La salud bucodental y Enfermedad Inflamatoria Intestinal

EII

Los avances en los últimos años de la Medicina, han permitido conocer el hecho de que las enfermedades pueden estar relacionadas con diferentes partes del organismo. En este caso, la boca, vía de entrada a nuestro organismo, comparte importante relación en diferentes enfermedades como son la diabetes mellitus, las enfermedades cardiovasculares como el infarto agudo de miocardio, la obesidad, el parto prematuro, la artritis reumatoide,entre otras en las que debo destacar la enfermedad inflamatoria intestinal.

Si bien es cierto que la colitis ulcerosa limita su afectación al intestino grueso, y la enfermedad de Crohn puede llegar a afectar a cualquier parte del tubo digestivo, diversos estudios han demostrado la existencia de manifestaciones extraintestinales que llegan a alcanzar hasta el 47% de los casos, la gran mayoría se producen a nivel dermatológico, oftálmico y reumatológico.

Manifestaciones Orales

Como se indicaba anteriormente, la boca es una parte del organismo que no está exenta de dichas manifestaciones. Las manifestaciones orales se pueden presentar hasta en el 80% de los pacientes con EII, además, se debe destacar que pueden ser el primer signo de la enfermedad cuando aún no han existido los primeros síntomas a nivel del intestino, lo que supone un posible diagnóstico precoz de la enfermedad en el 10% de los pacientes con colitis ulcerosa, llegando a ser de hasta el 60% en los pacientes que debutan con enfermedad de Crohn.

La manifestación más común en los pacientes con EII es la estomatitis aftosa recidivante, conocida comúnmente como aftas. Son úlceras dolorosas que aparecen en la boca, normalmente en la cara interna del labio, en el suelo de la boca, y en la encía alejada de los dientes. Según algunos estudios, es probablemente la primera manifestación de la EII que tiene lugar fuera del intestino. Las aftas se pueden presentar cuando la enfermedad está controlada, aunque puede aumentar su aparición ante la presencia de un brote.
También se puede presentar con cierta frecuencia una inflamación de los labios y de algunas zonas de la boca y de la cara, esta inflamación se conoce con el nombre de granulomatosis orofacial, y aunque no responde a ninguna causa, se ha visto presente casi hasta en el 15% de las personas con Crohn.

El brote de la enfermedad se relaciona con problemas en la boca

Existen otras lesiones que se pueden ver en la boca y que derivan mayoritariamente de la malabsorción intestinal y de los estados anémicos, que normalmente se dan con mayor frecuencia en pacientes con colitis ulcerosa. Entre estas lesiones, podemos destacar la queilitis angular, conocida coloquialmente como “boqueras”, éstas se mantienen en el tiempo semanas e incluso llegan a estar presente durante un mes, ya que se deben principalmente a estados de brotes, por lo que no desaparece hasta que el paciente se encuentra mejor a nivel digestivo.

Otras manifestaciones orales que pueden aparecer, aunque en menor frecuencia, son las lesiones en adoquín, llamadas así porque normalmente aparecen en la cara interna del carrillo y con un aspecto que recuerda a los adoquines. Esta lesión que se ve en la boca se aprecia también a nivel del colon de los pacientes con EII, llegando a ser muy molestas a la hora de la masticación de los alimentos e imposibilitando la deglución.

¿Existen mas caries en pacientes con EII?

Los pacientes con EII tienen mayor posibilidad de presentar caries y perder dientes debido a esta entidad. Esto se debe a que la bacteria que causa la caries se encuentra en mayor concentración en los pacientes con EII, aunque se desconoce la causa de esto, se sospecha de alteraciones a nivel salival. Por otro lado, la gingivitis y periodontitis también se observa con mayor frecuencia en algunas enfermedades autoinmunes, como es la EII

 

Identificada la bacteria responsable de molestias intestinales

Los gases abdominales se generan en el intestino durante la digestión y, más allá de las burlas que el tema suele suscitar, se trata de un proceso fisiológico absolutamente normal. En algunas personas, sin embargo, estos gases generan molestias más significativas. Esta situación podría tener una explicación científica. Un estudio del Grupo de Investigación en Fisiología y Fisiopatología Digestiva del Instituto de Investigación del Hospital Vall d’Hebron (VHIR) de Barcelona ha relacionado las molestias por gases abdominales con la presencia en la microbiota intestinal de la bacteria Bilophila wadsworhia. Este microorganismo produce un gas irritante que aumenta la sensibilidad intestinal y que se ha detectado en las personas que presentan síntomas más pronunciados.En la investigación se comparó a un grupo de personas aquejadas por molestias abdominales con otro que no presentaba estos síntomas. El Prof. Fernando Azpiroz, responsable del Grupo de Investigación en Fisiología y Fisiopatología Digestiva del VHIR e investigador principal del estudio, explica algunas de las principales conclusiones: “las personas aquejadas de molestias por gases no tienen un mayor volumen de estos en comparación con el grupo de individuos de control, pero sí es mayor el número de veces que los expulsan”,  y añade que “no es la cantidad de gas lo que origina las molestias sino su origen y composición”.

 

gas
En el grupo de personas afectadas por flatulencias más pronunciadas se detectó la presencia de la bacteria Bilophila wadsworthia generadora del gas sulfhídrico, causante de irritación y molestias. En el grupo de control, los gases eran producidos por otras bacterias y su composición era a base de hidrógeno y metano, con menor poder irritante.

Otra de las conclusiones de esta investigación es que una dieta rica en alimentos más flatulentos sólo altera la microbiota intestinal en aquellos pacientes que ya de inicio muestran síntomas y son más sensibles. El  Prof. Francisco Guarner, responsable del grupo de estudio de Microbiota Intestinal, explica que, ante este tipo de alimentación, se genera en las personas con síntomas intestinales un desequilibrio en la composición de la microbiota intestinal, disminuyendo la diversidad de las especies que la componen.

Este estudio, publicado en la prestigiosa revista GUT, supone un avance más en el conocimiento de la microbiota y también ofrece nueva información sobre un tema que, no solo es recurrente en el humor popular, sino que también es de interés de la comunidad científica.

Nutrición en nadadores

La natación se caracteriza por las altas demandas de energía en los entrenamientos. La falta de hidratación y el aumento de sensación de hambre son algunos de los problemas a los que se enfrentan los nadadores. La amplia variabilidad en los tipos de entrenamiento (tiradas largas, series, ejercicios fuera del agua…) hace que la alimentación debe adaptarse a las demandas, objetivos y entrenos individuales.
Resultado de imagen de nadadores

Gasto energético

La cantidad de energía que un nadador necesita dependerá de la intensidad, frecuencia y volumen de las sesiones, de su composición corporal, y de algunos factores como la temperatura del agua. Cabe destacar la importancia de la ingesta previa a la sesión de entrenamiento para optimizar los depósitos de glucógeno y conseguir un estado óptimo de hidratación. En este sentido los entrenamientos en ayunas pueden ser una estrategia interesante para conseguir una mayor adaptación metabólica al entrenamiento con los depósitos de glucógeno bajos. La manipulación de la ingesta energética tiene dos objetivos principales: modificar la composición corporal del nadador o hacer frente a las demandas energéticas de los distintas sesiones de entrenamiento. Así el nadador debe:

  • Controla las variaciones de necesidades energéticas a lo largo de la temporada, esta dependerá de las cargas diarias de trabajo y pueden variar mucho de un día para otro.
  • Prever los viajes y la disponibilidad de alimentos que tendrá.
  • Mucho ojo con las perdidas drásticas de peso producidas por la restricción calórica, afectarán negativamente al rendimiento/recuperación y a la salud.

Un problema al que se enfrentan algunos nadadores, especialmente los que mas tiempo dedican a entrenar, es al aumento del apetito asociado a una disminución del estrés que provoca la termorregulación (los nadadores sudan menos porque el agua les refrigera y esto aumenta su sensación de hambre). En esta situación estos nadadores corren el riesgo de sobrealimentación y aumento de peso, por ello la individualización de la pauta dietética asegurando alimentos saciantes en los momentos clave de aumento de hambre controla al menos en parte los mecanismo de hambre/saciedad de estos nadadores.

Ingesta de proteínas
El consumo de proteínas de alto valor biológico (pescados, huevos, leche, carne, frutos secos) ayuda al deportista a asimilar los entrenamientos y a recuperarse de forma efectiva después de los entrenos. Respeto a la cantidad exacta de proteína por kg de peso y dia existe cierta discrepancia 1,2 – 1,6 g proteína/kg de peso corporal y día y 1,3-1,8 g proteína/kg de peso y día dependiendo de la fuente. Lo importante es adaptar la ingesta de proteína a las necesidades de los entrenamientos, teniendo en cuenta que para obtener buenos resultados hay que “jugar” con el momento de administración, así se ha sugerido que la ingesta de 20-25g de proteína (0,3g proteína/kg de peso corporal y día ) justo después de un entrenamiento cañero o competición ayuda a la pront recuperación y síntesis de proteínas, repitiendo esta ingesta a lo largo del día (3-4 veces) hasta justo antes de ir a dormir.
Hidratación
Un error muy común es olvidar la ingesta de agua durante las sesiones de entrenamiento, quizás el echo de estar “con el agua al cuello” y mas refrigerados inhibe la sensación de sed. Así la temperatura del agua en piscina (25-28ºC) disminuye la producción de sudor ya que el agua refrigera el cuerpo, por el contrario en los entrenamientos en aguas abiertas la temperatura es mucho mas variable(13-31ºC). De esta forma las necesidades de ingesta agua dependen de la temperatura del agua. Lo mas sencillo es hacer un pequeño estudio: el nadador se pesa antes-después de un entreno o competición teniendo en cuenta los fluidos que ha tomado y puede hacer una estimación de la cantidad de agua que necesitará, puede hacer esta operación en destinas condiciones por ejemplo con el agua a diferentes temperatura en distintos tios de entrenmiento para hacer una estimación bastante precisa del agua que necesitará en competición. Son especialmente interesantes las bebidas isotónicas, por su contenido en agua, carbohidraots y sodio. Pero en general las diretrices para hidratación en natación son muy parecidas al resto de deportes de resistencia.

Consumo de hidratos de carbono

En las sesiones mas largas y en los post-entrenos sobre todo cuando hay varias sesiones al día los hidratos de carbono cobran una especial importancia. La ingesta de carbohidratos debe ser manipulada individualmente, dependiendo de las necesidades individuales, de los objetivos y momento de temporada, estamos hablando de unas necesidades que pueden ir desde los 3g de HC/kg de peso coproral y día a 12g de HC/kg de peso corporal y día.

En general los alimentos ricos en carbohidratos deben estar presentes en las dieta de los nadadores (cereales, frutas, legumbre etc, que además son altos contenedores de nutrientes), durante las sesiones alimentos ricos en carbohidratos y suplementos son una opción excelente para hacer frente al entrenamiento. Cuando el deportista realice 2 entrenamientos al día para hacer frente a la siguiente sesión es importante recuperar cuanto antes los depósitos de glucógeno, para ello es recomendable que ingiera 1g de hidrato de carbono por kg de peso corporal en las 4 horas posteriores al entreno en forma de alimentos naturales y/ayudas ergogénicas.
Fuente
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23855280
https://www.hindawi.com/journals/jobe/2011/351628/
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15902988

Dónde encontrar todo el omega 3 que necesitamos cada día

Omega-3-Krissia

El Omega 3 reduce el riesgo de enfermedad coronaria entre el 6% y el 18%, un beneficio que es mayor en individuos con niveles altos de triglicéridos y colesterol LDL. Son las principales conclusiones del macroestudio sobre los ácidos EPA (eicosapentaenoico) y DHA (docosahexaenoico), conocidos como omega 3, publicado en la revista Mayo Clinic Proceedings que incluyó a más de 800.000 personas de 40 países.

Gracias a investigaciones como esta el omega 3 se ha convertido en una de las claves para luchar contra las enfermedades cardiovasculares, que son la primera causa de muerte en España, con una tasa de 252 fallecidos por cien mil habitantes. Incluso hay estudios que sugieren que los omega 3 podrían ser ayudar a combatir la diabetes o la obesidad debido a que estos grasos favorecen la activación de las grasas parda y beigeproteger del Alzheimer a un determinado grupo de personas, y ayudar al tratamiento de algunos de los tumores más frecuentes, como los de mama o de colon.

No solo evitan enfermedades: en la infancia están implicados en el desarrollo del sistema nervioso y de la retina. Pero el organismo no los puede sintetizar, de ahí la importancia de incorporar los ácidos grasos omega 3 a la dieta. El 30% de los españoles, en cambio, no ingerimos la cantidad diaria recomendada, según revela un estudio dirigido por la catedrática Rosa María Ortega, del departamento de Nutrición de la facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

¿Cuánto hay que tomar? Según la Autoridad Europea de Salud Alimentaria (EFSA), 150mg/día para los niños de 2 a 4 años, 200 mg/día a partir entre los 6 y los 18 años y 250 mg/día para los adultos. ¿Pero cuánto es eso y cómo lo conseguimos?

Afortunadamente, existen numerosas y excelentes fuentes alimentarias de estos ácidos grasos y los expertos reiteran que una dieta sana y variada es capaz de cubrir los requerimientos diarios en todas las edades.

¿Cuáles son esos alimentos? El pescado graso. Los expertos recomiendan pescado azul de pequeño tamaño para evitar la contaminación por metales pesados de las especies más grandes- es el que contiene mayor cantidad de EPA y DHA: arenques (1.729 miligramos de omega 3 en 100 gramos de producto); sardinas (1.480 mg/100g); anchoas (2.113 mg/100g y 951 mg una lata pequeña); el salmón, una de las especies grandes de pescado azul contiene salmón 2.260 mg de omega 3 por cada 100 gramos.

Igualmente, los mariscos —excepto las almejas y los berberechos— proporcionan una importante cantidad de este tipo de ácidos grasos —las ostras, por ejemplo, contienen 672 mg en 100g—, y en mucha menor cantidad, no por ello insignificante, los pescados blancos.

Además, son fuente de estos ácidos grasos los cereales (integrales), como las semillas de lino (2.338 mg una cucharada) y de chía (4.900 mg en 28 gramos); los frutos secos, entre los que las más conocidas son las nueces (2.542 mg siete nueces), y en menor medida en los vegetales, aunque se pueden considerar las espinacas (140mg/100g).

Las carnes también aportan omega 3, si bien la cantidad varía en función de la dieta del animal —los que comen pastos tienen más ácidos grasos poliinsaturados—, y las legumbres, aunque contienen omega 3, no se consideran un buen aporte por su bajo contenido.

El informe La leche como vehículo de salud. Ácidos grasos poliinsaturados omega 3, promovido por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) y la Fundación Iberoamerciana de Nutrición (Finut) señala la utilidad de los alimentos enriquecidos, entre los que “la leche es el más conocido y consumido. Un vaso de leche enriquecida en omega 3 proporciona aproximadamente 125 mg de EpA+DHA, lo que representa en torno al 50% de la cantidad diaria recomendada, si se toma el rango mínimo de las recomendaciones anteriormente citadas (250 mg/día)”.

 

MB Cooking: intxaursalsa. Gastronomía Vasca

La intxaursalsa es un postre típico de Navidad en los caseríos vascos desde hace más de 150 años, especialmente en la zona de Gipuzkoa

Ingredientes

  • 250 gr de nueces
  • 8 dátiles secos deshuesados
  • 3/4 litros de leche de almendra
  • hoja de menta (para decorar)
  • Canela

Elaboración de la receta de intxaursalsa:

Casca las nueces y saca el fruto. Colócalas en un paño y tritúralas dándoles golpes suaves con un mazo de madera.

Calienta la leche en una cazuela. Añade los dátiles triturados y las nueces y deja cocer todo a fuego lento durante 60-70 minutos, removiendo de vez en cuando.

Retira del fuego y deja que se temple. Decora con unas hojas de menta, espolvorea con un poco de canela y sirve.

Puedes tomarla fría, templada o caliente, según tu gusto.

Consejo:

Si no te gustan los tropezones, puedes colar la intxaursalsa con un chino.

Si prefieres la intxaursalsa más ligera, reduce la cantidad de nueces o deja cocer menos tiempo.

 PARA VER MÁS RECETAS PINCHE AQUÍ

Papayas rellenas con Queso

 

Papaya

Ingredientes

· Papaya
· Cebolla en cubitos
· 1 Diente de Ajo finamente picado
· Jengibre fresco finamente picado (o en polvo)
· Jugo de ½ Limón
· Curcuma
· Queso
· Sal y pimienta al gusto

Preparación

Partir la papaya a la mitad, retirarle las semillas y sacar la pulpa sin dañar la cáscara. Picar la papaya
en cubos. Poner las mitades de cáscara vacias sobre platos y reservarlas.

Mezclar la cebolla picada, el jengibre, el ajo, el jugo de limón, la sal y la pimienta. Si es necesario,
adicionar una pizca de agua. Agregar la papaya y dejar en reposo 15 minutos. Rellenar las cavidades
de papaya y decorar con tiras de queso

Artículo interesante sobre la nutricionista inglesa y asesora Metabolic Balance

the telegraph

Es demasiado amable y demasiado inglesa para presumir, pero pronto queda claro que la nutricionista Petronella Ravenshear no necesita hacerlo. Ella tiene los hechos y las cifras que harán el alarde de ella, archivo tras archivo de mediciones de la composición corporal de clientes (anónimos), que dan testimonio de una pérdida de peso dramática y duradera.

Ravenshear, de 56 años, se especializa en un programa nutricional alemán llamado Metabolic Balance, que llegó a Gran Bretaña en 2008 y está diseñado para restablecer sus niveles hormonales, especialmente la insulina, para regular el almacenamiento de grasa. ” Todos estamos creando demasiada insulina, porque comemos los alimentos equivocados, y comemos con demasiada frecuencia. La insulina es una hormona de almacenamiento que nos impide acceder a nuestros almacenes de grasa. Mantenga los niveles de insulina bajos y creará más glucagón, lo que le indicará al hígado que comience a quemar grasas para obtener energía “.

La clave para el éxito del programa es un análisis de sangre, que determina qué productos alimenticios funcionan mejor con la química de su cuerpo. También es importante que, espere, abandone el ejercicio aeróbico hasta que alcance el peso deseado. “Cuando los clientes se ejercitan demasiado pronto, la quema de grasa se detiene. Su cuerpo necesita energía demasiado rápido para poder quemar la grasa corporal “.

Esto, y mucho más acerca de MB, desafía la creencia. Gané dos kilos de músculo magro en dos semanas sin ejercicio, por ejemplo (y perdí el equivalente en grasa). Todo es evidencia de cuán lejos debe llegar la corriente principal para comprender completamente cómo los alimentos y el ejercicio afectan al cuerpo. Ravenshear, quien se une a Stella como colaborador habitual la próxima semana, se ríe mucho de que la forma en que funciona MB es realmente “misteriosa”. Pero los resultados notables son indiscutibles.

¿Qué es?
Metabolic Balance es un programa de tres meses que restablece el metabolismo y los niveles hormonales, especialmente la insulina, para permitir que su cuerpo alcance su peso natural.

Un análisis de sangre muestra qué alimentos se adaptan mejor a su bioquímica personal y esto determina su plan de alimentación. Las características clave incluyen dejar un espacio de cinco horas entre las comidas y no mezclar fuentes de proteínas. No hay grasa en las primeras dos semanas.

¿Para que sirve?

Dependiendo de la cantidad de peso que un cliente tenga que perder, las primeras dos o tres semanas pueden resultar en una pérdida de peso de una piedra o más. Significativamente, esto no es agua ni pérdida muscular magra, como en muchas dietas, sino grasa. (La composición corporal de los clientes se mide semanalmente.) La dieta también aumenta la tasa metabólica, en lugar de disminuirla, como sucede con muchas otras dietas.

¿Cómo comenzó?

El programa fue desarrollado por la Dra. Wolf Funfack, una experta alemana en medicina nutricional, y la científica en alimentos Silvia Bürkle en 2002. Insatisfechas con las opciones para perder peso a largo plazo, decidieron que un metabolismo equilibrado era la clave.

Quien es un creyente

Boy George es quizás la historia de éxito de MB más famosa. Ravenshear ha entrenado a varios fashionistas, incluida Jemma Kidd.

¿Podemos comer yogures caducados?

yogures

Sacas un yogur del fondo de la nevera y ya ha sobrepasado su fecha de caducidad. ¿Lo tiras o lo comes? Dos expertos en Nutrición responden a esta eterna duda. “No hay estipulado un número de días a partir de la fecha de caducidad o fecha de consumo preferente en los que sea seguro consumir el producto con la fecha vencida. El sentido común nos dice que las probabilidades de que el producto no reúna las mismas propiedades que cuando se envasó aumentan a medida que van pasando los días”, afirma Katherine García, de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

“Debido a la naturaleza del yogur -alimento microbiológicamente estable en correctas condiciones de conservación-, la superación de su vida útil no debe suponer ninguna consecuencia para la salud del consumidor”, considera Esther Carrera, profesora de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo, en Madrid.

El yogur es un alimento con un pH muy ácido, que hace muy difícil que se establezcan patógenos (agentes biológicos que pueden producir enfermedades). Además, se elabora con leche pasteurizada, eliminando así la carga microbiana desde el principio del proceso. “Por este motivo, probablemente el consumo de yogures caducados no tenga consecuencias deletéreas (o venenosas) para la salud; aunque en microbiología el riesgo cero no existe”, dice la especialista de la SEEN.

Además, tomar un yogur con la fecha vencida puede suponer que el alimento esté más ácido,  haya perdido humedad (esté más seco), aroma o sabor. Para aprovechar el máximo potencial del yogur es mejor respetar las fechas estipuladas.

¿Cuál es ese potencial? “Las propiedades nutricionales de un yogur caducado no se modifican, siempre que se conserve en buen estado; sin embargo, los efectos probióticos sí pueden verse alteradosya que la cantidad de microorganismos del yogur desciende a medida que pasan los días desde su elaboración”, especifica García. Al respecto, Carrera añade que “estudios de envejecimiento del yogur apuntan a que el producto mantiene sus especificaciones hasta los 35 días desde su fecha de fabricación, siempre y cuando se conserve adecuadamente”.

La polémica de la fecha de consumo preferente

El consumidor debe conocer la diferencia entre “fecha de caducidad” y “fecha de consumo preferente”, ya que tienen implicaciones diferentes en el producto. Esto es: los alimentos microbiológicamente muy perecederos, cuyo consumo después de un corto periodo de tiempo pueda suponer un peligro inmediato para la salud, deben etiquetarse con fecha de caducidad. El resto de alimentos tendrán fecha de consumo preferente, que indica que a partir de la misma no se garantiza que las características sensoriales, de aroma, gusto o textura estén al cien por cien.

El Real Decreto 176/2013 estableció que los yogures pasaban a tener fecha de consumo preferente, en lugar de fecha de caducidad, debido a las características de este alimento. “Esta nueva normativa supuso una polémica entre el Ministerio de Agricultura y los fabricantes, ya que el primero sostiene que un producto como el yogur debe tener fecha de consumo preferente en lugar de fecha de caducidad, mientras que los segundos, en general, prefieren seguir etiquetando con fecha de caducidad, ya que no se hacen responsables de las posibles intoxicaciones tras el consumo de un yogur caducado. La decisión final respecto a indicar en el etiquetado fecha de consumo preferente o de caducidad la toma el fabricante en función de los estudios de vida útil microbiológica realizados a los alimentos”, relata García.

Tres señales de que ese yogur está malo

Dada la estabilidad del producto, “son principalmente los errores en el sellado del envase y/o unas condiciones de conservación deficientes las principales responsables de alteraciones en el aspecto, sabor o aroma”, advierte Carrrera.

Según García, las tres señales de que un yogur se encuentra en mal estado son las siguientes:

  1. No consumir los envases del yogur con la tapa perforada, abierta parcialmente, desteñida, humedecida o envases con fisuras o rotos. Todos estos datos indicarían un mal almacenaje del producto, con el consiguiente riesgo de intoxicación debido a una posible contaminación del mismo.
     
  2. Si tras abrir el yogur, aunque esté dentro de un envase íntegro, tiene más líquido de lo habitual o la textura es diferente a la común (grumoso o agrietado)también debemos desechar el producto para evitar el riesgo de intoxicación.
     
  3. Un olor o sabor agrio o ácido también indica que el yogur no está en buen estado.

Sopresas de Quark y Espina

espinaca

Ingredientes

· Espinaca fresca
· Pimiento rojo picado en cuadros
· Cebolla finamente picada
· Ajo finamente picado
· Quark o Queso Fresco

 

Preparación

Lavar y escurrir la espinaca en un colador. Picar finamente algunas hojas de espinaca y dejarlas
separadas para el final.
En una olla caliente sofreír la cebolla con el ajo en un poco de aceite; agregar la espinaca y cocinarla
durante 5 minutos en la olla tapada. Agregar el pimiento, la sal y la pimienta.
Mezclar la espinaca picada que se tenia separada con el Quark (queso freso), adicionar sal y pimienta
al gusto. Servir la ensalada de espinaca y con ayuda de dos cucharas, formar bolas
con la mezcla Quark- Espinaca y ponerlas encima de la ensalada. Servir inmediatamente.