La hormona que acelera el envejecimiento

¿Te has preguntado alguna vez por qué algunas personas, a pesar de tener la misma edad, parecen más mayores que otras?

Existen muchos factores que intervienen en el envejecimiento, entre ellos, el aire que respiramos, las horas diarias de sol, la contaminación, el tabaco, la ingesta o no de medicamentos y, por supuesto, la alimentación.

Parámetros elevados de insulina aumentan la creación de triglicéridos (grasas formadas por tres ácidos grasos ligados a la glicerina) y bloquean su descomposición. La insulina alta  también aumenta la tendencia hacia la coagulación de la sangre mediante la reducción de la fibrinólisis, lo que significa que la disolución de la proteína de coagulación de la sangre (fibrina) se vuelve menos importante. Hace que el colesterol LDL (malo)  aumente en el hígado, así como las hormonas del estrés en las glándulas suprarrenales. Es en esta glándula donde también se suprime la DHEA, hormona cuya función es alargar la vida a través de los efectos de la inmunoactivación y reducción del colesterol. Además, la DHEA reduce la grasa y se ocupa de sintetizar la masa muscular, es llamada la “madre de todas las hormonas sexuales”, ya que es el componente básico de ambos, el estrógeno y la testosterona. Pero eso no es todo: una gran cantidad de insulina también disminuirá el nivel de la hormona de crecimiento HGH, conocida como la hormona de la juventud.

Por otra parte, el cerebro no puede almacenar su propio glucógeno. Así, depende de la recepción de glucosa a través del torrente sanguíneo. La descomposición de la glucosa en el cerebro se produce sin insulina.

Un elevado nivel de insulina en sangre podría producirnos incluso problemas de sueño, ya que afecta a la hormona melatonina, responsable de nuestro descanso nocturno. Las hormonas DHEA, HGH y melatonina son las hormonas anti-envejecimiento más importantes. Cuando no se siguen unos patrones de alimentación saludable, el equilibrio de estas hormonas puede salir de su normalidad, algo que podría, en ciertas circunstancias, ser parcialmente responsable de la creencia errónea por parte de aquellas personas que deciden tener sus cuerpos corregidos quirúrgicamente. La eliminación de arrugas y la liposucción parecen ser mucho más fácil que asumir la responsabilidad por sí mismo y cambiar el estilo de vida. La publicidad hace mella en la sociedad al presentar operaciones de cirugía plástica, hasta en la televisión, como si fueran tan inofensivas como una visita a la peluquería.

Terribles consecuencias

Las consecuencias de comer en exceso han sido científicamente dilucidadas hasta el último detalle. Claramente, no tiene sentido postergar, negar los hechos o ignorarlos por conveniencia. Además, el cuerpo recurre a ayudarse a sí mismo cuando las cosas se ponen demasiado dulces para su sabor. Siempre que hay un excedente constante de azúcar en el torrente sanguíneo, ya sea debido a comer en exceso o a la calidad de los alimentos, el cuerpo protege las paredes de las células. Las células se vuelven insensibles a la insulina, creando “resistencia a la insulina”. Cuando esta condición se presenta, el cuerpo utiliza varias veces más insulina con el fin de mantener el nivel de azúcar constante. Su función designada, sin embargo, para abrir las células para la ingesta de azúcar, se desgasta gradualmente y sigue siendo perturbada. El nivel de insulina permanece permanentemente alto (hiperinsulinemia) si las células dejan de procesar el azúcar al mismo tiempo que ocurre esta alteración. Al igual que para un coche en un atasco de tráfico, el exceso de insulina circula en el torrente sanguíneo de la cabeza a los pies. Incluso los pacientes que solo tienen un 10 ó 20% de sobrepeso presentan altas cantidades de insulina en sangre.

En Metabolic Balance primamos la salud del paciente utilizando la máxima tecnología de vanguardia en laboratorio para el estudio de cada persona de forma individualizada. Este factor es crucial a la hora de realizar un plan de alimentación. Cada organismo es diferente y necesita unas recomendaciones nutricionales específicas, experimentando así una regulación hormonal completa.

Desde el primer momento que el paciente visita nuestras consultas, el asesoramiento y acompañamiento de nuestros especialistas está asegurado a lo largo de todo el tratamiento.

La pirámide alimenticia

pirámide MBLa pirámide de los alimentos surgió con el fin de indicar cuáles deberían ser los alimentos más y menos frecuentes en nuestra alimentación.

Con el paso del tiempo, las facilidades de vida han cambiado. Tenemos trabajos mucho más sedentarios, intentamos no perder tiempo en cocinar para dedicarlo a otras actividades y los alimentos procesados priman en todas las casas. Sin embargo, pocos cambios han ido sufriendo las pirámides oficiales.

Con la evolución, nuestros genes se han adaptado a otras necesidades nutricionales diferentes a las que necesitaban los cazadores y recolectores. En la línea de tiempo del desarrollo humano, un período de 100 años es como un parpadeo. Por lo tanto, es difícil conseguir una total adaptación fisiológica cuando las condiciones cambian con tanta frecuencia. Además, también se ha observado un gran cambio en la dieta y en la realización de actividad física desde la evolución industrial.

A todos estos cambios se debe que nuestro metabolismo a diario reciba una dieta compuesta de 80% de proteínas y grasas animales, y una porción mucho más baja de carbohidratos. Nuestros antepasados obtenían la proteína y la grasa principalmente de pescado, carne y médula ósea de animales que ellos mismos habían matado. Encontraron carbohidratos en las raíces y frutas.

El nombre la pirámide LOGI no deriva de que LOGIcamente encaja con una dieta adaptada a nuestros genes, si no a un índice glucémico bajo (del inglés Low Glicemic Index), refiriéndose a alimentos con bajo índice glucémico, es decir, alimentos con bajas cantidades de azúcar, que mantienen bajo los niveles de insulina.

En esta pirámide, las porciones más grandes se pueden encontrar en el nivel más bajo de la pirámide: frutas y verduras sin almidón, preparadas con aceites saludables.
El siguiente nivel se compone de carnes magras, pescado, productos lácteos y soja, huevos, nueces, legumbres y guisantes. A esto le siguen los producto integrales, pasta  y arroz, que constituyen las porciones más pequeñas, los granos procesados ​​(harina de trigo), patatas y dulces. De esta manera, se consigue un 45% de carbohidratos, 20% de proteínas y 35% de grasas.

En Metabolic Balance elaboramos planes de alimentación médico-nutricionales siempre basados en la historia clínica de cada paciente y en una analítica sanguínea específica. Además, tenemos en cuenta los gustos y aversiones por los diferentes alimentos. Con este plan personalizado, conseguimos una regulación hormonal completa mejorando alteraciones como el sobrepeso, la obesidad, hipercolesterolemia, patologías de la piel, ovarios poliquísticos, trastornos del tiroides o enfermedades inflamatorias intestinales.

La diabetes podría ser una señal de advertencia del cáncer de páncreas

Se trata de un estudio realizado con una gran base de datos de prescripción para investigar el vínculo entre la diabetes y el cáncer de páncreas, mirando el momento de la primera prescripción de diabetes y el cambio en los medicamentos prescritos.

Entre las personas con diabetes tipo 2, el diagnóstico de cáncer de páncreas se relacionó con el inicio reciente de la diabetes o el deterioro rápido de la diabetes. Esto sugiere que ambos podrían ser signos de advertencia potencial de cáncer de páncreas oculto e indicar la necesidad de más investigaciones.

Aunque la diabetes se ha relacionado previamente con el cáncer de páncreas, la naturaleza de la relación de causa y efecto aún no está clara. Podría ser que la diabetes aumenta el riesgo de cáncer, o podría ser que el inicio reciente o el deterioro de la diabetes es un síntoma del cáncer.

También se había pensado anteriormente que las terapias de incretina podrían promover el cáncer de páncreas. Sin embargo, podría ser que las terapias de incretina y las terapias con insulina a menudo se prescriben antes en pacientes que tienen cáncer de páncreas no diagnosticado.

Como los autores aclaran, es probable que el cáncer de páncreas cause el deterioro de la diabetes.

Una limitación de este estudio es que se llevó a cabo en dos áreas específicas en Europa. Las variaciones sociodemográficas en la diabetes o la prevalencia del cáncer, la atención médica o los factores de riesgo pueden significar que los resultados no son totalmente aplicables al Reino Unido.

Los hallazgos también se basan en una base de datos de prescripciones, por lo que sólo debe buscar datos en bruto sobre los resultados. Los investigadores no han profundizado aún más en la naturaleza de la diabetes individual y los diagnósticos de cáncer, las investigaciones y el tratamiento.

Estos son los primeros hallazgos presentados en la conferencia: No se dispone de un estudio completo y publicado, por lo que no es posible analizar los métodos y las posibles implicaciones.

No es posible decir si los hallazgos podrían conducir a una investigación más profunda de las personas con diabetes recientemente diagnosticada o progresando rápidamente, o si esto podría hacer que el diagnóstico anterior de cáncer de páncreas y mejorar la supervivencia sean posibles.

Análisis de Bazian. Editado por NHS Choices. Sigue las opciones de NHS en Twitter. Únete al foro de Evidencia Saludable.

Fuente:

http://www.nhs.uk/news/2017/01January/Pages/diabetes-diagnosis-warning-sign-for-pancreatic-cancer.aspx

Un post para profesionales – Si los alimentos son la medicina natural, ¿cómo personalizar un plan de alimentación?

¿Te gustaría desarrollar de forma rápida y fácil planes de alimentación médico-nutricionales para tus pacientes? Siempre individualizados y basados en la historia clínica y un análisis de sangre.

De esta forma, ofrecería en su consulta un plan de alimentación que consiga equilibrar y fortalecer el organismo de sus pacientes, además de mejorar la vitalidad, reducir el exceso de peso y, naturalmente, mantener un peso saludable a largo plazo.

La elaboración de un plan de alimentación no es algo fácil y puede quitarnos varias horas. Además, para conseguir un resultado exitoso es necesario tener la competencia y experiencia para hacerlo con precisión.
Metabolic Balance simplifica su mundo, le ahorra tiempo y mejora su eficacia desarrollando por usted los planes de alimentación, consiguiendo además el equilibrio hormonal. “Que el alimento sea tu medicina y la medicina sea tu alimento” (Hipócrates 460 a 377 aC).

Cree un nuevo estilo en su consulta con un método a la vanguardia en planes de alimentación.

Para el desarrollo de un plan personalizado, Metabolic Balance tiene en cuenta los valores sanguíneos y el historial clínico de cada paciente, además de los gustos y aversiones por los diferentes alimentos. El resultado es un detallado plan de alimentación que cubre las necesidades nutricionales de cada organismo, además de una lista completa de los alimentos que mejor metaboliza cada paciente y las cantidades de los mismos. Aportando todas estas herramientas, los pacientes consiguen eliminar el picoteo entre horas y conseguir un peso saludable y permanente. La pérdida de peso media estimada es de 0.5 a 1 kg a la semana.
Metabolic Balance® es ganador de varios premios tal Medical Award 2009 , Health Award 2011 y Fiteness Award 2013.
Añadir Metabolic Balance® a su consulta es asequible y fácil a través de un curso de formación. El proceso le alinea con el fondo médico y científico, las mejores experiencias de profesionales y las herramientas para operar con éxito su nueva oferta.

 

Para ver fechas de los próximos seminarios de capacitación pinche aquí.

Relación entre Diabetes Mellitus y Parkinson

Os dejamos este resumen de un artículo que relaciona dos enfermedades cada vez más emergentes: la Diabetes Mellitus y el Parkinson.

The relationship between diabetes mellitus and Parkinson’s disease.

NeuroCommunication Research Laboratories, Danbury, CT.

Abstract

Se ha informado de que entre el 50% y el 80% de los pacientes con enfermedad de Parkinson tienen una tolerancia anormal a la glucosa que puede ser exacerbada por la terapia con levodopa. Poco se sabe sobre el impacto de la hiperglucemia crónica sobre la gravedad de las manifestaciones motrices y el curso de la enfermedad, así como su impacto sobre la eficacia de levodopa u otros fármacos dopaminérgicos. Esta cuestión, que ha sido ampliamente ignorada, es de relevancia clínica ya que los estudios en animales indican que la hiperglucemia crónica disminuye la transmisión dopaminérgica del estriado y aumenta la sensibilidad de los receptores de dopamina postsináptica. Además, la evidencia de estudios experimentales en animales indica que las ratas diabéticas son resistentes a los efectos locomotores y conductuales del agonista dopaminérgico anfetamina. La resistencia a los efectos centrales de la anfetamina se restaura en gran parte con la terapia de insulina crónica. En la presente comunicación propongo que en la enfermedad de Parkinson, la diabetes puede exacerbar la gravedad de la discapacidad motora y atenuar la eficacia terapéutica de levodopa u otros agentes dopaminérgicos, así como aumentar el riesgo de disquinesias motoras inducidas por levodopa. Por lo tanto, se recomienda que los pacientes parkinsonianos deben ser rastreados rutinariamente con pruebas de intolerancia a la glucosa y que si se encuentra el tratamiento agresivo de la hiperglucemia puede mejorar la respuesta a la levodopa y, potencialmente, disminuir el riesgo de levodopa inducida motor discinesias.

 

Fuente:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8082998

Habas enzapatadas

Habas enzapatadas

Las habas pertenecen al grupo de alimentos que más nos gustan: ¡las legumbres! Este plato no lleva ninguna otra verdura, por lo que puedes acompañarlo de tu ración de verdura o ensalada que tengas en esa comida. Se trata de un plato típico de la Andalucía más occidental, muy rápido de hacer y de estupendo sabor.

Ingredientes:

  • Habas (grandes a ser posible)images (1)
  • Poleo fresco
  • Hierbabuena (opcional)
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Agua
  • Limón en rodajas

Lo primero es pelar las habas. Las sacamos de las vainas pero las dejamos con su piel. Las habas tienen que ser frescas y nuevas, cuanto más grandes mejor. Lavarlas bien.

A continuación, ponemos agua en un cazo grande y cuando esté bien caliente le echamos la sal. Cuando el agua comience a hervir introducimos un puñado de hojas de poleo, dos rodajas de limón, dos dientes de ajo pelados y otro puñado de hojas de hierbabuena. Bajamos a fuego medio y dejamos un minuto antes de poner las habas a cocer. Serán entre 10 y 20 minutos aproximadamente de cocción. Cuando estén tiernas ya estará terminado. Procura que no se te pasen de tiempo.

¡Qué aproveche!