Milhojas de berenjena

Milhoja

INGREDIENTES

  • Berenjena
  • Tofu
  • Vinagre de manzana
  • Aceite de oliva
  • Tomate
  • Orégano
  • Pimienta
  • Sal

 

PREPARACIÓN

En primer lugar cortamos la berenjena, a lo largo, en láminas de 1cm. Aproximadamente. Las colocamos en un recipiente grande con agua y sal y las introducimos durante 30-60min para evitar que amargue. Pasado este tiempo escurrimos y secamos las láminas de berenjena y reservamos. Después pelamos los tomates y los picamos y reservamos.

A continuación vamos a elaborar dos salsas. La salsa de tofu y la salsa de tomate.

Salsa de tofu:

En un vaso para triturar añadimos, el tofu, vinagre de manzana y aceite de oliva. Trituramos todo hasta obtener una mezcla homogénea y corregimos de sal y pimienta.

Salsa de tomate:

En una sartén, añadimos aceite de oliva y los tomates ya picados que hemos preparado anteriormente.

La obesidad, causas y problemas de salud

adelgazar-obesidad

 

OBESIDAD

La obesidad se considera frecuentemente como una condición de la abundancia. En realidad, en las naciones ricas, como los Estados Unidos, la obesidad es frecuente, mientras en la mayoría de los países pobres de África y Asia es mucho más escasa. Sin embargo, la obesidad o el sobrepeso son comunes en adultos y niños, incluso entre los pobres de algunos países no industrializados, sobre todo en naciones de ingresos medios. En varios países del Caribe, más de 20 por ciento de las mujeres se clasifican como obesas.

A la obesidad, en particular la obesidad grave, se asocian altos riesgos de enfermedad coronaria, diabetes, hipertensión, eclampsia durante el embarazo, problemas ortopédicos y otras enfermedades. La obesidad se ha asociado con mortalidad excesiva.

Causas

Cuando por un período prolongado se ingiere más energía alimentaria de la que se gasta por el ejercicio físico, el trabajo y el metabolismo basal, se gana peso y se presenta la obesidad. Los estudios metabólicos demuestran que las dietas con un contenido alto en grasa tienen mayor probabilidad de inducir a la acumulación de grasa corporal que las dietas altas en carbohidratos. En este aspecto, no es evidente que los azúcares simples difieran de los azúcares complejos. Un alto consumo de grasa dietética se asocia positivamente con los índices de obesidad.

La obesidad rara vez se debe sólo a una disfunción endocrina (glandular). Una cantidad muy pequeña de consumo de energía alimenticia por encima de los gastos de energía es suficiente para conducir a la obesidad en unos años. El consumo de 100 kcal por encima de las requeridas por día (una tajada de pan y mantequilla, 100 g de papilla de maíz, 200 g de cerveza, 26 g o un poco más que dos cucharadas de azúcar) llevarían a ganar 3 kg por año, o 15 kg en un período de cinco años.

Aunque la obesidad se debe a un desequilibrio entre el consumo calórico y el gasto de energía, otras causas subyacentes – una condición metabólica, desórdenes endocrinos o factores genéticos – también pueden influir.

Entre las personas pudientes, la obesidad se debe en parte a la tendencia a hacer menos ejercicio y menor trabajo físico enérgico que las personas menos ricas. Los campesinos pobres que trabajan en agricultura y caminan largas distancias, queman una gran cantidad de energía debido a su alto grado de ejercicio. Cuando la gente rural se muda a las áreas urbanas y llega a ser más próspera, sus necesidades de energía son menores al no realizar trabajo físico pesado y pueden tener mayor acceso a alimentos, incluso comidas de alta densidad energética, que pueden contribuir a la obesidad. La obesidad se puede convertir en un circulo vicioso, debido a que una persona obesa puede tener más problemas que otras para caminar largas distancias o para realizar trabajo físico pesado.

La obesidad es tan común en los niños como en los adultos. Los niños obesos generalmente llegan a ser adultos obesos. Los niños alimentados con biberón y fórmulas infantiles, tienen más probabilidad de ser obesos que los que se alimentan con leche materna.

Manifestaciones

Se ha dicho que en los Estados Unidos más del 30 por ciento de los adultos tienen por lo menos un 20 por ciento más del peso deseable y así por definición son obesos. Es posible, sin embargo, tener sobrepeso con respecto a la estatura pero no ser obeso. Algunos atletas con gran desarrollo muscular tienen sobrepeso pero no son obesos. La acumulación de líquido en forma de edema o ascitis puede hacer que una persona tenga sobrepeso para su altura sin ser obesa.

La obesidad se refiere al exceso de acumulación de grasa corporal o tejido adiposo. El sobrepeso casi siempre se estima en base al peso de la persona con respecto a su estatura, teniendo en consideración el sexo y el grupo de edad. Hay tablas que indican el porcentaje por encima del peso normal en relación con la altura

IMC Estado nutricional
<16 Desnutrido
16-18,5 Posiblemente desnutrido
18,5-25 Probablemente bien nutrido
25-30 Posiblemente obeso
>30 Obeso

 

Problemas de salud

Varios riesgos de salud se han asociado con la obesidad o el sobrepeso.

  • DiabetesLa obesidad indudablemente contribuye a la diabetes Tipo II, conocida como diabetes no-insulino-dependiente o diabetes del adulto. La pérdida de peso puede, algunas veces, mejorar la tolerancia a la glucosa.
  • Hipertensión y enfermedad cardiovascularExisten muchas evidencias que indican una relación entre el exceso de peso corporal y la hipertensión de modo que la reducción de peso a menudo conduce a una reducción de la presión arterial. La obesidad aumenta la resistencia en las arterias y por lo tanto aumenta la presión arterial. También establece una carga cardíaca adicional que puede llevar a un agrandamiento del corazón. Estas condiciones pueden contribuir a la enfermedad arteriosclerótica del corazón, a trombosis coronaria y a insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Enfermedad de la vejigaLas mujeres de edad media se encuentran especialmente con un mayor riesgo de enfermedad de la vejiga urinaria si tienen sobrepeso.
  • ArtritisLa artritis posiblemente se agrava por el exceso de peso corporal, si no es causada por él. Las articulaciones sufren al tener que sostener un peso adicional.
  • Alteraciones psicológicasLos puntos de vista culturales y sociales peculiares sobre la obesidad, y la percepción de cada persona con sobrepeso sobre su propia imagen corporal, determinará si las personas obesas sufren psicológicamente. Se tiene información sobre graves problemas mentales en niños y adultos obesos, más comunes en mujeres que en varones.

Sarcopenia, la pérdida de masa muscular se puede prevenir

ancianos-practicando-ejercicio-fisico_ECDIMA20151008_0013_21

La proteína es la parte más importante de nuestra dieta. No sólo contribuye al crecimiento de nuevos músculos, sino que también realiza funciones químicas en las células, coordina los procesos biológicos, almacena energía y protege la masa muscular existente.

La disminución de la masa muscular relacionada con la edad, también conocida como sarcopenia, es uno de los factores que más contribuyen al envejecimiento. a medida que envejecemos, nuestra masa muscular disminuye, lo que a su vez reduce la cantidad de energía disponible para consumir. esto conduce a menos energía, resistencia y fuerza.

De acuerdo con una revisión publicada en la revista Frontiers in Nutrition, agregar más proteínas a la dieta es la mejor manera de reducir esta pérdida muscular relacionada con la edad. El estudio indica que la ingesta diaria de proteínas recomendada actualmente es de 0,8 gramos por kilogramo de peso corporal y es insuficiente para prevenir la sarcopenia entre los ancianos

Por qué la recomendación de proteínas diaria es insuficiente

¿Por qué es así? Simple: esta recomendación es para todos los adultos mayores de 19 años. Está calificando en la curva, sin tener en cuenta las necesidades nutricionales únicas de los mayores. Sólo obtener esos 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal no será suficiente para proteger a los adultos mayores de la pérdida de masa muscular a medida que envejezcan.

 

¿Cuánto es suficiente?

Según la revisión, las personas de edad avanzada deberían aumentar su ingesta de proteínas en un 50%, hasta 1,2 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal.

Pero no es sólo la cantidad de proteína lo que importa: la revisión afirma que el enfoque debe centrarse en la leucina, uno de los tres aminoácidos de la cadena ramificada, que juegan un papel importante en la formación de tejido muscular nuevo. Los ancianos necesitan más leucina para construir proteínas musculares. Para obtener más leucina, se recomiendan altamente las proteínas a base de leche, como el yogur, la leche, el queso y la proteína del suero de leche.

Las personas de edad avanzada deberían aumentar su ingesta de proteínas en un 50%, hasta 1,2 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal.

 

Necesitas hacer ejercicio

Por supuesto, hay una recomendación muy importante: hay que hacer ejercicio. Como dice el autor del artículo: “Sí creo que es más importante enfatizar el mensaje de que ser físicamente activo y participar en actividades físicas en el tiempo de ocio, caminar o cultivar un huerto, ese tipo de cosas, o realmente ir al gimnasio y hacer ejercicio estructurado tiene un efecto similar al de las proteínas. Es esencialmente anti-sarcopénico “.

Las cifras de la CDR (cantidad diaria recomendada) se establecieron como una base que debe ser alcanzable y no fueron diseñadas para una nutrición óptima, por así decirlo. El tema de la calidad es muy importante, más que nada con las proteínas, pero realmente no tenemos estándares que aplicar a la población en general. Hay un largo camino por recorrer para proporcionar consejos nutricionales efectivos y sólidos a las personas de todo el espectro.

 

 

MB Cooking: Porridge con mango

Rolled oats in a wooden spoon

Ingredientes

  • copos de avena
  • leche
  • mango
  • semillas de amapola

Elaboración

Colocamos los copos de avena en un cacito y le añadimos la leche fría. Calentamos a fuego muy suave, removiendo de vez en cuando para que no se agarre a la base, durante el tiempo necesario para que espese la mezcla y se amalgamen los dos ingredientes. El tiempo dependerá de la fuerza de vuestra placa o cocina a gas y del punto de espesor que le queráis dar.

Mientras el porridge se cuece lentamente, cortamos el mango en trozos.

Una vez listos todos los elementos, solo falta montar el desayuno. Vertemos el porridge caliente en un cuenco, colocamos el mango en el centro y espolvoreamos con semillas de amapola para darle un toque extra de crujiente. Servimos inmediatamente.

 PARA VER MÁS RECETAS PINCHE AQUÍ

Condimentación infantil: Ni azúcar ni sal en menores de un año

alimentación-infantil

No se debería añadir ni azúcar ni sal durante el primer año vida de un bebé. Después, es conveniente utilizar pequeñas cantidades de sal yodada.

En este sentido, el doctor José Manuel Moreno Villares, coordinador del Comité de Nutrición de la AEP, y especialista del servicio de Pediatría en el Hospital 12 de Octubre de Madrid recuerda a Infosalus que no es recomendable que los menores consuman sal en su primer año de vida, “e incluso más adelante tampoco”, porque su aprendizaje es por exposición.

Según explica la Asociación Española de Pediatría (AEP) los azúcares se encuentran de forma natural en muchos alimentos, como en los lácteos en forma de lactosa, y en las frutas en forma de fructosa. Sin embargo, muchos alimentos y bebidas tienen azúcares agregados y edulcorantes que, a menudo, aportan calorías sin nutrientes. En este sentido, recuerda que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Organización Mundial de la Salud (FAO/OMS) aconsejan un consumo de azúcares simples inferior al 10% del valor calórico total de la dieta, tratando de que estos formen parte de una alimentación saludable en la que se limite el consumo de bebidas azucaradas.

“El consumo de azúcares, de un modo equilibrado y natural con los alimentos que lo contienen, tiene propiedades positivas para el organismo (desarrollo de las funciones

cognitivas y de la actividad física). No obstante, el abuso de azúcares podría estar relacionado con la diabetes o la obesidad”, avisa.

 

PROBLEMAS FUTUROS

“Si se aprende a comer salado no se será capaz de comer sin sal y habrá personas con tendencia a tener hipertensión. Aunque el azúcar sea necesaria para hacer funcionar el cuerpo, el sabor dulce no se aprende. Además, la leche materna es dulce y el bebé ya lo sabe”, añade.

Por su parte, Rosaura Leis, profesora titular de pediatría, y especialista del Hospital Clínico de Santiago, señala a Infosalus que los alimentos ya tienen tanto azúcares como sal en su composición.

“No se recomienda añadirlas porque la dieta tiene que ser proporcionada en cuanto a los macro y a los micronutrientes. Por un lado, el dar azúcares añadidos o sal a los niños supera las recomendaciones del aporte de nutrientes a la dieta del niño. Hay que fijar la educación nutricional, en sabores”, subraya la experta.

La también coordinadora del grupo de nutrición pediátrica de la Sociedad española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica, destaca que en la actualidad se sabe que es muy importante la alimentación de los niños en sus primeros mil días de vida, ya contando desde el útero materno, y teniendo en cuenta la alimentación de la madre, porque es ahí donde adquiere sus preferencias alimentarias.

el poquito de azúcar o de sal hay que marcarlo, y una vez que el niño hace la dieta familiar, a partir del año o de los dos años, se le puede condimentar un

poco la comida, “pero sólo un poco”. En este sentido, resalta la importancia de que nunca esté en la mesa el salero o la azucarera para que uno se sirva. “No deberíamos tener en la mesa estos productos para añadir a nuestro gusto”, sentencia.

http://www.infosalus.com/nutricion/noticia-azucar-sal-menores-ano-20171002082333.html

MB Cooking: Rollito de huevo con verduras

Ingredientes

  • Pimienta negra molida al gusto
  • Huevo
  • cebolla blanca
  • zanahoria
  • aceite de oliva
  • sal al gusto
  • Pimiento verde pequeño

Elaboración

  • Picar finamente la cebolla, zanahoria y  pimiento verde sin semillas.
  • Colocar los huevos en el tazón, añadir sal y batir.
  • Añadir la verdura picada y pimienta negra molida revolver bien para integrar todo.
  • Calentar la cucharada de aceite en el sartén abierto y cuando este caliente añadir el huevo batido y dejar cocer unos minutos a fuego bajo, hasta que casi haya cocido empezar a enrollar de un extremo al otro con la ayuda  de la pala para formar el rollito. Retirar del fuego y colocar en una tabla y cortar con el cuchillo.
  • Servir los rollitos calientes.
 PARA VER MÁS RECETAS PINCHE AQUÍ

El número de niños con obesidad se multiplica por diez en las últimas cuatro décadas

sobrepeso infantil

El número de niños y adolescentes obesos en el mundo se ha multiplicado por diez en las últimas cuatro décadas, según el mayor estudio realizado sobre la materia y que revela que, si la tendencia no cambia, en cinco años habrá más jóvenes con sobrepeso que por debajo del peso adecuado.

El estudio se ha llevado a cabo en base a datos de 130 millones de personas de todo el mundo y en él han participado más de mil especialistas coordinados por la Escuela Imperial de Salud Pública de Londres y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El objetivo era determinar la cantidad de niños y adolescentes obesos -más de cinco años y menos de 19- que había en 1975 y compararlos con los que tienen sobrepeso en 2016. El resultado demuestra que si en 1975 había cinco millones de niñas obesas y seis millones de niños obesos -lo que representaban menos de un 1 % de la población de esa franja de edad-, 40 años después ese porcentaje había crecido hasta el 5 % en las niñas (50 millones) y hasta el 8 % en los niños (74 millones).

Combinados, en 2016 había 124 millones de jóvenes de entre cinco y 19 años obesos, mientras que en 1975 eran solo once millones. Además, el informe destaca que en 2016 había otros 213 millones de jóvenes con sobrepeso a los cuales no se les podía definir como obesos.

El texto indica que, si la tendencia no cambia, en 2022 habrá más niños y adolescentes obesos y con sobrepeso que personas por debajo del peso adecuado. En 2016 había 75 millones de niñas y 117 millones de niños que pesaban menos de lo que deberían.

El estudio deja claro que estos datos demuestran la existencia de un grave problema “y un desafío de salud pública” que hay que resolver. “Estos datos demuestran la amenaza que representa la mala nutrición en todas sus formas, con chicos con bajo peso y con sobrepeso viviendo en las mismas comunidades”, indica el estudio.

Otro de los aspectos destacados es que la tendencia al sobrepeso crece especialmente en los países en desarrollo, mientras que se ha estancado en las naciones ricas.

“Estas tendencias preocupantes reflejan el impacto de la mercadotecnia de la comida en todo el mundo y el hecho de que la comida sana sea demasiado cara para ser adquirida por las familias pobres”, explicó en una videoconferencia desde Londres Majid Ezzati, principal autor del texto.

Consultado sobre las razones por las que se ha estancado en los países ricos, explicó que seguramente porque se había tomado conciencia antes. “En los primeros años 2000 se dieron cuenta de la tendencia al alza de los índices de obesidad y reaccionaron aplicando políticas públicas que al menos frenaron el crecimiento exponencial”, agregó.

“Estos datos recuerdan que el sobrepeso y la obesidad representan una crisis de salud pública que empeorará a no ser que se tomen medidas drásticas”, afirmó en rueda de prensa Fiona Bull, coordinadora de enfermedades no transmisibles de la OMS. Algunas de estas medidas pasan por la reducción clara de la ingesta de grasas saturadas, sales y azúcares, y del aumento radical de la actividad física.

“Es algo que debe cambiar en la escuela, con la comida que se ofrece en los comedores y en las máquinas de comida, pero también en casa. Hay que cocinar comida sana, poner comida sana en las fiambreras del colegio y también reducir las horas que los niños pasan delante de pantallas y que les impiden hacer actividades físicas”, sugirió Bull.

La experta agregó que esta concienciación debe comenzar desde el momento de la gestación, con la madre alimentándose correctamente, y que debe mantenerse en el periodo lactante. “Está comprobado que los niños que han sido amamantados exclusivamente durante los primeros seis meses tienen menos tendencia al sobrepeso”, dijo.

FUENTE: The Lancet, news release, Oct. 10, 2017

MB Cooking: Berenjenas rellenas de verdura y avena

Ingredientes

  1. Copos de avena
  2. Agua
  3. Apio
  4. Zanahoria
  5. Pimiento verde
  6. Calabacín
  7. Queso suave de vaca rallado
  8. Tomate natural

Elaboración

  1. Cortar todas las verduras en juliana (excepto la berenjena) y sofreírlas con un poco de aceite.Echar la sal y las especias que os gusten (ej: jengibre en polvo, perejil, albahaca y hierbabuena) Remover constantemente para que no se quemen.
  2. En un bol mezclar todas las verduras (excepto la berenjena) copos de avena y agua (ambos ingredientes en la misma proporción). Que no quede ni muy caldosa la masa ni demasiado compacta. Dejar reposar
  3. Cortamos la berenjena por la mitad, hacemos unos cortes con el cuchillo (sin llegar a la piel). Como unas rayas longitudinales. Echamos un poco de aceite y precalentamos el horno
  4. Con el horno listo, metemos las berenjenas unos 10 minutos.
  5. Sacamos las berenjenas y cuidadosamente sacamos la carne con un cuchillo o cuchara. La carne de la berenjena la sofreímos dos minutos junto con la masa anterior y lo mezclamos todo con tomate natural y queso rallado
  6. Rellenamos la berenjena con toda esta mezcla y de nuevo al horno unos 5 minutos. LISTO.
 CONSEJO: Recordad que en este caso, al utilizar avena en la preparación de la berenjena rellena, no tomaremos el pan de centeno de esa comida.
 PARA VER MÁS RECETAS PINCHE AQUÍ

Los sistemas biológicos están conectados

neurociencia1-1024x676

Sun Sze Ma escibió hace 3.700 años lo siguiente: “El médico corriente cura la enfermedad, el médico bueno cura a la persona y el médico excelente a la sociedad” una frase que sintetiza la visión holística de la Medicina Tradicional China que poco a poco está haciendo mella en la medicina moderna e incorporándose en el desarrollo del enfoque multidisciplinar psicología y psiquiatría en el terreno de lo corporal y el de la biomedicina al ámbito de lo mental y lo emocional.

Pues bien, la consolidación del modelo médico tradicional mecanicista donde no es posible la visión en conjunto y que entendemos hoy por superespecialización médica  y su alianza con la industria farmacéutica y biotecnológica ha provocado una situación paradójica: la medicina que debía velar por la salud y el bienestar, está provocando una crisis generalizada que se caracteriza por el aumento de enfermos y enfermedades, del gasto sanitario e  incluso, por el fracaso de los sistemas de salud. Especialmente por su capacidad para comprender o tratar enfermedades degenerativas, crónicas y sistémicas. De ahí la urgente necesidad de cambiar el paradigma en el ámbito de la salud… entre otros.

Estudios sobre condicionamiento han demostrado que el sistema nervioso está implicado en la modulación de respuestas del sistema inmune. Las células del sistema nervioso contienen receptores para moléculas reguladas por el sistema nervioso central como la serotonina, la histamina, la dopamina, los andrógenos, la acetilcolina, las endocrinas y otras. La activación de impulsos eléctricos del sistema nervioso simpático está conectada con el sistema inmunitario influyendo directamente en las enfermedades denominadas infecciosas y en las inflamatorias.

Existe una relación directa entre el sistema inmune y el neuroendocrino especialmente en situaciones de estrés. El sistema endocrino lleva a cabo funciones de balance homeostático y participando en la ingesta, reproducción, termorregulación, comportamiento emocional y funciones endocrinas cumpliendo asimismo un papel clave en la regulación del sistema inmune.

Existe un gran número de mediadores que conectan los sistemas nervioso e inmune: hormonas, neurotransmisores, quimioquinas, neuropéptidos, citoquinas, etc.

El psiquiatra George Engel inspirado por Ludwig von Bertalanfly, plateó en la revista Science una una propuesta de sistemas integrados que se formuló como Modelo Bio-psicosocial de la Salud integrando 3 tipos de factores: Los biológicos en los que se centra la medicina convencional, los psicológicos relacionados con la personalidad, el comportamiento, las motivaciones, necesidades y creencias, y los sociales que es el contexto donde el paciente se mueve y se relaciona.

Este planteamiento implica una dura crítica a las biomedicinas al aseverar que las alteraciones bioquímicas no suponen en sí mismas enfermedades sino que deben ir acompañadas de otros factores individuales o sociales.

La propuesta de Engel no va dirigida a promover avances en técnicas de diagnóstico o tratamiento sino que supone una nueva concepción de las propias relaciones entre médico y paciente potenciando la responsabilidad de éste y ampliando la visión del primero al integrar las necesidades individuales y sociales.

MB Cooking: Huevos con granada salteada

Este plato, también conocido como “narnumru”, es típico de la gastronomía de Azerbaiyán. Suelen tomarlo en el desayuno, así que ya tenemos otra idea más para tomar los huevos en el desayuno de otra forma diferente, riquísima y haciendo homenaje a otro país.

huevos con granada

Ingredientes

  • Cebolleta o media cebolla dulce
  • Granada
  • Huevos
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Hierbas provenzales al gusto
  • Sal

 

Picar la cebolleta o media cebolla y pochar a fuego medio con una pizca de sal en una sartén amplia con aceite. Cuando esté transparente, añadir la granada, salpimentar y saltear durante unos 7-8 minutos. Romper encima los huevos y dejar que cuajen al gusto, dejando la yema más bien líquida.

Servir inmediatamente con hierbas al gusto, un chorrito de aceite y pan de centeno integral  al lado para acompañar (opcional).