Relación entre menopausia y alimentación

La menopausia es un proceso de grandes trastornos hormonales. No solo corresponde a la disminución de los niveles de estrógenos, los niveles de otras hormonas del crecimiento y la hormona DHEA también se ven disminuidos. El organismo cambia tanto externa como internamente. La mayoría de las mujeres luchan con una serie de dolencias físicas y mentales: sofocos, trastornos del sueño, depresión, pérdida ósea, dolores de cabeza y trastornos de concentración,  que a menudo son causados ​​por la hormona en deterioro.

Los cambios hormonales en la menopausia por lo general tienen un efecto desfavorable en el peso corporal, así como una mayor disminución de la masa muscular. Una dieta rica en sustancias vitales, el ejercicio regular y la relajación adecuada son más importantes que nunca durante la menopausia. El mayor reto es proporcionar a su cuerpo los alimentos suficientes – a pesar de que necesita menos energía con el aumento de la edad, tiene una mayor demanda de nutrientes.

Cada vez son más los estudios que relacionan la importancia de una terapia de reemplazo hormonal y una dieta equilibrada con los trastornos de la menopausia. Así, los efectos pueden reducirse mediante la elección de los alimentos adecuados y en correcta combinación.

El foco principal de alimentos debería estar en aquellos ricos en fitoestrógenos, ya que estos presentan un efecto positivo sobre el sistema hormonal.

Además, es recomendable una mayor ingesta de vitaminas D y K y calcio para reducir la pérdida de densidad mineral en los huesos y añadir una cantidad suficiente de ácidos grasos omega-3 en su dieta.

Un cuerpo más potente y fuerte necesita proteínas de alta calidad en este momento de su vida, no se trata de aumentar la cantidad, sino prestar atención a la calidad de las proteínas. Así, se consigue preservar la masa muscular – pero todas las enzimas y las hormonas que se forman en el cuerpo están hechos de proteínas, por lo que deben renovarse constantemente. Una deficiencia de proteína puede contribuir a trastornos del sistema inmune y la estructura ósea. Existen alimentos con muy buenas cantidades de proteínas como la soja, setas, nueces, semillas y brotes, así como alimentos de origen animal como carne, pescado, huevos, leche y productos lácteos.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>