¿Eres capaz de controlar tu alimentación?

450_1000

 

¿Alguna vez has “asaltado” la despensa en busca de unas galletas con chocolate? ¿O has comido una cantidad de comida que posteriormente te ha hecho sentirte pesado e incómodo? Estas son las situaciones en las que tu capacidad para controlarte falla, pero no te preocupes. El autocontrol se puede ejercitar para mejorarlo y aquí, te vamos a enseñar de forma breve cómo controlar lo que comes.

El autocontrol es, sencillamente, la capacidad de ejercer dominio sobre uno mismo. Una persona que ha ejercitado el autocontrol es capaz de detectar sus pensamientos y reestructurarlos de una forma más saludable, buscando siempre el propio bienestar.

Algunos ejemplos de autocontrol serían: ser capaz de no comerse el postre después de una cena abundante, quedarse en casa preparando el examen en lugar de salir con los amigos o continuar sin fumar después de haber decidido dejarlo. Todas estas situaciones tienen algo en común: la capacidad de la persona para no dejarse engañar por el beneficio a corto plazo y mantenerse enfocados en los beneficios a largo plazo. Siguiendo con los ejemplos podríamos decir lo siguiente:

Corto plazo: Comer el postre después de la cena / Largo plazo: Tener una vida saludable

Corto plazo: Salir con los amigos y no estudiar / Largo plazo: Aprobar el examen

Corto plazo: Volver a fumar / Largo plazo: Desterrar una adicción altamente nociva

Como podrás ir viendo y entendiendo, el autocontrol no es más que la capacidad para protegernos de nuestros instintos más caprichosos y hedonistas. Quizá, dejar de comer de forma saludable pueda resultar “atractivo” por el goce que supuestamente supone, pero no dejarás de estar ignorando que, a largo plazo, ese comportamiento es insostenible. Quizá prefieras autoengañarte, prometiéndote a ti mismo que no lo volverás a hacer. Pero en el fondo, no estarás más que alimentando esa forma de actuar, que va en contra de tu propia salud.

Claves para controlar lo que comes

Es habitual que nos resulte difícil poder ver con claridad aquello que más nos beneficia y nos resulte complicado no caer en el beneficio inmediato. Para esas situaciones en las que todavía nuestro autocontrol no está suficientemente ejercitado, te propongo que realices los siguientes pasos:

Piensa antes de actuar

La impulsividad o la falta de control se deben únicamente a que, en algún momento del proceso, “desenchufas” tu pensamiento y simplemente actúas sin hacer una elaboración honesta de las consecuencias.

Amplía tus horizontes

Para controlar lo que comes, antes de sucumbir y perder el control, pregúntate si eso que vas a hacer te reportará algún beneficio a largo plazo. No te centres en el corto plazo, amplía tu horizonte. Te ayudará a conectarte con tus comportamientos saludables.

Hazte unas preguntas

Detente un momento para preguntarte lo siguiente: Si me consigo controlar, ¿me sentiré mejor conmigo mismo? ¿mejorará mi calidad de vida? ¿mejorará mi salud?

Practica a diario

El autocontrol, como cualquier otra herramienta como la atención, la memoria y la inteligencia emocional, se puede y se debe ejercitar a diario para potenciarla y mejorarla.

Ayuda profesional

Si te resulta complicado ejercer un control sobre tus actos o quieres saber más sobre cómo mejorarlos y potenciarlos, puedes acudir a nuestro equipo de profesionales. Te ayudarán a desarrollar ésta y otras muchas habilidades, que mejorarán tu calidad de vida.

¿Dónde encontrar las mejores frutas y verduras?

Resultado de imagen de frutas y verduras huerta

Hola balancers

Hoy quería hablaros sobre la fruta y la verdura. Creer que hay mucha diferencia dependiendo de donde la compres, no es lo mismo comprarla en un hipermercado-supermercado o en el mercado-fruteria de barrio. Igual parece una tontería, pero te voy a explicar las diferencias. Las grandes superficies (hiper-supermercados) centralizan todos sus productos, es decir, tienen que mandarlo a la central y de ahí lo mandan a las tiendas para colocarlas en los stands.

Esto parece lógico cuando no eres de Murcia (yo si lo soy… jeje), y digo esto porque de aquí sale la mayoría de la fruta y verdura que se vende en Europa. Pero la situación es algo mas complicada. Os pongo un ejemplo de como se puede rizar el rizo mas de la cuenta. La fruta y verdura que se vende aquí en Murcia en las grandes superficies, primero se recoge aquí, luego se manda a central (pongamos que es en Madrid) para despues volver a mandarla a Murcia y acabar así en los stands.

Dicho esto, imaginaros cómo deben de recoger esa fruta o verdura para que no se pudra en la carretera, obviamente NUNCA en su punto óptimo de maduración, la recogen entre verde y madura, tirando para verde, para que vaya madurando en las cámaras frigoríficas. Ahora ya entenderéis por donde voy.

La fruta y verdura que se vende en los mercados, plazas de abastos y las fruterías de barrio van casi directas de la huerta al stand, por lo que gozan de un privilegio bastante grande, que sean recogidos en su PUNTO ÓPTIMO de maduración.

Las frutas y verduras alcanzan todos sus nutrientes y sabores cuando maduran. Por poneros un ejemplo. El tomate tiene licopeno, que es un compuesto químico natural y antioxidante que proviene de los carotenos y que le da ese color rojo, aparte de producir beneficios a la salud como reducir el riesgo cardiovascular, el cáncer de próstata o la degeneración macular (entro otros). Entonces, ¿Si recogemos el tomate cuando aún esta verde? ¿Qué pasa con el licopeno? Que este no llega a producirse en las cantidades que debería y es casi inexistente.

Y esto pasa con casi todas las frutas y verduras (cada una con sus compuestos bioquímicos particulares). Por eso os recomiendo que la fruta y la verdura la compréis en vuestros barrios, en las plazas de abastos, mercados semanales, fruterías o donde sepáis que llega directa de la huerta. Así podréis disfrutar de un sabor increíble y os aportará todas las vitamina, minerales y compuestos bioquímicos que debieran.

Las mejores pastillas para adelgazar

Pastillas para adelgazar: ¿la forma más fácil de perder peso?

La Organización Mundial de la Salud lo llama la epidemia del siglo XXI: ¡exceso de peso y obesidad! Esta es la razón por la cual los científicos están investigando sobre productos y medicamentos adecuados para facilitar y apoyar la pérdida de peso. Algunos medicamentos para tratar la obesidad fueron aprobados hace varios años, pero no han producido los resultados masivos esperados.
En el pasado, como la comprensión de cómo los procesos fisiológicos afectan la ingesta de alimentos y el peso corporal, se desarrollaron medicamentos para combatir la obesidad. Los medicamentos contra la obesidad actualmente se dividen en tres grupos:

1. Sustancias periféricamente activas que inhiben la ingesta de alimentos en el tracto gastrointestinal (bloqueadores de grasa)

2. Sustancias que afectan el sistema nervioso central y suprimen el hambre

3. Análogos de hormonas gastrointestinales. (1)

Los bloqueadores de grasa son medicamentos que unen la grasa que se consume en los alimentos para que el cuerpo no pueda asimilarla y excretarla. El medicamento de prescripción Xenical que contiene el ingrediente activo orlistat es uno de los medicamentos destinados a prevenir la asimilación de grasa. Sin embargo, se recomienda a los usuarios que sigan una dieta baja en grasas al mismo tiempo, de lo contrario podrían producirse varios efectos secundarios, como evacuaciones abruptas, heces aceitosas y flatulencia. Las preparaciones de venta libre que contienen ingredientes como el quitosano (esqueletos de mariscos) o un complejo de fibra obtenido del nopal también están destinadas a bloquear la grasa y ayudar a perder peso. (2)

Por el contrario, los supresores del apetito funcionan al inhibir el centro del hambre en el hipotálamo del cerebro. El resultado es que usted come menos alimentos, su ingesta de calorías se reduce drásticamente y comienza a perder peso. Muchos supresores del apetito tienen efectos secundarios graves, un ejemplo bien conocido es Reductil, que se retiró de la venta en 2010 cuando un estudio realizado después de su introducción en el mercado mostró que su ingrediente activo, la sibutramina, aumentaba el riesgo de ataque cardíaco. (2,3)

Los análogos de hormonas gastrointestinales ya se están usando con éxito para tratar la diabetes tipo 2. La investigación llevada a cabo en colaboración con el Centro Alemán de Investigación de Diabetes (Profesor Dr. med. Matthias Tschöp) planea combinar el péptido similar al glucagón 1 (GLP-1) con el glucagón y el polipéptido insulinotrópico dependiente de glucosa (GIP), que puede administrarse por inyección . El resultado de esto debería ser estimular la liberación de insulina y retrasar el vaciado del estómago, creando así una sensación inmediata de saciedad y reduciendo el apetito. (4)

A pesar de estos enfoques diferentes, el éxito sigue siendo difícil de alcanzar y se siguen desarrollando más medicamentos. Por ejemplo, silenciosamente y sin fanfarrias, y a pesar de considerables preocupaciones de seguridad, en enero de 2018 llegó al mercado un nuevo medicamento destinado a ayudar a perder peso.

Es una tableta de liberación sostenida con ingredientes activos bupropión y naltrexona. Bupropion pertenece al grupo de la anfetamina que aumenta la concentración de noradrenalina en las sinapsis del cerebro. Actualmente, Bupropion se usa principalmente para ayudar a las personas a dejar de fumar y para tratar la depresión severa. Los efectos secundarios más frecuentes del bupropión, además de la ansiedad, el insomnio, el tinnitus, el dolor abdominal, las erupciones cutáneas, la fiebre, el aumento de la presión arterial y la debilidad general, también incluyen la pérdida de apetito.
Naltrexone, el segundo ingrediente activo, es un antagonista de los receptores opioides utilizado para controlar la dependencia del alcohol o los opiáceos. Los efectos secundarios de la naltrexona se describen como trastornos del sueño, palpitaciones, arritmias cardíacas, dolores en el pecho y en las articulaciones, dolores de cabeza y disminución del apetito.

Su consumo regular contribuye a una pérdida gradual del apetito y la consiguiente disminución en la ingesta de alimentos, lo que finalmente conduce a la pérdida de peso. Sin embargo, aún no se ha establecido de manera concluyente que los dos ingredientes reducen el apetito directamente al influir en el centro de regulación del apetito en el hipotálamo y el sistema de recompensa mesolímbico.
El hecho es que las autoridades farmacéuticas de EE. UU. Y de Europa consideran que la investigación adicional sobre la seguridad es absolutamente crucial. Por lo tanto, es incomprensible que ya haya sido autorizado y el producto esté en el mercado.

 

References:
1.    EMEA, Guideline on clinical evaluation of medicinal products used in weight control. CPMP/EWP/281/96 Rev.1 15 November 2007
2.    Randomised placebo-controlled trial of orlistat for weight loss and prevention of weight regain in obese patients. European Multicentre Orlistat Study Group… Sjöstroöm L et al, Lancet. 1998 Jul 18;352(9123):167-72. URL: ncbi.nlm.nih.gov
3.    Prävention und Therapie der Adipositas. Version 2007.
Published by: Deutsche Adipositas-Gesellschaft, Deutsche Diabetes-Gesellschaft, Deutsche Gesellschaft für Ernährung, Deutsche Gesellschaft für Ernährungsmedizin. URL: adipositas-gesellschaft.de
4.    Sjöström L et al. Swedish Obese Subjects Study Scientific Group. Lifestyle, diabetes, and cardiovascular risk factors 10 years after bariatric surgery. N Engl J Med. 2004 Dec 23;351(26):2683-93. Pi-Sunyer X et al. SCALE Obesity and Prediabetes NN8022-1839 Study Group. A Randomized, Controlled Trial of 3.0 mg of Liraglutide in Weight Management. N Engl J Med. 2015 Jul 2;373(1):11-22. Look AHEAD Research Group., Wing RR et al. Cardiovascular effects of intensive lifestyle intervention in type 2 diabetes. N Engl J Med. 2013 Jul 11;369(2):145-54.

Published on 19.12.2014

Filetes de Merluza cubiertos con calabacín

pescado2

 
Ingredientes
· Filete de Merluza
· 1 diente de Ajo picado
· Jugo de ½ Limón (lima)
· Calabacín
· Tomillo
· Sal
· Pimienta
· Papel aluminio
Preparación
Lavar y secar el pescado. Revolver el ajo con el jugo de limón. Untar el pescado con la marinada
anterior, agregar sal y pimienta y poner sobre papel aluminio
Lavar el calabacín, retirarle los extremos y cortarlo a lo largo en tiras delgados. Poner tomilllo por
encima. Cubrir el pescado con el calabacín. Asar a la parrilla, 3-4 minutos por cada lado en carbones
a fuego medio. Servir caliente.
Tip: Se puede asar en el precalentado a 180○C.

Ensalada de Frijoles Blancos

 

frijoles
Ingredientes
· Frijoles blancos
· Mejorana
· 1 Puerro cortado en rodajas
· 1 Tomate picado
· 1 Diente de Ajo
· Chile al gusto
· Jugo ½ Limón
· Pimentón en polvo
· Comino
· Sal y pimienta al gusto
· Perejil picado

Preparación
Cocinar los frijoles con la mejorana. Escurrir el líquido. Ponerlos en un tazón. Mezclarlos con los
demás ingredientes y dejarlos en reposo toda la noche. Servir al día siguiente con el perejil picado.

La nutrición actúa contra la prevención de la cistitis

 

 

orina

Las infecciones del tracto urinario son un problema que muchas mujeres tienen que enfrentar de forma recurrente. Una sensación de ardor al orinar y una sensación constante de querer ir al baño son síntomas típicos de una inflamación de  vejiga aguda. Los antibióticos a menudo se recetan para eliminar la causa y calmar la inflamación. El patógeno más frecuente en lo que se denomina “cistitis no complicada” es Escherichia coli (E. coli), bacteria que vive en la flora intestinal y vaginal. Otros patógenos incluyen Proteus mirabillis, Klebsiella y Staphylococcus. Las bacterias ingresan a la uretra y de allí pasan a la vejiga. (1) Un organismo sano tiene varios mecanismos de protección que evitan que los gérmenes patógenos ingresen a la vejiga. Las medidas preventivas recomendadas incluyen elevar sus defensas naturales, mantener calientes los pies y la parte inferior del abdomen, beber suficiente líquido, preferiblemente infusiones de hierbas y suplementos de hierbas como vara de oro, hojas de abedul, capuchina, rábano picante y muchas otras plantas que actúan como diuréticos y desinfectantes.

El monosacárido D-manosa se ha mencionado cada vez más en relación con la prevención de las infecciones de la vejiga causadas por la bacteria E. coli. Diversos estudios han demostrado que este azúcar es capaz de unirse a las bacterias. Sin embargo, se necesitaron varios intentos para comprender cómo realmente funcionaba la D-manosa.

La D-manosa pertenece al grupo de azúcares simples y se encuentra en pequeñas cantidades en frutas como arándanos, arándanos, naranjas y melocotones. Se produce industrialmente a partir de maíz o abedul y madera de haya.
La D-manosa no es un azúcar simple convencional, ya que se absorbe directamente en la parte superior del tracto gastrointestinal, es detectable en forma no modificada en el torrente sanguíneo y se excreta a través de los riñones en la orina. No afecta los niveles de azúcar en la sangre, por lo que también se recomienda para diabéticos. La D-manosa se sintetiza en el cuerpo mismo, porque es necesaria para la construcción de células y membranas mucosas.

Las membranas mucosas de la vejiga urinaria están cubiertas con un epitelio de transición de múltiples capas (urotelio), y también se encuentra D-manosa en la superficie de esta. Pero lo que es importante para la función de estas membranas mucosas puede tener un efecto negativo si aparece la bacteria E. coli en la orina. Debido a que la bacteria E. coli tiene pelos finos con los que se “adhiere” a las paredes del intestino para poder permanecer allí y cumplir su tarea prevista. Si la E. coli ingresa en el tracto urinario, esta propiedad es perjudicial, ya que aquí también, se adhieren a las membranas mucosas, y especialmente a la D-manosa, y causan inflamación. (2)
El hecho de que las bacterias tiendan a adherirse a la D-manosa condujo a los investigadores a probar lo que una alta concentración de D-manosa en la orina tendría sobre la bacteria. En estudios exhaustivos de laboratorio, JR. Neeser, B. Koellreutter y P. Wuersch demostraron en 1986 que la bacteria E. coli también se adhiere a la D-manosa en suspensión en la orina, lo que puede evitar que se acumule en la vejiga. (3)
En un ensayo aleatorizado, se comparó la prevención a largo plazo en mujeres que usaban D-manosa con el efecto del agente quimioterapéutico nitrofurantoína, un antibiótico. 308 mujeres que sufren de cistitis recurrente tomaron parte en el estudio. Todos los participantes fueron tratados durante siete días con el antibiótico ciprofloxacino y luego se dividieron en tres grupos.

El primer grupo recibió 2 g al día de polvo de D-manosa diluido en 200 ml de agua como prevención contra las infecciones del tracto urinario. Al segundo grupo se le administraron 50 mg de nitrofurantoína al día y al tercer grupo no se le administraron más medicamentos. Después de seis meses, 98 de los voluntarios habían sufrido nuevamente cistitis. De estos, 62 mujeres del tercer grupo que no recibieron profilaxis se enfrentaron a un nuevo ataque de cistitis. En el segundo grupo, tratado de forma preventiva con nitrofurantoína, 21 mujeres se vieron afectadas y en el grupo de participantes que tomaban D-manosa de forma regular, 15 participantes habían vuelto a enfermar. (4)

Fuentes:
1.    Schaller P, Raetzo MA, Pittet D: Ich habe Brennen beim Wasserlassen. in: Alltagsbeschwerden, publ. by M.-A. Raetzo, A. Restellini, Verlag Hans Huber, Bern, 1998, p. 385-394
2.    Michaels EK, Chmiel JS, Plotkin BJ, Schaeffer AJ. Effect of D-mannose and D-glucose on Escherichia coli bacteriuria in rats. Urol Res. 1983;11(2):97-102.
3.    Neeser JR, Koellreutter B, Wuersch P. Oligomannoside-Type Glycopeptides Inhibiting Adhesion of Escherichia coli Strains Mediated by Type 1 Pili: Preparation of Potent Inhibitors from Plant Glycoproteins. Infection and Immunity. 1986; 52(2);428-36
4.    Kranjcec et al. (2014): D-Mannose powder for prophylaxis of recurrent urinary tract infections in women: a randomized clinical trial. World J. Urol. 32: 79-84

Cómo detectar trastornos de la conducta alimentaria (TCA)

anorexia

 

Los TCA son “trastornos” mentales asociadas a un comportamiento disfuncional frente a la ingesta alimentaria y una obsesión por el peso, como respuesta a una insatisfacción con su imagen corporal. Los TCA más conocidos son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón.

Los trastornos de la conducta alimentaria son de origen multifactorial (biológico, psicológico, familiar y sociocultural) y repercuten de manera negativa a la persona que lo sufre. No solo sufren consecuencias físicas (pérdida o aumento de peso, amenorrea…), sino que también sus vidas se ven afectadas a nivel psicológico y social.

Este tipo de problema alimentario puede afectar a todas las personas, sin distinción de etnia o situación socioeconómica, aunque se observa una mayor prevalencia en mujeres. Pueden aparecer en cualquier edad, pero también es cierto que aparecen con mayor frecuencia en la adolescencia.

En general, las personas que padecen este tipo de dificultades tienen poca conciencia de su problemática, es por ello que es de vital importancia que podamos identificar si convivimos con alguien que quizá pueda estar experimentando un TCA.

 

Es de vital importancia que podamos identificar si convivimos con alguien que quizá pueda estar experimentando un TCA. Estas problemáticas no aparecen de golpe, sino que se van iniciando sutilmente e incluso pueden pasar desapercibidas hasta pasado un largo tiempo. Las personas afectadas hacen lo posible por no llamar la atención. En un primer momento, son incapaces de identificar las consecuencias negativas de esta dolencia, así que deciden ocultarlo y no pedir ayuda.

 

Así pues, el rol de la familia es imprescindible para que la persona afectada pueda recibir un tratamiento personalizado y mejorar así su estado físico, mental y relacional. El diagnóstico precoz es de gran relevancia de cara al éxito del tratamiento.

 

Cómo detectar conductas alimentarias disfuncionales

A continuación expongo una serie de comportamientos, actitudes o síntomas que pueden estar indicándonos la presencia de un trastorno de la conducta alimentaria.

 

Con relación a los hábitos de alimentación

  • Estar a dieta constantemente. Suelen ser dietas muy estrictas y pueden ir o no, acompañadas de épocas de exceso o atraconeshasta volver de nuevo a dietas severas.
  • Sentimientos de culpa por haber comido.
  • Comportamiento alimentario extraño (desmenuzar la comida en trozos muy pequeños, dar vueltas al trozo de comida sin meterlo en la boca, ritmo muy lento o excesivamente rápido…)
  • Alteraciones en la forma de comer. Suelen rechazar ciertos alimentos por miedo a engordar, por ejemplo: hidratos de carbono, aceite…
  • Desaparición de comida en casa.
  • Excusas para no comer.
  • Ir al baño inmediatamente después de comer.

Con relación al cuerpo e imagen corporal

  • Ocultan la forma de su cuerpo, vistiendo con ropa ancha o muchas capas de ropa.
  • Se niegan a hacer planes que impliquen mostrar su cuerpo, por ejemplo, ir a la playa.
  • Percepción errónea de tener un cuerpo “gordo”.
  • Pesarse mucho o pánico a la báscula

 

Con relación a la actividad física

  • Realizar actividad física, normalmente después de alguna ingesta de comida.
  • Mostrarse nervioso/a inquieto/a si no puede realizar ejercicio.

 

Con relación en el ámbito relacional

  • Patrón comunicacional negativo: menor comunicación abierta o problemas en la comunicación.
  • Evita las comidas sociales y prefiere comer solo/a.
  • Aislamiento social. Pasa mucho tiempo solo/a.
  • Mal humor y cambios bruscos de actitud.
  • Pasa muchas horas en el ordenador o Smartphone visitando páginas relacionadas con el cuerpo y la alimentación.
  • Los temas de conversación suelen girar en torno a la comida y su físico.
  • Disminución de todos los campos de interés social.

 

Con relación a aspectos psicológicos

  • Ansiedad, irritabilidad, nerviosismo…
  • Humor cambiante.
  • Hiperexigencia, sobretodo en el ámbito estudiantil. Si sacan malas notas, se sienten muy frustrados y angustiados.
  • Mensajes muy negativos hacía sí mismos.
  • Conductas impulsivas, mentiras o autolesiones.
  • Insatisfacción personal constante.
  • Dificultades para concentrarse.

 

Qué hacer si un ser querido tiene problemas de conducta alimentaria

 

Primeros pasos

  • El primer paso es acudir a un profesional especializado (psiquiatra o psicólogo especializado en TCA) que os pueda orientar sobre qué poder hacer ante este tipo de situaciones. Los trastornos de la conducta alimentaria no son problemas que suelan remitir por si solos, por lo que la ayuda de un profesional es clave para la mejora de nuestro ser querido.

 

  • Otra opción es acudir a nuestro médico de cabecera, él sabrá donde derivarnos. Existen centros especializados y asociaciones de familiares afectadas. Ponerte en contacto con tu asociación más cercana puede servirte de gran ayuda. Puedes conocer cuál es la asociación de familiares afectados más cercana pincha aquí: http://feacab.org/asociacionesfeacab/

 

  • Otra opción sería contactar con la Asociación Catalana contra la Anorexia y la Bulimia(ACAB) quienes te podrán asesorar sobre asociaciones, hospitales, centros de día especializados en TCA. Puedes contactar con ellos llamando al 934549109 o enviando un correo a acab@acab.org. Ofrecen un servicio de ayuda e información anónimo y gratuito. Puedes conocer los recursos sanitarios tanto públicos como privados pinchando aquí: http://www.acab.org/es/que-son-los-trastornos-de-la-conductaalimentaria/recursos-sanitarios

 

Cómo actuar ante un TCA

  • Exprésale tu preocupación sobre aquello que has observado. De esta manera, podrás valorar si tu ser querido está experimentando su situación como problemática, o no tiene conciencia de sus dificultades. Es de vital importancia hablar con calma preguntándole sobre aquello que a él le preocupa o inquieta.
  • Crea un espacio que facilite el diálogo. Por ejemplo, conversar mientras dais un paseo por la naturaleza.
  • Hazle comprender que lo que te preocupa de su situación es que no le ves feliz, animado, contento, con ganas, con energía… (no hagas referencia al peso o la comida).
  • Hazle entender que todos tenemos dificultades en algún momento de nuestras vidas y que tu intención es la de ayudar y no la de juzgar sobre aquello que está viviendo.
  • Dale un espacio para que reflexione sobre si cree que necesita o no tu ayuda.
  • Háblale siempre desde tu propia experiencia.
  • Escúchale atentamente sin interrumpir. Trasmítele tu apoyo, haciéndole entender que sabes que es un momento muy complicado para él.
  • Háblale sobre el papel del terapeuta como una persona cercana que puede ayudarle a comprender qué es lo que le ocurre y hacerle sentir mejor consigo mismo.
  • Si se ofende por ofrecerle tu ayuda, dale tiempo para que se relaje y busca otro momento para conversar de nuevo. – Ten paciencia y constancia.

 

Cómo no actuar ante un trastorno de la conducta alimentaria

  • No dramatices. Acepta y reconoce que esa persona necesita ayuda, pero no le transmitas que es un problema muy grave. Ofrece mensajes tipo: “lo vas a superar” “juntos vamos a conseguirlo”…
  • No te expreses en un tono enfadado y con reproches.
  • Evita generalizaciones: “Tú nunca…” “Tú siempre…”
  • No hables en un momento en el que la persona se sienta enfadada, abrumada, angustiada…
  • No castigues, por ejemplo, prohibiéndole salir de casa si no se acaba el plato, acompañándole al baño cada vez que vaya… Debes esperar a que sea el profesional de la salud el que te proporcione unas pautas de actuación.
  • No des consejos a no ser que te lo pidan.
  • No hagas referencia al peso o a la comida.
  • No insistas en el mismo momento que rechaza tu ayuda. Deja pasar un tiempo prudencial, un par de días por ejemplo.
  • No seas impaciente. Es un proceso lento que requiere de mucha calma y tiempo.

Un poco de alegría, para esta vida que no son 2 días

alegria

 

¡Buenos días!

Hoy me he levantado con ganas de animaros y motivaros . Porque sé que todos los días no son buenos, porque sé que hay días que no ves recompensa en todos tu esfuerzos, porque sé que hay días que prefieres seguir tumbado en lugar de levantarte e ir a entrenar.

Y por eso escribo hoy. Porque me siento con mucha energía para poder animaros a todos aquellos que hoy os habéis levantado de esta manera, y daros un toque de motivación en vuestro día.

Porque, ¿sabéis una cosa? Todo lo que hacemos, debemos hacerlo con alegría, y si no es así, tal vez, hay que cambiar la manera de hacerlo o nuestro pensamiento.

No lo olvidéis: El cómo siempre es más importante que el qué.

A veces, no vemos progreso en nuestro cuerpo después de estar esforzándonos en llevar una alimentación adecuada  y haciendo el ejercicio correcto. Pero, tal vez, todo esto se debe a nuestro grado de ansiedad por conseguir rápido nuestros objetivos.

Y os digo una cosa chic@s, una de las cosas que he aprendido a lo largo de mi carrera profesional y personal es que todos aquellos que nos esforzamos, al final, por mucho que cueste, obtenemos nuestra recompensa.

Muchos pensareis, ¿rendirse o seguir?

Mi consejo: ¡Siempre seguir! Pensar en el ahora, que vuestra atención recaiga en ser felices hoy por hoy. Que penséis en los beneficios que está teniendo en vuestra vida vuestros buenos hábitos, ya no solo para obtener el físico que queréis, sino para vuestra salud física y mental.

Y os aseguro que cuando consigáis esto, sólo cuando lo hagáis, veréis los tan gratificantes resultados.

En resumen, la clave es el ahora, el aprender a disfrutar y valorar cada paso que damos, reduciendo así, la obsesión y ansiedad de alcanzar el objetivo.

¡Fíjate en los pequeños progresos, en el día a día… y valóralo!

 

Carpaccio de tomate, huevo y aguacate

avocado-933060_640

Ingredientes:

¼ cucharadita de semillas de sésamo negro
1 tomate
1 porción de aguacate
1 porción de huevos duros
Ensalada (cohete, giersch, espinaca y ortiga)
hierbas frescas
El vinagre de manzana
aceite
Sal, pimienta

 

Preparación:

Asar el sésamo en una sartén seca y reservarlo. Lave el tomate y pele los huevos. Lave la ensalada con rúcula, pescado blanco, espinaca y separe en trozos del tamaño de un bocado. Mezcle 1 cucharada de aceite y 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana con 1 cucharada de hierbas frescas, sal y pimienta del molino. Corta el aguacate por la mitad, quita las semillas y quítalas de la cáscara. Cortar los huevos, el tomate y el aguacate y cortarlos en un plato, sazonar con sal de hierbas y semillas de sésamo. Coloque la ensalada en el centro, sirva inmediatamente con aderezo. ¡Disfruta tu comida!