¿PUEDE INFLUIR LA ALIMENTACIÓN EN EL ESTRÉS?

 El actual ritmo de vida diaria y las preocupaciones laborales y económicas provocan que nuestro organismo esté continuamente en alerta. Desafortunadamente resulta complicado encontrar a alguien que no considere que ha sufrido algún período de estrés en determinados momentos de su vida. Esta sensación puede resultar beneficiosa para el organismo siempre y cuando sepamos controlarlo y no se mantenga a lo largo del tiempo ya que de esta manera limitaría enormemente la calidad de vida de la persona que lo sufre. Durante el período de estrés nuestro cuerpo libera unas hormonas determinadas: cortisol, adrenalina y noradrenalina y disminuye la producción de las llamadas “hormonas de la felicidad”: serotonina y endorfina, encargadas de regular el sentido del humor y la sensación de bienestar. Y ¿puede esto estar relacionado con la alimentación? Diversos estudios demuestran que aquellas personas sometidas a períodos de estrés agudos o crónicos comen peor y esto puede comprometer su estado de salud. Una elección correcta de alimentos y el consumo de determinados nutrientes en épocas de estrés puede resultar beneficioso para disminuir los efectos del estrés y liberar mayor cantidad de “hormonas de la felicidad”.

  • REFUERZO DEL SISTEMA INMUNE

Generalmente el sistema inmune se ve afectado durante los períodos de estrés. Caemos enfermos con más facilidad o, por ejemplo, nuestras reacciones alérgicas son más intensas. Por este motivo, el refuerzo de nuestro sistema inmune es esencial para combatir esta situación. El consumo de alimentos ricos en vitamina C (frutas cítricas, kiwi, mango, papaya, piña, brócoli, coles de bruselas, coliflor, pimientos rojos y verdes, espinacas, tomates…), β-carotenos (verduras y frutas con pigmentos rojos, anaranjados y amarillos y cereales), ácido fólico (verduras y hortalizas de hoja verde y cítricos) y zinc (nueces,  los granos enteros, las legumbres, carnes cerdo y cordero) mejoran y refuerzan el sistema inmune y permite que nuestro cuerpo no se deteriore en épocas de estrés.

  • ALIMENTOS RICOS EN TRIPTÓFANO COMO ANTIDEPRESIVOS NATURALES

 El triptófano es un aminoácido capaz de sintetizar una de los neurotransmisores citados anteriormente: la serotonina. Diversos estudios han demostrado que la falta de este neurotransmisor produce síntomas relacionados con la depresión (ansiedad, angustia, irritabilidad, tristeza…) y sus niveles adecuado en el organismo se relacionan con bienestar, relaj_DSC6951 (2)ación, mayor concentración y autoestima. Además favorece la producción de melatonina, hormona relacionada con la regulación del sueño.

Entre los alimentos ricos en triptófano se encuentran: pavo, pollo, legumbres, chocolate negro, leche, queso, pescado, huevos, tofu, semillas de calabaza, nueces, cacahuetes, entre otros. Sin embargo para poder sintetizar serotonina el cuerpo necesita ácidos grasos omega 3, magnesio y zinc. Por ello, las legumbres, las verduras, el germen de trigo y los plátanos son considerados también antidepresivos naturales. Sin embargo, el triptófano contenido en los alimentos debe ser combinado con hidratos de carbono complejos (arroz integral, pan integral, cereales integrales y verduras) que permitirán que el cerebro cree la serotonina necesaria para “sentirnos felices”.

  • ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES PARA NUESTRO SISTEMA NERVIOSO

 Los ácidos grasos esenciales linoleico y linolénico deben ser consumidos con la alimentación porque nuestro organismo no es capaz de sintetizarlos. Estos ácidos grasos son necesarios para el correcto desarrollo y funcionamiento del sistema nervioso por su abundancia en la membrana de las neuronas. Además, los aceites esenciales del pescado azul combaten las propiedades espesantes de la adrenalina, una de las hormonas segregadas en épocas de estrés.

Podemos conseguir un aporte adecuado de ácidos grasos esenciales consumiendo aceites de semillas, frutos secos, cereales integrales, aguacate, germen de cereales y pescados azules.

  • EJERCICIO FÍSICO, EL MEJOR ALIADO. 

La práctica de ejercicio físico diario resulta beneficioso por diversos motivos: disminuye el estrés, genera motivación, favorece la concentración, mejora y aumenta la autoestima y produce bienestar por la liberación de endorfinas. 

IMG_2290

¿QUÉ EVITAR?

Las bebidas energizantes, el abuso de cafeína y el alcohol así como el consumo excesivo de hidratos de carbono simples (dulces, azúcar, bollería, repostería, chucherías…) pueden reducir las reservas de diversos micronutrientes necesarios para el mantenimiento de la salud y la generación de hormonas beneficiosas, provocar el aumento de peso y disminuir la confianza de la persona en determinadas situaciones puntuales o mantenidas en el tiempo.  

En resumen, una alimentación basada en frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y proteínas de calidad acompañada de un ejercicio físico diario y moderado disminuye el riesgo de padecer síntomas relacionados con el estrés y la depresión y mejora la salud y la calidad de vida. 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>