¿QUÉ PRODUCEN MIS CÉLULAS GRASAS?

Como todos bien sabéis, el sobrepeso y la obesidad no son problemas exclusivamente estéticos. Aunque un porcentaje de la población obesa no tiene (de momento) enfermedades asociadas (sobre todo las personas jóvenes) según va aumentando la edad y el peso la probabilidad de sufrir enfermedades de diversos tipos relacionadas con la alimentación va en aumento y esto, generalmente, se produce por la actividad hormonal que tiene nuestra grasa localizada en la zona abdominal. Pero ¿qué es exactamente lo que hay en esta grasa?Persona obesa-celulas grasas

Se dice que la grasa localizada en la zona abdominal es metabólicamente activa, esto quiere decir que produce sustancias mensajeras y hormonas que son determinantes en la aparición de diferentes enfermedades. Aunque antiguamente el tejido adiposo solo se consideraba como depósito de energía y calor para nuestro cuerpo se sabe desde hace varios años que también tiene una gran actividad hormonal y produce innumerables hormonas importantes para nuestro metabolismo. A continuación, detallamos las principales:

  • Las células adiposas de tamaño aumentado producen en mayor medida dos mediadores de inflamación: el factor de necrosis tumoral α (TNF-α) y la interleucina 6 (IL 6). El valor de TNF-α está aumentado en todas las inflamaciones crónicas (artritis, artrosis, lupus, dolores de articulaciones, etc. y carcinomas).
  • El angiotensinógeno es otra hormona que se produce en las células adiposas de tamaño aumentado. Esta hormona es una de las precursoras en el proceso hormonal que regula la presión sanguínea y el volumen de líquido existente fuera de las células, sin embargo, cuando se produce en exceso puede dar lugar a la aparición de hipertensión.
  • La hormona resistina fue descubierta a mediados de los años 90 y recibió su nombre por su propiedad de empeorar la insulinoresistencia. La manera en que se produce este empeoramiento aún no ha sido investigada exactamente. Sin embargo, muchos resultados indican que reduce la producción del receptor de insulina que se encuentra en la membrana celular lo que puede dar lugar a la aparición de diabetes.
  • Las células adiposas de tamaño aumentado producen también grandes cantidades de inhibidor del activador del plasminógeno (PAI-1), una enzima que frena el proceso de ruptura de los coágulos (fibrinolisis). Por lo tanto, mientras por un lado de manera natural se activa la coagulación sanguínea (hemostasia), el cuerpo pierde la posibilidad de disolver a través de la fibrinólisis estos coágulos sanguíneos. Esto puede dar lugar a accidentes cerebrovasculares (ictus o derrame cerebral) y accidentes cardiovasculares (isquemia, infartos de miocardio, aneurismas, etc.)
  • Los estrógenos (hormona sexual femenina) también se producen en las células adiposas de la zona abdominal. Por ello, en algunos hombres obesos se produce una considerable formación de pechos incipientes y en algunos casos disminuye su líbido. En mujeres, este aumento de los estrógenos se considera como un factor de riesgo para la aparición de cáncer de mama.
  • Por otro lado, las células adiposas de tamaño normal producen valores elevados de adiponectina. Esta hormona también es capaz de activar los transportadores de glucosa y permitir la absorción de glucosa. Cuanto mayor sea el tamaño de la célula grasa, menos adiponectina se produce, por lo que la formación de insulinoresistencia y diabetes tipo 2 es producido por las células adiposas de tamaño aumentado.

 


PUEDES CONSULTAR MÁS ARTÍCULOS DE SALUD PINCHANDO AQUÍ

 

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>