¿QUÉ OCURRE CUANDO PERDEMOS PESO RÁPIDAMENTE?

Cuando nos proponemos bajar de peso y comenzamos un plan nutricional destinado a ello nos surge una duda esencial. ¿Estaremos perdiendo peso correctamente? ¿Mi cuerpo estará utilizando la grasa para obtener energía y así ir reduciendo tallas? Para conseguir que nuestro cuerpo pierda peso a costa de masa grasa y no masa muscular, es esencial seguir una alimentación sana, equilibrada y ajustada a las necesidades de cada persona con una reducción de entre 500-700 kcal/día, de esta manera, garantizaremos que la pérdida será entre 0,5-1 kg/semana, consiguiendo así la reducción paulatina de peso y grasa.

Si perdemos peso rápidamente nuestro cuerpo lo hace a costa de perder masa muscular y no grasa. Para el mantenimiento de la masa muscular el cuerpo necesita gastar mucha energía, lo que da lugar a la necesidad de aumentar nuestro consumo energético cuanto mayor sea nuestra masa muscular. De esta manera, según vayamos perdiendo masa muscular nuestro cuerpo necesitará utilizar menos energía y si volvemos a comer como lo hacíamos anteriormente cogeremos peso rápidamente. Por otro lado, debemos de tener en cuenta que la pérdida de peso se puede producir de una manera u otra, pero el factor a tener en cuenta para no recuperar el peso perdido debe ser siempre una buena adquisición de hábitos saludables que permitan que cada persona aprenda a comer y disfrutar de todos los alimentos una vez hayamos alcanzado un peso saludable. Además, varios estudios aseguran que el cuerpo tiene una memoria de proteínas, por ello cuando perdemos masa muscular durante un plan dietético muy bajo en calorías, lo finalizamos y comenzamos a comer otra vez, el cuerpo tiene una necesidad de hambre fisiológica que solo se ve cubierta cuando recuperamos la masa muscular que teníamos al principio del tratamiento. De esta forma, se aumenta en gran medida la grasa corporal poco a poco también (efecto rebote).

Es importante además aprender que lo importante en la pérdida de peso es la eliminación de la grasa corporal. Un buen indicador es comprobar que el volumen corporal vaya reduciéndose, ya que la densidad de la grasa en mucho mayor que la del músculo. El ejercicio y el deporte ayudan también al mantenimiento del músculo y la utilización de la grasa como fuente de energía cuando hacemos un plan nutricional destinado a la pérdida de peso, de esta manera contaremos con un cuerpo más tonificado y definido.

file0001915885273

 

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>