¡NOS GUSTA LA PRIMAVERA! CONSEJOS PARA COMER SEGURO AL AIRE LIBRE

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo a todos nos apetece hacer cosas fuera de casa. El sol y las cálidas temperaturas características de esta época del año nos permiten disfrutar del aire libre sin pasar demasiado calor ni demasiado frío. Empiezan a surgir los planes de comer o cenar fuera de casa, en terrazas y restaurantes, pero también afloran los planes en el campo y la playa con sus correspondientes picnics y barbacoas. Sin embargo, con el aumento de las temperaturas también existe un mayor riesgo ya que las bacterias tienen facilidad para multiplicarse. Por este motivo, debemos tener más cuidado a la hora de preparar y consumir nuestras comidas fuera de casa y seguir unos consejos básicos para garantizar la seguridad alimentaria.

20140809_017

CONSERVAR LA CADENA DEL FRÍO

  • Es imprescindible contar con una nevera portátil para los alimentos que necesiten frío. Este método de conservación permite que se reduzca la velocidad de desarrollo de la gran mayoría de los microorganismos. Además, debemos evitar abrir innecesariamente la nevera para conservar mejor el frío.
  • Contar con acumuladores de frío mejor que con cubitos de hielo para conservar los alimentos. Las bolsas de hielo se derretirán y si están rotas el agua entrará en contacto con los alimentos lo que producirá un aumento de la humedad y por tanto desarrollo de los microorganismos o desperdicio de los alimentos si el agua se escapa en exceso.
  • Colocar la nevera a la sombra. Cuanto más calor directo evitemos, mejor.

ANTES DE SALIR DE CASA…

  • Los alimentos cocinados deben conservarse hasta el último momento en el frigorífico.
  • Cuidado con la tortilla, aunque nos guste poco cuajada es un riesgo y más cuando salimos a comerla fuera.
  • Mantén la norma básica de separación de alimentos: por un lado los crudos y por otro los cocinados. Evita siempre que suelten líquido y puedan contaminar a otros alimentos.
  • Lava y seca adecuadamente la fruta y la verdura.

DURANTE LA COMIDA…

  • Mantén una higiene adecuada. Las bacterias se encuentran en cualquier sitio por lo que es imprescindible lavarnos bien las manos y también lavarte tras tocar alimentos crudos.
  • Evitar limpiar los alimentos con agua no potable. Asegúrate siempre llevar una botella o garrafa o bien lávalos y sécalos antes de salir. Es aconsejable lavar todas las frutas, incluso aquellas que vayan a consumirse sin la piel.
  • En las comidas al aire libre, no uses alimentos que contengan huevo crudo: mayonesas, salsas…

BARBACOAS

  • El primer consejo esencial es informarse de los sitios aptos y autorizados para realizar barbacoas, ¡ninguno queremos provocar un desastre!
  • Utilizar leños o brasas adecuadas. Evitar hacer barbacoas con trozos de madera reutilizados o con maderas que contengan restos de barnices o pinturas.
  • Sacar la carne para cocinar exclusivamente cuando las brasas estén preparadas. !Nada de tener la carne en la repisa de la barbacoa esperando a ser cocinada!
  • Cuidado con quemar la carne, “churrascado” no quiere decir bien hecho. Si la quemamos demasiado pueden aparecer sustancias nocivas con efecto cancerígeno. 

file0001062135514

Y ahora… ¡A DISFRUTAR DEL BUEN TIEMPO!

PUEDES CONSULTAR MÁS ARTÍCULOS DE SALUD PINCHANDO AQUÍ

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>