Insulina

Fundamentos médicos nutrición metabólica:

LA REGULACIÓN DE LA INSULINA EN SANGRE

La insulina es una hormona producida y secretada por el páncreas. Está considerada la “hormona anabólica” por excelencia, ya que su función principal es disponer a las células de la glucosa necesaria para producir energía, además de normalizar los niveles de glucosa en sangre. Su déficit produce diabetes mellitus y su exceso puede producir hiperinsulinismo. Ambas situaciones son negativas para la salud y deben ser controladas si queremos mantener una salud adecuada. Una mala elección de alimentos produce en la mayoría de las ocasiones un hiperinsulinismo, situación que no cuenta con síntomas clínicos aparentes al contrario que pasaría con la diabetes, cuyo síntoma principal es el exceso de glucosa en sangre cuando no hay un tratamiento establecido. Un nivel de insulina continuamente elevado en sangre produce las siguientes alteraciones:

  •   Aumento de los triglicéridos y del colesterol
  •    Aumento de las hormonas de estrés adrenalina y cortisol, lo que da lugar a la hipertensión
  •   Aumento de los adipocitos corporales
  •   Activación distintos pasos de la coagulación sanguínea (hemostasia), lo cual aumenta la frecuencia de trombosis y embolias en las personas obesas.
  •   Disminución de la producción de hormonas como la melatonina (hormona encargada del ritmo circadiano), la DHEA y la HGH (hormona de crecimiento). Todas estas hormonas tienen un fuerte efecto antiinflamatorio y antioxidante, por lo cual son muy importantes en enfermedades inflamatorias. Inhibición de la lipolisis y la fibrinolisis.

A través de nuestros cursos de formación en nutrición transmitimos estos conceptos a dietistas, asesores y médicos nutricionistas, algo que les permite llevar a tu plan de alimentación saludable los métodos para adelgazar de Metabolic Balance.

dietas metabólicas