Nutrición y ovario poliquístico

prev-isge

El Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP), es un problema de salud común que afecta a 1 de cada 5 mujeres en edad reproductiva (entre 15 y 44 años). Suele comenzar en torno a la menarquia (inicio de los periodos menstruales).

Puede producirse por antecedentes familiares, por una dieta inadecuada y por problemas con en los óvulos.

Si una mujer tiene parientes en primer grado con el SOP, tiene un 50% más de probabilidades de desarrollarlo. Las mujeres que sufren este síndrome tienen un desequilibrio hormonal (produciendo mas hormonas masculinas) y problemas metabólicos que pueden afectar a su salud, aspecto general y también es una causa muy común de infertilidad.

El desequilibrio genera problemas en los ovarios de la mujer, que son los encargados de producir los óvulos que se desprenden todos los meses como parte de un ciclo menstrual normal. Es decir, los óvulos de una mujer con el SOP pueden no desprenderse o no desarrollarse durante la ovulación como debería.

Si buscamos el origen, debemos decir que no se conoce con exactitud la causa, pero estudios han demostrado la mencionada asociación familiar, por lo tanto muchos expertos apuntan que es muy probable que tenga un origen genético y sea hereditario.

La ausencia de periodos o periodos menstruales irregulares será una de sus consecuencias, algo que no solo es molesto, sino que también provoca infertilidad o dificultad para quedarse embarazada

 

Síntomas de los ovarios poliquísticos

En la actualidad hay un consenso que se alcanzó en Rotterdam que define los criterios que debe cumplir una mujer para ser diagnosticada del Síndrome de Ovario Poliquístico. Debe cumplir 2 de los 3 que se detallan a continuación:

  1. Ausencia de periodos o periodos irregulares.
  2. Signos de elevación de la testosterona (como son la alopecia, el exceso de vello sobretodo en el rostro, barbilla o partes del cuerpo en donde normalmente los hombres tienen vello y el acné en el rostro, pecho y parte superior de la espalda)
  3. Presencia en una ecografía de quistes en los ovarios.

Los síntomas más frecuentes en mujeres con el SOP son: Oscurecimiento, de la piel, aumento del peso, aumento del colesterol, aumento de los triglicéridos y de la tensión arterial, diabetes, obesidad. Todos ellos desarrollan factores de riesgo cardiovascular.

 

Tratamiento: Dieta, inositol y mantenerse entre un 20 – 25% de grasa corporal

Suplementación: Estudios han demostrado que el Inositol puede ser un buen suplemento junto a tratamiento nutricional. La gran mayoría de los individuos son capaces de obtener el Inositol de los alimentos que consumimos incluso podemos obtenerla de manera endógena. El problema que existe en las mujeres con SOP es que, debido a la resistencia de su organismo a la insulina, tienen verdaderos problemas para lograr esta conversión.

 

Referencias

(Unfer, Carlomagno, Dante, & Facchinetti, 2012)

(Papaleo et al., 2007)

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>