omega 3 a la dieta. El 30% de los españoles, en cambio, no ingerimos la cantidad diaria recomendada, según revela un estudio dirigido por la catedrática Rosa María Ortega, del departamento de Nutrición de la facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

¿Cuánto hay que tomar? Según la Autoridad Europea de Salud Alimentaria (EFSA), 150mg/día para los niños de 2 a 4 años, 200 mg/día a partir entre los 6 y los 18 años y 250 mg/día para los adultos. ¿Pero cuánto es eso y cómo lo conseguimos?

Afortunadamente, existen numerosas y excelentes fuentes alimentarias de estos ácidos grasos y los expertos reiteran que una dieta sana y variada es capaz de cubrir los requerimientos diarios en todas las edades.

¿Cuáles son esos alimentos? El pescado graso. Los expertos recomiendan pescado azul de pequeño tamaño para evitar la contaminación por metales pesados de las especies más grandes- es el que contiene mayor cantidad de EPA y DHA: arenques (1.729 miligramos de omega 3 en 100 gramos de producto); sardinas (1.480 mg/100g); anchoas (2.113 mg/100g y 951 mg una lata pequeña); el salmón, una de las especies grandes de pescado azul contiene salmón 2.260 mg de omega 3 por cada 100 gramos.

Igualmente, los mariscos —excepto las almejas y los berberechos— proporcionan una importante cantidad de este tipo de ácidos grasos —las ostras, por ejemplo, contienen 672 mg en 100g—, y en mucha menor cantidad, no por ello insignificante, los pescados blancos.

Además, son fuente de estos ácidos grasos los cereales (integrales), como las semillas de lino (2.338 mg una cucharada) y de chía (4.900 mg en 28 gramos); los frutos secos, entre los que las más conocidas son las nueces (2.542 mg siete nueces), y en menor medida en los vegetales, aunque se pueden considerar las espinacas (140mg/100g).

Las carnes también aportan omega 3, si bien la cantidad varía en función de la dieta del animal —los que comen pastos tienen más ácidos grasos poliinsaturados—, y las legumbres, aunque contienen omega 3, no se consideran un buen aporte por su bajo contenido.

El informe La leche como vehículo de salud. Ácidos grasos poliinsaturados omega 3, promovido por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) y la Fundación Iberoamerciana de Nutrición (Finut) señala la utilidad de los alimentos enriquecidos, entre los que “la leche es el más conocido y consumido. Un vaso de leche enriquecida en omega 3 proporciona aproximadamente 125 mg de EpA+DHA, lo que representa en torno al 50% de la cantidad diaria recomendada, si se toma el rango mínimo de las recomendaciones anteriormente citadas (250 mg/día)”.

 

¿Podemos comer yogures caducados?

yogures

Sacas un yogur del fondo de la nevera y ya ha sobrepasado su fecha de caducidad. ¿Lo tiras o lo comes? Dos expertos en Nutrición responden a esta eterna duda. “No hay estipulado un número de días a partir de la fecha de caducidad o fecha de consumo preferente en los que sea seguro consumir el producto con la fecha vencida. El sentido común nos dice que las probabilidades de que el producto no reúna las mismas propiedades que cuando se envasó aumentan a medida que van pasando los días”, afirma Katherine García, de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

“Debido a la naturaleza del yogur -alimento microbiológicamente estable en correctas condiciones de conservación-, la superación de su vida útil no debe suponer ninguna consecuencia para la salud del consumidor”, considera Esther Carrera, profesora de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo, en Madrid.

El yogur es un alimento con un pH muy ácido, que hace muy difícil que se establezcan patógenos (agentes biológicos que pueden producir enfermedades). Además, se elabora con leche pasteurizada, eliminando así la carga microbiana desde el principio del proceso. “Por este motivo, probablemente el consumo de yogures caducados no tenga consecuencias deletéreas (o venenosas) para la salud; aunque en microbiología el riesgo cero no existe”, dice la especialista de la SEEN.

Además, tomar un yogur con la fecha vencida puede suponer que el alimento esté más ácido,  haya perdido humedad (esté más seco), aroma o sabor. Para aprovechar el máximo potencial del yogur es mejor respetar las fechas estipuladas.

¿Cuál es ese potencial? “Las propiedades nutricionales de un yogur caducado no se modifican, siempre que se conserve en buen estado; sin embargo, los efectos probióticos sí pueden verse alteradosya que la cantidad de microorganismos del yogur desciende a medida que pasan los días desde su elaboración”, especifica García. Al respecto, Carrera añade que “estudios de envejecimiento del yogur apuntan a que el producto mantiene sus especificaciones hasta los 35 días desde su fecha de fabricación, siempre y cuando se conserve adecuadamente”.

La polémica de la fecha de consumo preferente

El consumidor debe conocer la diferencia entre “fecha de caducidad” y “fecha de consumo preferente”, ya que tienen implicaciones diferentes en el producto. Esto es: los alimentos microbiológicamente muy perecederos, cuyo consumo después de un corto periodo de tiempo pueda suponer un peligro inmediato para la salud, deben etiquetarse con fecha de caducidad. El resto de alimentos tendrán fecha de consumo preferente, que indica que a partir de la misma no se garantiza que las características sensoriales, de aroma, gusto o textura estén al cien por cien.

El Real Decreto 176/2013 estableció que los yogures pasaban a tener fecha de consumo preferente, en lugar de fecha de caducidad, debido a las características de este alimento. “Esta nueva normativa supuso una polémica entre el Ministerio de Agricultura y los fabricantes, ya que el primero sostiene que un producto como el yogur debe tener fecha de consumo preferente en lugar de fecha de caducidad, mientras que los segundos, en general, prefieren seguir etiquetando con fecha de caducidad, ya que no se hacen responsables de las posibles intoxicaciones tras el consumo de un yogur caducado. La decisión final respecto a indicar en el etiquetado fecha de consumo preferente o de caducidad la toma el fabricante en función de los estudios de vida útil microbiológica realizados a los alimentos”, relata García.

Tres señales de que ese yogur está malo

Dada la estabilidad del producto, “son principalmente los errores en el sellado del envase y/o unas condiciones de conservación deficientes las principales responsables de alteraciones en el aspecto, sabor o aroma”, advierte Carrrera.

Según García, las tres señales de que un yogur se encuentra en mal estado son las siguientes:

  1. No consumir los envases del yogur con la tapa perforada, abierta parcialmente, desteñida, humedecida o envases con fisuras o rotos. Todos estos datos indicarían un mal almacenaje del producto, con el consiguiente riesgo de intoxicación debido a una posible contaminación del mismo.
     
  2. Si tras abrir el yogur, aunque esté dentro de un envase íntegro, tiene más líquido de lo habitual o la textura es diferente a la común (grumoso o agrietado)también debemos desechar el producto para evitar el riesgo de intoxicación.
     
  3. Un olor o sabor agrio o ácido también indica que el yogur no está en buen estado.

Sobreentrenamiento y nutrición

a

El Colegio Americano de Medicina Deportiva define el sobreentrenamiento como el resultado de un entrenamiento excesivo del cuerpo, tanto psicológica como físicamente.

El deportista sobreentrenado muestra ciertas características físicas y psicológicas que reducen su rendimiento, le predisponen a sufrir lesiones (desde sobrecargas hasta fracturas por estrés. Estas últimas tardan hasta 5 meses en curarse) y lo incapacitan para la competición e, incluso, para el simple disfrute de los entrenamientos.

Cuando empezamos a estar sobreentrenados, como se produce una bajada de rendimiento, nuestra primera reacción es aumentar la intensidad del entrenamiento. Con esta medida, lo único que se consigue es aumentar los síntomas de sobreentrenamiento creando un círculo vicioso frustrante para el deportista que termina derivando en tediosas lesiones.

Ciertos grupos de deportistas son más propensos a mostrar síntomas y signos de sobreentrenamiento. Por ejemplo, los deportistas de competición suelen tender a pasar más tiempo haciendo entrenamientos intensos que van en aumento a medida que avanza la temporada de competiciones, a la vez que disminuyen los períodos de descanso y recuperación necesarios.

Es muy habitual encontrarse casos de sobreentrenamiento entre aquellos (deportistas o no) que intentan ponerse en forma rápidamente. Al aumentar la intensidad de los entrenamientos, aumenta el riesgo de lesión, pero NO mejora la forma física. Cualquier deportista que presente una serie de lesiones continuas que suelen ser el resultado de sobrecargas, y que no mejora con terapia habitual, debe considerarse candidato al premio del sobreentrenamiento.

Lo sabemos, por tu cabeza ahora pasa una pregunta: Cómo se podría diagnosticar, ¿verdad?

Lo primero, debería establecerlo un médico deportivo. Ya hemos comentado en anteriores ocasiones, que no vale con un médico de cabecera  de medicina gral. Tiene que ser un médico especializado y acostumbrado a tratar con deportistas. Así que, hay que buscar un médico deportivo para que nos atienda. O en su defecto, con un buen fisioterapeuta, también acostumbrado a trabajar con deportistas.

El diagnóstico suele hacerse retrospectivamente. Las alteraciones en los parámetros de rendimiento asociados con el sobreentrenamiento incluyen cambios en los mecanismos de realización de la actividad deportiva, aumento de la marca para una misma distancia en competición, descenso de la capacidad para lograr los objetivos del entrenamiento, falta de motivación para continuar entrenando y falta de un objetivo en los entrenamientos y competiciones. Otras manifestaciones psicológicas incluyen irritabilidad, incapacidad para cooperar con los compañeros de equipo o los entrenadores, cambios de humor, falta de concentración….

Como hallazgos físicos se incluyen las lesiones por sobrecargas microtraumáticas continuas, aumento de la Frecuencia Cardíaca en reposo (el pulso basal, suele ser un buen indicador para saber si nos hemos recuperado bien del anterior entrenamiento), facilidad para fatigarse e insomnio. Además, alteración del nivel de cortisol (ya sabes, la famosa hormona del estrés) en plasma, el nivel sérico de las hormonas tiroideas y de la secreción de adrenalina en la orina de 24h.

Con respecto al tratamiento, esto no va a ser fácil, amig@ mí@… porque dependerá también del grado en el que estés y te puede costar 2 años. No te desanimes y vamos por partes. Lo primero que habría que hacer es bajar el volumen y la intensidad del entrenamiento. Sé que es difícil, pero es mejor parar un tiempo a tener que parar 4 años, en los casos más graves, con, además, tratamiento psicológico de apoyo porque seguimos metidos en el círculo vicioso que comentábamos antes.

Hay que aplicar el principio de la periodización, tanto en términos de variedad de actividades, como reposo y períodos de recuperación repartidos en los ciclos de entrenamiento, como en la variación del volumen de entrenamiento a medida que se acercan los períodos pico de las competiciones objetivo de temporada. De ahí la importancia de tener un entrenador a nuestro lado.

En este caso, habría que establecer más intervalos de reposo y, si el deportista está lesionado, lógicamente debe seguir un tratamiento con el fisioterapeuta.

Siempre es mejor prevenir que curar.

Para los que todavía no estáis en esta fase, pero alguna vez le habéis visto “las orejas al lobo” y os preocupa… sobre la prevención, hay muchos factores a tener en cuenta, entre ellos, además del entrenamiento, la correcta nutrición (pues ayuda a nuestra recuperación) y el descanso.

Una buena periodización de la preparación física y de la competición (para quienes compitan), y una pronta reducción de la intensidad y el volumen del entrenamiento son los mejores factores para evitar el sobreentrenamiento, con la consiguiente situación frustrante que conlleva para el deportista.

Aún así, llegar a estar sobreentrenado no es tan fácil, pero sí es fácil empezar a llegar a unos niveles de agotamiento importantes que son el principio del sobreentrenamiento.

Qué más decir? A disfrutar del entrenamiento! Y recuerda que esto no sólo afecta a quienes compiten y que ninguna disciplina deportiva está exenta de ello …

Paquetes de salmón

Salmon

Ingredientes

  • 1 porción de Salmón
  • Espinaca o Acelga
  • Cebolla, finamente picada
  • Ajo, finamente picado
  • Condimento al gusto
  • Papel aluminio

Preparación

Colocar las hojas de espinaca o acelga en un recipiente con agua y un poco de sal hasta que se ablanden. Sacarlas y escurrirlas bien. Condimentar el pescado. Extender un hoja de papel aluminio, poner encima las hojas mezcladas con el ajo y la cebolla. Colocar el pescado sobre las hojas de
espinaca. Hornear a 170○C hasta que este bien cocido.

Nutrición y ovario poliquístico

prev-isge

El Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP), es un problema de salud común que afecta a 1 de cada 5 mujeres en edad reproductiva (entre 15 y 44 años). Suele comenzar en torno a la menarquia (inicio de los periodos menstruales).

Puede producirse por antecedentes familiares, por una dieta inadecuada y por problemas con en los óvulos.

Si una mujer tiene parientes en primer grado con el SOP, tiene un 50% más de probabilidades de desarrollarlo. Las mujeres que sufren este síndrome tienen un desequilibrio hormonal (produciendo mas hormonas masculinas) y problemas metabólicos que pueden afectar a su salud, aspecto general y también es una causa muy común de infertilidad.

El desequilibrio genera problemas en los ovarios de la mujer, que son los encargados de producir los óvulos que se desprenden todos los meses como parte de un ciclo menstrual normal. Es decir, los óvulos de una mujer con el SOP pueden no desprenderse o no desarrollarse durante la ovulación como debería.

Si buscamos el origen, debemos decir que no se conoce con exactitud la causa, pero estudios han demostrado la mencionada asociación familiar, por lo tanto muchos expertos apuntan que es muy probable que tenga un origen genético y sea hereditario.

La ausencia de periodos o periodos menstruales irregulares será una de sus consecuencias, algo que no solo es molesto, sino que también provoca infertilidad o dificultad para quedarse embarazada

 

Síntomas de los ovarios poliquísticos

En la actualidad hay un consenso que se alcanzó en Rotterdam que define los criterios que debe cumplir una mujer para ser diagnosticada del Síndrome de Ovario Poliquístico. Debe cumplir 2 de los 3 que se detallan a continuación:

  1. Ausencia de periodos o periodos irregulares.
  2. Signos de elevación de la testosterona (como son la alopecia, el exceso de vello sobretodo en el rostro, barbilla o partes del cuerpo en donde normalmente los hombres tienen vello y el acné en el rostro, pecho y parte superior de la espalda)
  3. Presencia en una ecografía de quistes en los ovarios.

Los síntomas más frecuentes en mujeres con el SOP son: Oscurecimiento, de la piel, aumento del peso, aumento del colesterol, aumento de los triglicéridos y de la tensión arterial, diabetes, obesidad. Todos ellos desarrollan factores de riesgo cardiovascular.

 

Tratamiento: Dieta, inositol y mantenerse entre un 20 – 25% de grasa corporal

Suplementación: Estudios han demostrado que el Inositol puede ser un buen suplemento junto a tratamiento nutricional. La gran mayoría de los individuos son capaces de obtener el Inositol de los alimentos que consumimos incluso podemos obtenerla de manera endógena. El problema que existe en las mujeres con SOP es que, debido a la resistencia de su organismo a la insulina, tienen verdaderos problemas para lograr esta conversión.

 

Referencias

(Unfer, Carlomagno, Dante, & Facchinetti, 2012)

(Papaleo et al., 2007)

Alimentación y celulitis

celulitis free

Es importante a la hora de afrontar este tema que entendamos primero como se deposita esta grasa superficial bajo la piel.

A la hora de construir una casa empezamos por los cimientos ¿verdad? Después van los ladrillos, el enyesado, las capas de pintura… Con esto quiero llegar a que se entienda que para una buena lucidez del hogar, necesitamos que los cimientos sean de calidad y que con el tiempo no se arrugue y se caiga a trozos. Lo mismo pasa con LA CELULITIS, puedes ponerle capas de pintura (Cosméticos) pero si no controlas la alimentación, esta no la mantendrás a raya y de nada servirá. Las cremas y masajes para la fascia pueden ayudar en un momento dado pero en la alimentación diaria van todos los nutrientes necesarios, estos llegarán a la sangre para irrigar todos los tejidos y si estos no son de calidad irán a depositarse en forma de grasa por todas las partes de tu cuerpo, siendo la mas visible e incómoda, la celulitis.

Puntos a destacar: Sin lugar a dudas la resistencia a la insulina, genética y exceso de grasa corporal producidos por mala dieta y sedentarismo

Toma acción y ház que desaparezca o al menos, que disminuya en un buen grado. Hay 2 formas en que se presenta, la 1º aparece solo al comprimir la piel y la 2º si se observa directamente estando de pie o tumbado sin comprimir nada.

Las mujeres sois las mas afectadas. Es importante saber que no esta asociada a la presencia de sobrepeso aunque sí puede ser causada por factores genéticos, inflamatorios o algún trastorno vascular por mala circulación. Llevar ropa apretada, padecer de retención de líquidos y falta de ejercicio sumarán en nuestra contra.

LA CELULITIS puede mejorar mucho y reducirse con una buena alimentación junto a un estilo de vida saludable. Cabe decir que puede empeorar  con aumentos y descensos inoportunos de nuestro peso. El exceso de sal, grasas saturadas, azúcar y el alcohol favorecerán SIEMPRE su desarrollo por condicionar a la circulación sanguínea.

Alimentos que te ayudan a mejorar la celulitis o prevenir su aparición

Deberiamos considerar:

Agua: Es clave para que el organismo conserve un buen metabolismo general pero sobre todo, para evitar o revertir la retención de líquido que puede ocasionar problemas vasculares y también ser la causa directa de la celulitis. Para incentivar su consumo no sólo debemos beber más sino también podemos echar mano a preparaciones ricas en agua como sopas de verduras, cremas o guisados con hortalizas varias, entre otros platos que favorecen la hidratación. Ahora en verano el que no falte el gazpacho y el salmorejo.

Frutas y verduras: Son alimentos ricos en agua, bajos en sodio por naturaleza y con alto contenido en potasio, todo lo cual resulta favorable para la buena circulación sanguínea. Además, ofrecen vitaminas con efecto antioxidante que a nivel celular pueden reducir el estrés y ello, ser de ayuda para prevenir entre otras cosas alteraciones en la hipodermis que pueden causar celulitis. Así, es clave consumir frutas y verduras.

Jengibre: Su efecto antiinflamatorio es el que destaca. Puede ser de gran ayuda para reducir la celulitis. Además, puede tener efecto diurético y colaborar en la prevención de la retención de líquidos. Podemos incluir jengibre como condimento de diferentes platos como una crema o elaborar un té de jengibre infusionando esta raíz en agua a punto de ebullición.

Pescado azul: Es rico en omega 3, un tipo de grasas buenas para el organismo que entre otras cosas tiene efecto antiinflamatorio y favorece la circulación sanguínea, razón por la cual su consumo es adecuado para prevenir o mejorar la celulitis. Podemos consumir pescado azul al horno, en tartas, ensaladas o pasteles salados.

Frutos secos y semillas: son ricos en vitamina E y grasas buenas para el organismo que tienen en conjunto diferentes efectos cosméticos al actuar como antioxidante y favorecer la circulación sanguínea. Por esta razón, su consumo también puede ayudar contra la celulitis y podemos sumar estos ingredientes a la dieta mediante crackers, desayunos, o mueslis caseros.

Estos son algunos alimentos que pueden ayudar contra la celulitis pero su ingesta debe ser en el marco de un estilo de vida sano, es decir, acompañados de una dieta equilibrada, ejercicio regular y sin hábitos tóxicos para decirle adiós a este trastorno de la piel que tan frecuentemente se hace presente.

¿Eres capaz de controlar tu alimentación?

450_1000

 

¿Alguna vez has “asaltado” la despensa en busca de unas galletas con chocolate? ¿O has comido una cantidad de comida que posteriormente te ha hecho sentirte pesado e incómodo? Estas son las situaciones en las que tu capacidad para controlarte falla, pero no te preocupes. El autocontrol se puede ejercitar para mejorarlo y aquí, te vamos a enseñar de forma breve cómo controlar lo que comes.

El autocontrol es, sencillamente, la capacidad de ejercer dominio sobre uno mismo. Una persona que ha ejercitado el autocontrol es capaz de detectar sus pensamientos y reestructurarlos de una forma más saludable, buscando siempre el propio bienestar.

Algunos ejemplos de autocontrol serían: ser capaz de no comerse el postre después de una cena abundante, quedarse en casa preparando el examen en lugar de salir con los amigos o continuar sin fumar después de haber decidido dejarlo. Todas estas situaciones tienen algo en común: la capacidad de la persona para no dejarse engañar por el beneficio a corto plazo y mantenerse enfocados en los beneficios a largo plazo. Siguiendo con los ejemplos podríamos decir lo siguiente:

Corto plazo: Comer el postre después de la cena / Largo plazo: Tener una vida saludable

Corto plazo: Salir con los amigos y no estudiar / Largo plazo: Aprobar el examen

Corto plazo: Volver a fumar / Largo plazo: Desterrar una adicción altamente nociva

Como podrás ir viendo y entendiendo, el autocontrol no es más que la capacidad para protegernos de nuestros instintos más caprichosos y hedonistas. Quizá, dejar de comer de forma saludable pueda resultar “atractivo” por el goce que supuestamente supone, pero no dejarás de estar ignorando que, a largo plazo, ese comportamiento es insostenible. Quizá prefieras autoengañarte, prometiéndote a ti mismo que no lo volverás a hacer. Pero en el fondo, no estarás más que alimentando esa forma de actuar, que va en contra de tu propia salud.

Claves para controlar lo que comes

Es habitual que nos resulte difícil poder ver con claridad aquello que más nos beneficia y nos resulte complicado no caer en el beneficio inmediato. Para esas situaciones en las que todavía nuestro autocontrol no está suficientemente ejercitado, te propongo que realices los siguientes pasos:

Piensa antes de actuar

La impulsividad o la falta de control se deben únicamente a que, en algún momento del proceso, “desenchufas” tu pensamiento y simplemente actúas sin hacer una elaboración honesta de las consecuencias.

Amplía tus horizontes

Para controlar lo que comes, antes de sucumbir y perder el control, pregúntate si eso que vas a hacer te reportará algún beneficio a largo plazo. No te centres en el corto plazo, amplía tu horizonte. Te ayudará a conectarte con tus comportamientos saludables.

Hazte unas preguntas

Detente un momento para preguntarte lo siguiente: Si me consigo controlar, ¿me sentiré mejor conmigo mismo? ¿mejorará mi calidad de vida? ¿mejorará mi salud?

Practica a diario

El autocontrol, como cualquier otra herramienta como la atención, la memoria y la inteligencia emocional, se puede y se debe ejercitar a diario para potenciarla y mejorarla.

Ayuda profesional

Si te resulta complicado ejercer un control sobre tus actos o quieres saber más sobre cómo mejorarlos y potenciarlos, puedes acudir a nuestro equipo de profesionales. Te ayudarán a desarrollar ésta y otras muchas habilidades, que mejorarán tu calidad de vida.

¿Dónde encontrar las mejores frutas y verduras?

Resultado de imagen de frutas y verduras huerta

Hola balancers

Hoy quería hablaros sobre la fruta y la verdura. Creer que hay mucha diferencia dependiendo de donde la compres, no es lo mismo comprarla en un hipermercado-supermercado o en el mercado-fruteria de barrio. Igual parece una tontería, pero te voy a explicar las diferencias. Las grandes superficies (hiper-supermercados) centralizan todos sus productos, es decir, tienen que mandarlo a la central y de ahí lo mandan a las tiendas para colocarlas en los stands.

Esto parece lógico cuando no eres de Murcia (yo si lo soy… jeje), y digo esto porque de aquí sale la mayoría de la fruta y verdura que se vende en Europa. Pero la situación es algo mas complicada. Os pongo un ejemplo de como se puede rizar el rizo mas de la cuenta. La fruta y verdura que se vende aquí en Murcia en las grandes superficies, primero se recoge aquí, luego se manda a central (pongamos que es en Madrid) para despues volver a mandarla a Murcia y acabar así en los stands.

Dicho esto, imaginaros cómo deben de recoger esa fruta o verdura para que no se pudra en la carretera, obviamente NUNCA en su punto óptimo de maduración, la recogen entre verde y madura, tirando para verde, para que vaya madurando en las cámaras frigoríficas. Ahora ya entenderéis por donde voy.

La fruta y verdura que se vende en los mercados, plazas de abastos y las fruterías de barrio van casi directas de la huerta al stand, por lo que gozan de un privilegio bastante grande, que sean recogidos en su PUNTO ÓPTIMO de maduración.

Las frutas y verduras alcanzan todos sus nutrientes y sabores cuando maduran. Por poneros un ejemplo. El tomate tiene licopeno, que es un compuesto químico natural y antioxidante que proviene de los carotenos y que le da ese color rojo, aparte de producir beneficios a la salud como reducir el riesgo cardiovascular, el cáncer de próstata o la degeneración macular (entro otros). Entonces, ¿Si recogemos el tomate cuando aún esta verde? ¿Qué pasa con el licopeno? Que este no llega a producirse en las cantidades que debería y es casi inexistente.

Y esto pasa con casi todas las frutas y verduras (cada una con sus compuestos bioquímicos particulares). Por eso os recomiendo que la fruta y la verdura la compréis en vuestros barrios, en las plazas de abastos, mercados semanales, fruterías o donde sepáis que llega directa de la huerta. Así podréis disfrutar de un sabor increíble y os aportará todas las vitamina, minerales y compuestos bioquímicos que debieran.

Las mejores pastillas para adelgazar

Pastillas para adelgazar: ¿la forma más fácil de perder peso?

La Organización Mundial de la Salud lo llama la epidemia del siglo XXI: ¡exceso de peso y obesidad! Esta es la razón por la cual los científicos están investigando sobre productos y medicamentos adecuados para facilitar y apoyar la pérdida de peso. Algunos medicamentos para tratar la obesidad fueron aprobados hace varios años, pero no han producido los resultados masivos esperados.
En el pasado, como la comprensión de cómo los procesos fisiológicos afectan la ingesta de alimentos y el peso corporal, se desarrollaron medicamentos para combatir la obesidad. Los medicamentos contra la obesidad actualmente se dividen en tres grupos:

1. Sustancias periféricamente activas que inhiben la ingesta de alimentos en el tracto gastrointestinal (bloqueadores de grasa)

2. Sustancias que afectan el sistema nervioso central y suprimen el hambre

3. Análogos de hormonas gastrointestinales. (1)

Los bloqueadores de grasa son medicamentos que unen la grasa que se consume en los alimentos para que el cuerpo no pueda asimilarla y excretarla. El medicamento de prescripción Xenical que contiene el ingrediente activo orlistat es uno de los medicamentos destinados a prevenir la asimilación de grasa. Sin embargo, se recomienda a los usuarios que sigan una dieta baja en grasas al mismo tiempo, de lo contrario podrían producirse varios efectos secundarios, como evacuaciones abruptas, heces aceitosas y flatulencia. Las preparaciones de venta libre que contienen ingredientes como el quitosano (esqueletos de mariscos) o un complejo de fibra obtenido del nopal también están destinadas a bloquear la grasa y ayudar a perder peso. (2)

Por el contrario, los supresores del apetito funcionan al inhibir el centro del hambre en el hipotálamo del cerebro. El resultado es que usted come menos alimentos, su ingesta de calorías se reduce drásticamente y comienza a perder peso. Muchos supresores del apetito tienen efectos secundarios graves, un ejemplo bien conocido es Reductil, que se retiró de la venta en 2010 cuando un estudio realizado después de su introducción en el mercado mostró que su ingrediente activo, la sibutramina, aumentaba el riesgo de ataque cardíaco. (2,3)

Los análogos de hormonas gastrointestinales ya se están usando con éxito para tratar la diabetes tipo 2. La investigación llevada a cabo en colaboración con el Centro Alemán de Investigación de Diabetes (Profesor Dr. med. Matthias Tschöp) planea combinar el péptido similar al glucagón 1 (GLP-1) con el glucagón y el polipéptido insulinotrópico dependiente de glucosa (GIP), que puede administrarse por inyección . El resultado de esto debería ser estimular la liberación de insulina y retrasar el vaciado del estómago, creando así una sensación inmediata de saciedad y reduciendo el apetito. (4)

A pesar de estos enfoques diferentes, el éxito sigue siendo difícil de alcanzar y se siguen desarrollando más medicamentos. Por ejemplo, silenciosamente y sin fanfarrias, y a pesar de considerables preocupaciones de seguridad, en enero de 2018 llegó al mercado un nuevo medicamento destinado a ayudar a perder peso.

Es una tableta de liberación sostenida con ingredientes activos bupropión y naltrexona. Bupropion pertenece al grupo de la anfetamina que aumenta la concentración de noradrenalina en las sinapsis del cerebro. Actualmente, Bupropion se usa principalmente para ayudar a las personas a dejar de fumar y para tratar la depresión severa. Los efectos secundarios más frecuentes del bupropión, además de la ansiedad, el insomnio, el tinnitus, el dolor abdominal, las erupciones cutáneas, la fiebre, el aumento de la presión arterial y la debilidad general, también incluyen la pérdida de apetito.
Naltrexone, el segundo ingrediente activo, es un antagonista de los receptores opioides utilizado para controlar la dependencia del alcohol o los opiáceos. Los efectos secundarios de la naltrexona se describen como trastornos del sueño, palpitaciones, arritmias cardíacas, dolores en el pecho y en las articulaciones, dolores de cabeza y disminución del apetito.

Su consumo regular contribuye a una pérdida gradual del apetito y la consiguiente disminución en la ingesta de alimentos, lo que finalmente conduce a la pérdida de peso. Sin embargo, aún no se ha establecido de manera concluyente que los dos ingredientes reducen el apetito directamente al influir en el centro de regulación del apetito en el hipotálamo y el sistema de recompensa mesolímbico.
El hecho es que las autoridades farmacéuticas de EE. UU. Y de Europa consideran que la investigación adicional sobre la seguridad es absolutamente crucial. Por lo tanto, es incomprensible que ya haya sido autorizado y el producto esté en el mercado.

 

References:
1.    EMEA, Guideline on clinical evaluation of medicinal products used in weight control. CPMP/EWP/281/96 Rev.1 15 November 2007
2.    Randomised placebo-controlled trial of orlistat for weight loss and prevention of weight regain in obese patients. European Multicentre Orlistat Study Group… Sjöstroöm L et al, Lancet. 1998 Jul 18;352(9123):167-72. URL: ncbi.nlm.nih.gov
3.    Prävention und Therapie der Adipositas. Version 2007.
Published by: Deutsche Adipositas-Gesellschaft, Deutsche Diabetes-Gesellschaft, Deutsche Gesellschaft für Ernährung, Deutsche Gesellschaft für Ernährungsmedizin. URL: adipositas-gesellschaft.de
4.    Sjöström L et al. Swedish Obese Subjects Study Scientific Group. Lifestyle, diabetes, and cardiovascular risk factors 10 years after bariatric surgery. N Engl J Med. 2004 Dec 23;351(26):2683-93. Pi-Sunyer X et al. SCALE Obesity and Prediabetes NN8022-1839 Study Group. A Randomized, Controlled Trial of 3.0 mg of Liraglutide in Weight Management. N Engl J Med. 2015 Jul 2;373(1):11-22. Look AHEAD Research Group., Wing RR et al. Cardiovascular effects of intensive lifestyle intervention in type 2 diabetes. N Engl J Med. 2013 Jul 11;369(2):145-54.

Published on 19.12.2014