Beneficios del aceite de nuez

En vuestro plan de Metabolic Balance os puede entrar el aceite de nuez, descubre sus beneficios.

Beneficios del aceite de nuez

Las nueces y los aceites son excelentes fuentes de omega-3 ácidos grasos. La mayoría de las investigaciones sobre los beneficios de las nueces se ha centrado en el consumo del fruto del nogal y no sobre su aceite, aunque el interés en el aceite de nuez ha crecido en la última década.

Los beneficios en salud de las nueces y el aceite de la nuez son similares: Ricas en fitonutrientes, excelentes fuente de selenio, fósforo, magnesio, zinc, hierro y calcio y Ofrecen un alto contenido de Vitaminas B-1, B-2 y B-3, junto con la vitamina E y niacina.

Sin embargo, la porción de aceite es inferior a la cantidad de nueces necesarias para obtener el mismo beneficio nutricional. Así, una porción de 35 gramos de aceite de nuez proporciona los mismos beneficios nutricionales de 50 gramos de nueces.

Los beneficiosde las nueces para la salud se identificaron por primera vez en 1937 cuando los investigadores descubrieron que eran una importante fuente de vitamina C. En los últimos 70 años, otros estudios evaluaron los efectos de la nuez y el consumo de aceite de nuez sobre factores de riegos de diversas enfermedades. Ahora se ha comprobado que comer nueces sobre una base regular tiene determinados beneficios en la salud. El más importante de las cuales fue una reducción en el riesgo de enfermedad coronaria. Añadir las nueces a la dieta diaria sin duda puede ayudar a uno mantener un equilibrio corporal saludable.

El consumo de nueces o aceite de nuez se ha demostrado que reducen el colesterol total, colesterol LDL (colesterol malo) y la proporción de colesterol LDL y el HDL (colesterol bueno). Por otra parte, el consumo regular de aceite de nuez redujo los niveles de triglicéridos en 19 a 33% en un estudio de 45 días.

En 2004, la Administración de Alimentos y Drogas de EEUU (FDA) declaró: Supportive research shows that eating 1.5 ounces per day of walnuts, as part of a low saturated fat and low cholesterol diet may reduce the risk of coronary heart disease.” (La investigación muestra que el consumo de 1.5 oz ( 40grs) por día de nueces, como parte de una dieta baja en grasa saturada y en colesterol, puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria. ”

Los beneficios cardio-protectores del aceite de nuez se deben principalmente a la alta concentración de ácido alfa-linolénico (ALA). Ácidos grasos de Omega 3, que finalmente se convierten en ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA), que son fácilmente utilizados por el cuerpo.

Un estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition informó de que una cucharada de aceite de nuez proporciona 1.4 gramos de ALA. El hombre necesita 1.6 gramos y las mujeres 1,1 gramos de ALA al día.

Las nueces se diferencian de otros frutos secos por sus altos contenidos ácidos grasos poliinsaturados ( omega 3 y 6) mientras que las grasas monoinsaturadas se encuentran en los niveles más altos en la mayoría de los otros tipos de frutos.

Nueces y aceite de nuece son también ricos en antioxidantes y son una de las mejores fuentes de antioxidantes entre los productos vegetales. Los antioxidantes son sustancias que contrarresten los efectos de los radicales libres, que son sustancias que causan daño a las células y acelerar el proceso de envejecimiento. Las nueces son especialmente densa en el ácido elágico antioxidante, que ayuda en el control de la replicación de los tumores malignos y tiene anti-bacterianas, propiedades antiinflamatorias, antivirales y antisépticas. El ácido gálico y ácido málico, ambos antioxidantes, están presentes en cantidades más pequeñas y tienen efectos protectores similares.

Uso de aceite de nuez en su cocina:

El aceite de nuez tiene un rico sabor a nuez que lo hace ideal para su uso en aderezos para ensaladas, para saborizar pescados y carnes, para mezclar con la pasta, y hasta en los postres. Se recomienda su uso siempre en crudo o en salsas frías, ya que cuando se calienta pierde sus excelentes propiedades nutricionales.

El huevo, la fuente de mejor proteína que existe

El huevo es un alimento muy completo y con muchas propiedades nutricionales. Ha sido perseguido injustamente por su falsa relación con incrementos de los niveles de colesterol. Los expertos aconsejan de 3 a 5 huevos semanales, ya que además de proteínas de alto valor biológico contienen vitaminas y minerales.

Las proteínas del huevo se encuentran en una perfecta relación entre cantidad y calidad de los diferentes aminoácidos que necesitamos, tal es así que la proteína del huevo se toma como referencia para establecer el valor biológico de las proteínas de los diferentes alimentos. La calidad de la proteína del huevo es la mayor de cualquier alimento integral.

Vitaminas como la A, B2, B12, D y E podemos encontrarlas en el huevo y nos proporcionará gran parte de las cantidades diarias recomendadas. Lo mismo sucede con los minerales: Fósforo, Selenio, Hierro, Yodo y Zinc. Teniendo en cuenta lo importante que son las vitaminas y minerales en el deportista debemos de conciencieranos de la importancia de este alimento.

La yema del huevo también es falsamente temida por contener “mucha grasa”. Debemos tener en cuenta que aunque la mayor parte de la energía del huevo sea gracias a la grasa, un huevo sólo tiene unos 8 gramos de grasa y de los temidos ácidos grasos saturados sólo contiene un tercio. La relación entre ácidos grasos poliinsaturados y saturados (AGP/AGS), es perfecta (0,55).

En cuanto al mito del colesterol, ya está demostrado que aunque el huevo tiene una cantidad notable de esta grasa, no toda se absorbe ni supone un riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Por tanto el huevo no es un alimento tabú que hay que mirar con reticencia por su pasado polémico debido a su contenido en colesterol. Hay muchos modos de disfrutar de este alimento, de su cocinado va a depender sobre todo que el aporte calórico se aumente o se mantenga.

Hablemos de: tipos de obesidad

Como todos bien sabéis, el sobrepeso y la obesidad son problemas sanitarios que afectan a un número creciente de personas y da lugar a diversas patologías. Esta obesidad se puede clasificar de diversas maneras.

Según el IMC, en el que se tienen en cuenta la altura y el peso de la persona.
- Normopeso: IMC 18,5-24,9 kg/m2
- Sobrepeso: IMC 25-29,9 kg/m2
Obesidad grado I: IMC 30-34,9 kg/m2
- Obesidad grado II: IMC 35-39,9 kg/m2
– Obesidad grado III: IMC >= 40kg/m2

Para determinar cuál es nuestro IMC, debemos dividir el peso por la altura al cuadrado.

Existe también otro tipo de clasificación, que diferencia entre dos tipos de obesidad dependiendo de donde se encuentre localizada la grasa corporal.

- Obesidad androide o central, abdominal, tipo manzana. La grasa corporal se encuentra localizada principalmente en cara, tórax y abdomen. Las personas con este tipo de obesidad presentan mayor riesgo de diabetes tipo II, enfermedad cardiovascular y mortalidad.

- Obesidad ginoide o periférica. Tipo pera. La grasa corporal se distribuye principalmente en muslos y cadera. Está relacionada con más problemas de retorno venoso y artrosis.

-Obesidad de distribución homogénea: La grasa corporal no predomina en ninguna parte del cuerpo concreta. Se reparte homogéneamente por todo el cuerpo.

Generalmente las mujeres con obesidad sufren más la obesidad periférica y los hombres la obesidad central, pero podemos encontrarnos ambas en los dos sexos. Para saber en qué tipo de obesidad nos encontramos hay que dividir el perímetro de la cintura entre el de la cadera. Si el resultado es mayor de 0,9 en mujeres y 1 en hombres la obesidad será tipo androide.

En #MetabolicBalance os ayudamos a perder peso, disminuir los problemas asociados a la obesidad y sentiros mejor por dentro y por fuera.

Beneficios del aceite de Nuez

En muchos de los planes Metabolic Balance aparece como recomendación el uso del aceite de nuez.

Beneficios del aceite de nuez

Las nueces y los aceites son excelentes fuentes de ácidos grasos omega-3. La mayoría de las investigaciones sobre los beneficios de las nueces se han centrado en el consumo del fruto del nogal y no sobre su aceite, aunque el interés en el aceite de nuez ha crecido en la última década.

Los beneficios de las nueces y el aceite de la nuez en la salud  son similares: ricas en fitonutrientes, excelentes fuente de selenio, fósforo, magnesio, zinc, hierro y calcio y ofrecen un alto contenido de Vitaminas B-1, B-2 y B-3, junto con la vitamina E y niacina.

Sin embargo, la porción de aceite es inferior a la cantidad de nueces necesarias para obtener el mismo beneficio nutricional. ( por ejemplo: Una porción de 35 gramos de aceite de nuez proporciona los mismos beneficios nutricionales de 50 gramos de nueces.

Las ventajas del consumo de nueces se identificaron por primera vez en 1937 cuando los investigadores descubrieron que eran una importante fuente de vitamina C. En los últimos 70 años, otros estudios evaluaron los efectos de la nuez y el consumo de aceite de nuez sobre factores de riegos de diversas enfermedades. Ahora se ha comprobado que comer nueces sobre una base regular tiene beneficios determinados en la salud. El más importante fue una reducción en el riesgo de enfermedad coronaria. Añadir nueces a la dieta diaria sin duda puede ayudar a mantener un equilibrio corporal saludable.

El consumo de nueces o aceite de nuez se ha demostrado que reduce el colesterol total, colesterol LDL (colesterol malo) y la proporción de colesterol LDL y el HDL (colesterol bueno). Por otra parte, el consumo regular de aceite de nueces redujo los niveles de triglicéridos entre un 19% a 33% en un estudio de 45 días.

En 2004, la Administración de Alimentos y Drogas de EEUU (FDA) declaró: La investigación muestra que el consumo de 1.5 oz ( 40grs) por día de nueces, como parte de una dieta baja en grasa saturada y en colesterol, puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria.

Los beneficios cardio-protectores del aceite de nuez se deben principalmente a la alta concentración de ácido alfa-linolénico (ALA).. Ácidos grasos de Omega 3, que finalmente se convierten en ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA), que son fácilmente utilizados por el cuerpo.

Un estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition informó que una cucharada de aceite de nuez proporciona 1.4 gramos de ALA. El hombre necesita 1.6 gramos y las mujeres 1,1 gramos de ALA al día.

Las nueces se diferencian de otros frutos secos por sus altos contenidos ácidos grasos poliinsaturados ( omega 3 y 6) mientras que las grasas monoinsaturadas se encuentran en los niveles más altos en la mayoría de los otros tipos de frutos.

Las nueces y el aceite de nuez son también ricos en antioxidantes y son una de las mejores fuentes de antioxidantes entre los productos vegetales. Los antioxidantes son componentes que contrarrestan los efectos de los radicales libres (sustancias que causan daño a las células y acelerar el proceso de envejecimiento).

Uso de aceite de nuez en su cocina:

El aceite de nuez tiene un rico sabor a dicho fruto que lo hace ideal para aderezos en ensaladas, para saborizar pescados y carnes, para mezclar con la pasta, y hasta en los postres. Se recomienda usarlo siempre en crudo, porque cuando se caliente pierde sus excelentes propiedades nutricionales.

Hablemos de: nutrientes del pescado

La razón por la que es muy recomendable incluir pescados en la alimentación es sencilla: cuenta con un alto contenido proteico, con un buen valor biológico de sus proteínas, un gran aporte de minerales, grasas esenciales y vitaminas hidrosolubles y liposolubles.

En algunos aspectos su composición es similar a la de la carne y en otros se diferencia. En general el pescado es más digestivo que la carne porque tiene mayor proporción de agua y menor proporción de tejido conjuntivo, sin embargo esto variará dependiendo del tipo de alimentación del pescado, el hábitat, la especie, el momento de captura, etc. Por ejemplo, los pescados más grasos tendrán menor cantidad de agua que los magros.

Todos habréis oído hablar de pescados blancos o azules. Esta diferencia se debe la cantidad de grasa que contengan los pescados. Los pescados blancos son aquellos que tienen una cantidad de grasa menor del 10% y los pescados azules son los que tienen una proporción de grasa mayor del 10%. La grasa que presentan los pescados azules es muy saludable, ya que son principalmente ácidos grasos esenciales (omega-3) y ácidos grasos poliinsaturados, que disminuyen la concentración de colesterol LDL en sangre.

• Pescados blancos: gallo, rape, faneca merluza, maruca, bacalao, cabracho, congrio, gallineta, rodaballo, lenguado, lubina..
• Pescados azules: atún, bonito del norte, anchoa, boquerón, salmón, salmonete, anguila, jurel o chicharro, pez espada, emperador, lamprea, verdel/caballa, palometa, sardina, cazón.

Aparte de grasa y proteínas de alto valor biológico, los pescados contienen vitaminas B1, B2, B12, ácido fólico y niacina. Además los azules contienen vitaminas liposolubles A y D. En cuanto a los minerales, pueden contener sodio, potasio, hierro, magnesio y calcio (en pequeños pescados que se comen con espina).