¿Utilizamos los edulcorantes para sentirnos menos culpables?

¿Utilizamos los edulcorantes para sentirnos menos culpables?

Seguramente ninguno de nuestros lectores diría que beber regularmente un medio litro de una bebida carbonata en la que prima el azúcar es bueno para el organismo.
Pero las versiones “light” o “cero azúcares” pueden producir confusión, al ser libres de calorías. La lógica nos llevaría a pensar que cambiar una bebida con azúcar por su versión baja en calorías no tendría por qué ser perjudicial. Sin embargo, estas bebidas pueden llegar a ser igual de dañinas.

Una nueva reseña del Imperial College de Londres ha argumentado que no hay “pruebas sólidas” de que los edulcorantes bajos en calorías son mejores para la pérdida de peso que las bebidas con azúcar completo, desechando así la idea de que el uso de los mismos es más saludable.

Mientras tanto, hay preocupación pública sobre algunos edulcorantes y grupos de científicos han argumentado que los edulcorantes bajos en calorías pueden conducir al aumento de peso y aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Por lo tanto, ¿siguen teniendo un hueco en nuestra cesta de la compra?

“Muchos consumidores asumen que son opciones saludables porque no son bebidas azucaradas, pero debemos entender que no tenemos evidencia”, explicó la Profesora Susan Swithers, de la Universidad de Purdue, en Estados Unidos.

Diferentes estudios han demostrado que las personas obesas tienden a beber más bebidas con gas que las de un peso saludable.

Un estudio realizado a adultos estadounidenses en la American Journal of Public Health mostró que el 11% tenían un peso saludable, el 19% de la población participante tenían sobrepeso y el 22% eran obesos que consumían bebidas lights o con edulcorantes con bastante frecuencia.

Por otro lado, un estudio realizado por la revista Obesity que siguió a 3.700 personas durante ocho años demostró que aquellos que consumen edulcorantes bajos en calorías aumentan de peso con mayor facilidad.

Es muy difícil determinar la causa y el efecto de tales estudios. ¿Son las bebidas las que causan el aumento de peso, o son las personas obesas las que recurren a estas bebidas edulcoradas en un esfuerzo por controlar su peso?

Seguramente ninguno de nuestros lectores diría que beber regularmente un medio litro de una bebida carbonata en la que prima el azúcar es bueno para el organismo.
Pero las versiones “light” o “cero azúcares” pueden producir confusión, al ser libres de calorías. La lógica nos llevaría a pensar que cambiar una bebida con azúcar por su versión baja en calorías no tendría por qué ser perjudicial. Sin embargo, estas bebidas pueden llegar a ser igual de dañinas.

Una nueva reseña del Imperial College de Londres ha argumentado que no hay “pruebas sólidas” de que los edulcorantes bajos en calorías son mejores para la pérdida de peso que las bebidas con azúcar completo, desechando así la idea de que el uso de los mismos es más saludable.

Mientras tanto, hay preocupación pública sobre algunos edulcorantes y grupos de científicos han argumentado que los edulcorantes bajos en calorías pueden conducir al aumento de peso y aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Por lo tanto, ¿siguen teniendo un hueco en nuestra cesta de la compra?

“Muchos consumidores asumen que son opciones saludables porque no son bebidas azucaradas, pero debemos entender que no tenemos evidencia”, explicó la Profesora Susan Swithers, de la Universidad de Purdue, en Estados Unidos.

Diferentes estudios han demostrado que las personas obesas tienden a beber más bebidas con gas que las de un peso saludable.

Un estudio realizado a adultos estadounidenses en la American Journal of Public Health mostró que el 11% tenían un peso saludable, el 19% de la población participante tenían sobrepeso y el 22% eran obesos que consumían bebidas lights o con edulcorantes con bastante frecuencia.

Por otro lado, un estudio realizado por la revista Obesity que siguió a 3.700 personas durante ocho años demostró que aquellos que consumen edulcorantes bajos en calorías aumentan de peso con mayor facilidad.

Es muy difícil determinar la causa y el efecto de tales estudios. ¿Son las bebidas las que causan el aumento de peso, o son las personas obesas las que recurren a estas bebidas edulcoradas en un esfuerzo por controlar su peso?

Zarangollo murciano

¡Hola Balancers! Hoy os traemos uno de los platos más típicos de la Región de Murcia. Además, se trata de una elaboración saludable que podemos hacer tanto para comer como para cenar.

Zarangollo murciano

Ingredientes:

  • Calabacín
  • Cebolla tierna
  • Huevos
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

Empezamos lavando la verdura. La cebolla que emplearemos será o tierna o cruda, según el gusto de cada uno. Ya sabes que la seca es más fuerte y la tierna tiene un sabor más suave. En cuanto a los calabacines podemos cortarlos con la piel o no, ya que ésta es tan fina que podemos dejarla, aportando más color y una textura diferente.

Una vez lavada la verdura, cortamos la cebolla en aritos finos y el calabacín en rodajas, ni muy finas ni muy gruesas.

Una vez cortado todo, nos disponemos a cocinarlos. Para ello en una sartén alta echamos aceite de oliva. Cuando esté caliente, vertemos las rodajas de calabacín y sazonamos. El fuego debemos mantenerlo bajo para dar tiempo a esta verdura a perder su agua y a cocinarse sin arrebatarse.

La cebolla la añadiremos cuando el calabacín haya perdido un poco de agua, ya que ésta necesitzarangolloa su tiempo de cocción. Al cortarla en aritos finos se cocinará antes. Dejamos que se cocine bien a fuego bajo. También se puede poner primero la cebolla y después el calabacín, eso dependerá de si la cebolla es dura y el tamaño en que la hemos cortado.

Pasados 20 minutos aproximadamente, procedemos a agregar los huevos. Simplemente los cascamos y los echamos sobre los ingredientes y una vez en la sartén mezclamos todo con cuidado de no romperlos hasta que veamos los huevos cuajados. Rectificamos de sal.

¿Qué coste tiene la obesidad?

Una parte significativa de los costes sanitarios totales se derivan de malos hábitos alimenticios. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima el número de adultos con sobrepeso en más de mil millones en todo el mundo. Según los Centros para el Control de Enfermedades, alrededor del 10% de los gastos médicos totales en Estados Unidos son atribuibles al sobrepeso y a la obesidad. Se estima que dos tercios de todos los adultos estadounidenses tienen sobrepeso u obesidad, con un IMC mayor o igual a 25kg/m2. La Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad (IASO) ha publicado estadísticas alarmantes para los estadounidenses mayores de 20 años:

– El 70,8% de los hombres estadounidenses y el 61,8% de las mujeres estadounidenses tienen sobrepeso con IMC> 25.

– En el 31,1% para los hombres y el 33,2% para las mujeres, el USE tiene la tasa más alta de obesidad (IMC> 30) entre todos los países industrializados.

– En su mayor parte, estos costes sanitarios son el resultado directo de nuestro estilo de vida: demasiada abundancia de alimentos, demasiado azúcar y muy poca actividad física. El estilo de vida es también responsable de la fuerte subida de las condiciones médicas generalizadas como la diabetes, enfermedad coronaria, la espalda y los problemas de las articulaciones. Por encima de todo eso, el consumo de azúcar ha llevado a ocasionar la aparición de caries convirtiéndose en la condición médica más frecuente, por no hablar de los problemas de salud a largo plazo adquiridos por el consumo excesivo de alcohol.

Los casos de diabetes aumentan cada día

El número de diabéticos en EE.UU. está creciendo rápidamente: se estima que 24 millones de personas tienen diabetes; Que corresponde al 8% de la población. La tasa de prevalencia de diabetes aumentó 15,5% entre 2005 y 2007. Esto se traduce en aproximadamente tres millones de nuevos casos de diabetes en sólo dos años. Las cifras publicadas por el Centro Nacional de Información sobre la Diabetes (NDIC) revelan que aproximadamente el 24% de los casos de diabetes siguen sin diagnosticarse. Particularmente alarmante es el hecho de que cada vez más niños y adolescentes son diagnosticados con diabetes tipo 2, que solo solía afectar a personas adultas.

El costo para el tratamiento de la diabetes en Estados Unidos en 2007 ascendió a ¡174 mil millones de dólares! Estos costos son en gran parte atribuibles a los efectos de la obesidad, los malos hábitos alimenticios y la falta de actividad física.

200.000 estadounidenses mueren cada año de diabetes. Sin embargo, una cuarta parte de ellos ni siquiera saben que tienen la condición, ya que nunca fueron diagnosticados.

¡Nos está costando un pico!

Es evidente que los alimentos poco saludables no sólo ponen en peligro nuestra salud, sino que también los sentimos en nuestro bolsillo, ya que los alimentos preparados suelen ser más caros. También está claro que el aumento de la prevalencia de la obesidad afecta tanto a los sistemas de salud públicos como a los privados de una forma importante. Pero los estudios también muestran que la obesidad también perjudica a la economía nacional. El absentismo laboral como resultado de problemas de espalda claramente atribuibles al exceso de peso y a la falta de ejercicio. Por citar un ejemplo, esto les está costando a los empresarios millones anuales.

En otras áreas se incluyen:

– Primas de seguro más altas contraídas a través de la obesidad

– Tarifas aéreas más altas como resultado del aumento del consumo de combustible

– Asientos sobredimensionados fabricados a medida en autobuses y trenes, camillas, camas clínicas, etc.

– Menor seguridad laboral para los empleados de tamaño XXL debido a daños estéticos a la imagen de la empresa.

 

La finalidad de Metabolic Balance es bajar estos índices de obesidad y de enfermedades asociadas como la diabetes. Elaboramos planes de alimentación médico-nutricionales totalmente personalizados, siempre en función a la historia clínica de cada paciente y a una analítica sanguínea.

Contacta con nosotros llamando al teléfono gratuito 900.801.776 y solicita ahora tu consulta gratuita.

Pipirrana

descarga (1)Ingredientes:

– Tomate
– Pimiento verde
– Pimiento rojo asado
– Aceitunas
– Cebolla
– Huevo duro
– Aceite de oliva virgen
– Vinagre de manzana
– Pimienta
– Sal

Elaboración:

Poner a cocer los huevos unos 10 minutos hasta que estén duros. Mientras tanto, picar todas las hortalizas y las aceitunas en trozos muy pequeñitos y mezclar en un bol. Una vez estén los huevos duros, pelar y separar las claras de las yemas. Las claras irán picaditas con el resto de ingredientes, mientras que con las yemas haremos un aliño.
Para el aliño, ponemos las yemas en un mortero, añadimos el aceite, el vinagre y la pimienta, y mezclamos todo. Una vez tengamos el aliño, lo añadimos a la mezcla del resto de ingredientes y echamos sal al gusto.

¡A comer!

MB Cooking: Espirales de lenteja roja con verduras

espirales-lentejas-rojas

Ingredientes:

  • Pasta de lentejas rojas
  • Cebolla
  • Zanahoria
  • Calabacín
  • Pimiento rojo
  • Espárragos
  • Champiñones
  • Aceite de oliva
  • Albahaca fresca
  • Sal

Preparación:
En una olla ponemos agua a hervir y cocemos la pasta durante 8-10 minutos.
Pelamos la cebolla, el calabacín y la zanahoria. Limpiamos el pimiento rojo, los espárragos y los champiñones. Cortamos todas las verduras y los champiñones a trozos pequeños y lo salteamos en una sartén con un poco de aceite de oliva y las hojas de albahaca. Mezclamos la pasta con las verduras y servimos.

¡Listo!

Consejo: Podemos añadir para terminar queso rallado vegano, hecho con levadura de cerveza, ajo en polvo y almendra molida.

 Para ver más recetas PINCHE AQUÍ

LA ASTENIA PRIMAVERAL Y LA ALIMENTACIÓN PARA COMBATIRLA

La astenia se caracteriza por un estado de debilidad general y fatiga que conducen a una incapacidad de realizar las actividades cotidianas con la energía normal que nos caracteriza.

Uno de los síntomas que suele acompañar a la astenia primaveral es la falta de apetito, de hecho más de un tercio de los españoles afirma sentirlo cuando cambia el tiempo, según la encuesta que ha realizado la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA).

Por este motivo desde Metabolic Balance os recomendamos que pese a no haber mucho apetito, es necesario alimentarse correctamente en cada momento del día ya que de no ser así contribuimos de forma involuntaria al empeoramiento del cansancio que ya previamente sentimos en esta época del año.

Existen 5 grupos de alimentos que no pueden faltar en tu alimentación al inicio de la primavera. Tomad nota.

Cereales integrales: aportan fibra que ayuda en la prevención del estreñimiento, el cual puede causar más cansancio y malestar. También aportan más saciedad a lo largo del día y ayuda a controlar los niveles en sangre tanto de insulina como de glucosa para no sentir desvanecimiento.

Verduras: contienen muchas vitaminas y antioxidantes y en este mes que apenas comienza podremos encontrar más variedad de estos alimentos y de temporada.

Frutos Secos: ricos en su mayor parte en grasas saludables, omega-3 que ayuda a aumentar las defensas del organismo y prepararlo para combatir el estado de debilitamiento y cansancio.

Legumbres: ayudan por su gran cantidad de fibra y minerales como magnesio, selenio, zinc y potasio que refuerzan el sistema inmunitario

Las comidas copiosas contribuyen a aumentar el malestar y, por tanto, los síntomas de la astenia. Además, conviene incrementar la hidratación y practicar ejercicio.

Una de las claves para hacer frente a este cambio de estación y adaptarse de la mejor manera posible es seguir unos consejos básicos de alimentación. Comer de manera equilibrada, aumentando el consumo de verduras y frutas frescas, legumbres y cereales integrales, eliminar el azúcar tanto de adición como el que contienen los productos procesados (zumos, refrescos, comidas preparadas…) y hacer una ingesta diaria de grasas saludables como aceite de oliva virgen extra, aceite de lino y frutos secos.

Tu salud es importante. Desde Metabolic Balance te ayudamos a averiguar los alimentos más adecuados para ti.

 “Metabolic Balance…porque la salud no espera”

MB Cooking: Mini pizzas de Calabacín y Berenjena

Ingredientes:

  • Calabacín grande
  • Berenjena
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de salsa de tomate natural
  • Mozzarella
  • Albahaca (al gusto)
  • Sal y pimienta (al gusto)

Elaboración

  • Calentar el horno a 230ºC. Preparar una bandeja de horno con papel para horno.
  • Cortar el calabacín y la berenjena en rodajas y sazonarlos con sal y pimienta.
  • Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén. Saltear las verduras por los dos lados.
  • Poner las rodajas de calabacín y berenjena en la bandeja del horno y ponerles la salsa de tomate encima. Espolvorear la mozzarella y la albahaca.
  • Hornear las mini pizzas durante unos 5 minutos o hasta que el queso se haya fundido.
 Para ver más recetas PINCHE AQUÍ

¿Puede la alimentación eliminar las migrañas? Parte 2

MECANISMOS FISIOPATOLÓGICOS

La migraña surge debido a la hiperexcitabilidad neuronal causada por factores genéticos o ambientales. Las formas habituales de migraña son probablemente causadas por la herencia poligénica. Sin embargo, existe una forma muy rara de migraña llamada migraña hemipléjica familiar y se hereda como un rasgo autosómico dominante. En esta rara forma, las auras son a menudo del tipo motor y los genes mutados codifican los transportadores de iones.

La migraña común con aura es una expresión de una disfunción cortical occipital transitoria, que comienza con un trastorno visual o sensorial y se extiende paso a paso hasta que da lugar a una llamada depresión cortical.

 

IMPORTANCIA de factores exógenos

Algunos de los factores que predisponen y desencadenan migrañas son conocidos por el paciente. Éstas incluyen:

  • Enojo, estrés o situaciones de relajación repentina (“migraña de fin de semana”)
  • Factores hormonales
  • Factores dietéticos
  • Factores sensoriales, tales como luces intermitentes, decoración a rayas en una habitación, ruido, olores.
  • Factores climáticos

Sobrepeso

En el caso de personas con sobrepeso, el riesgo de desarrollar un dolor de cabeza crónico es tres veces mayor que el de una persona con un IMC normal.

 

La nutrición como factor clave

De acuerdo con la National Headache Foundation, ciertos alimentos pueden desencadenar migrañas. Algunos de los más comunes son: chocolate, alcohol (vino blanco), café, queso, carne, productos cárnicos, glutamato, aspartamo, etc. Algunas personas con intolerancia al gluten o la enfermedad celíaca (alergia al gluten) están sujetas a ataques de migraña después de comer trigo. Pero el alimento desencadenante de migraña es individualmente diferente para todos los enfermos.

Hay una fuerte sospecha de que las intolerancias alimentarias son un importante desencadenante de las migrañas y esto todavía se está investigando intensamente. Estos estudios, sin embargo, están produciendo actualmente resultados contradictorios – no proporcionan evidencia clara de un mecanismo único del efecto, ni permiten la identificación clara de alimentos específicos como activador para el inicio de un ataque de la jaqueca.
En 1984, Monro et al (1) plantearon la hipótesis de que la migraña es una alergia.
Alergias alimentarias causadas por la inmunoglobulina E (IgG) o por vasodilatación debido a una intolerancia a la histamina son factores altamente probables – pero no todos los pacientes con migraña sufren de una alergia a base de IgG. La medición de IgG por medio de alimentos específicos se ha utilizado desde 2005 como un nuevo marcador para identificar los alimentos que podrían desencadenar migrañas (2,3).

 

Sin embargo, es importante entender que no todos los alimentos con un alto IgG específico desencadenarán automáticamente ataques de migraña, porque hay diferencias individuales. Una prueba de IgG de alimentos puede identificar los alimentos de riesgo personal y apoyar una dieta de restricción, aunque este enfoque puede tener controversia. Esta realización convenció al Servicio Nacional de Salud (6) y a la Fundación Americana contra la Migraña (7) de recomendar pruebas de IgG sobre alergias alimentarias para ayudar potencialmente a las personas que sufren de migraña. Esto fue seguido por más estudios, que investigaron las relaciones entre los alimentos específicos como posibles desencadenantes de la migraña.

 

CONCLUSIÓN

Aunque está claro que la naturaleza y la historia de cada migraña debe considerarse como un caso individual, parecería que la nutrición y la obesidad tienen que ser abordados al analizar el origen y la gravedad de los ataques de migraña. La American Migraine Foundation (7), por ejemplo, recomienda el uso de pruebas de IgG en las alergias alimentarias para ayudar a los pacientes con migraña. Sin embargo, para obtener un conocimiento más detallado, la investigación en curso debe continuar. Durante el curso del programa Metabolic Balance®, hemos observado a menudo una reducción en la frecuencia e intensidad de los ataques de migraña de nuestros pacientes, debido a nuestra elección de alimentos y la consecuente pérdida de peso de los pacientes.

 

Bibliografía:

(1) Migraine is a food allergy disease. Monro J., Carini C., Bostroff J., Lancet 1984 Sep.29;2 (8405): 719-721
(2) A prospective Audit of food intolerance among migraine patients in primary care clinical practice. Trevor Rees,David Watson, Susan Lipscombe, Helen Speight, Peter Cousins, Geoffrey Hardman, Andrew Dowson. (2005), Headache, Vol 2 No.1 11-14
(3) Food allergy mediated by IgG antibodies associated with migraine in adults. Arroyave Hernandez CM,Echevarria, Pinto M, Hernandez Montiel HL. Rev Alerg Mex (2007); 54: 162–168
(5) IgG-based elimination diet in Migraine plus irritable bowel syndromeElif Ilgaz Aydinlar et al. Headache 2012
(6) http://www.nhs.uk/ipgmedia/national/migraine action/assets/migraineandfood.pdf
(7) http://themigrainechronicles.com/2012/01/09/to-test-or-not-to-test-diet-restrictions-based-on-igg-testing-for-migraine

MB COOKING: FALAFEL DE GARBANZOS AL HORNO

Ingredientes:

  • Garbanzos crudos y secos
  • Cilantro, perejil o Albahaca
  • Ajo
  • Cebolleta
  • Pimiento rojo
  • Comino en polvo
  • Sal y pimienta
  • Copos de avena triturados

falafel.1

 

Elaboración:

-Dejar los garbanzos en remojo la noche anterior.

-Escurrir bien los garbanzos y verter en una picadora, batiendo unos segundos sin llegar a formar una pasta. Deben quedar trocitos. Reservar.

-Picar el resto de ingredientes todos juntos excepto la harina de avena.

-Colocar todo en un bol, mezclar bien y añadir la avena y las especias. Volver a mezclar. Tapar el bol y dejar reposar al menos 1 hora.

-Precalentar el horno a 200ºC

-Hacer bolitas con las manos y aplastarlas ligeramente, ponerlas sobre una bandeja de horno previamente forrada con papel vegetal. Hornear 20 minutos.

 Para ver más recetas PINCHE AQUÍ

 

¿Puede la alimentación eliminar las migrañas? Parte 1

En este y en el próximo número de nuestro boletín me gustaría arrojar algo de luz sobre la relación entre las migrañas y la nutrición. Este problema incluye los criterios de diagnóstico.

El estudio de los factores que desencadenan las migrañas es un problema importante para los médicos y sus pacientes. Aunque estos factores son complejos y difieren de un caso a otro, una mejor comprensión de los mismos puede mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes con migraña.

Las migrañas son ataques recurrentes de cefalea, que en algunos casos son precedidos por síntomas neurológicos transitorios en la fase llamada “aura”. Un dolor de cabeza es específico en su desarrollo y en sus síntomas. Dado que la determinación de una migraña era inicialmente muy poco fiable, los criterios se definieron por la International Headache Society (IHS) (Comité de clasificación de cefalea, a menudo conocido como International Headache Society 1988) y estos criterios permiten ahora el diagnóstico de la migraña.

Las formas clínicas de migraña reconocidas por la IHS son

– Migraña sin aura (M – A)

– Migraña con aura (M + A)

También existen otras formas de migraña (por ejemplo, migrañas oftalmoplegales o retinianas), pero se producen con mucha menos frecuencia.

 

Diagnóstico de migraña sin aura, de acuerdo con los criterios diagnósticos de IHS:

  1. Al menos cinco ataques que cumplan los criterios B-D
  2. Dolores de cabeza que (no tratados o tratados sin éxito) duran 4-72 horas
  3. Un dolor de cabeza tiene al menos dos de las siguientes características:
  4. Ubicado en un lado
    2. Carácter pulsante
    3. Intensidad moderada o intensa del dolor
    4. Agravarse a través de actividades físicas de rutina (por ejemplo, caminar o subir escaleras) – conduce a evitar estas actividades
  5. Durante un dolor de cabeza ocurrirá al menos uno de estos síntomas:
  6. Náuseas y / o vómitos
    2. Fotofobia y fonofobia
  7. No atribuido a una enfermedad diferente

 

Diagnóstico de una migraña sin aura, según criterios diagnósticos de IHS

A – Al menos dos ataques cumplen los criterios B y C:

B – Al menos tres de las siguientes cuatro características:

– Uno o más síntomas del aura son completamente reversibles e indican una disrupción cortical focal o un deterioro del tronco encefálico

– Un síntoma del aura se desarrolla gradualmente durante más de cinco minutos; En el caso de varios síntomas, sin embargo, se producen uno tras otro.

– Cada aparición de un aura no dura más de 60 minutos. Si ocurren varios síntomas, la duración se incrementa en consecuencia.

– Los dolores de cabeza siguen el inicio del aura en 60 minutos, pero a veces pueden ocurrir antes del aura o simultáneamente.

C – Se cumple al menos uno de los siguientes criterios:

– La historia clínica, los exámenes físicos y neurológicos no pueden detectar ningún trastorno orgánico.

– La historia clínica, los exámenes físicos y neurológicos sugieren un trastorno orgánico, pero esto ha sido descartado por neuroimagen y otros procedimientos de laboratorio.

– Existe un trastorno orgánico, pero la primera vez que ocurrieron los ataques de migraña, no ocurrieron al mismo tiempo que el trastorno.

 

En la próxima edición de nuestro boletín, lea sobre la relación entre migrañas y nutrición.

 

Bibliografía:

(1) Migraine is a food allergy disease. Monro J., Carini C., Bostroff J., Lancet 1984 Sep.29;2 (8405): 719-721
(2) A prospective Audit of food intolerance among migraine patients in primary care clinical practice. Trevor Rees,David Watson, Susan Lipscombe, Helen Speight, Peter Cousins, Geoffrey Hardman, Andrew Dowson. (2005), Headache, Vol 2 No.1 11-14
(3) Food allergy mediated by IgG antibodies associated with migraine in adults. Arroyave Hernandez CM,Echevarria, Pinto M, Hernandez Montiel HL. Rev Alerg Mex (2007); 54: 162–168
(5) IgG-based elimination diet in Migraine plus irritable bowel syndromeElif Ilgaz Aydinlar et al. Headache 2012
(6) http://www.nhs.uk/ipgmedia/national/migraine action/assets/migraineandfood.pdf
(7) http://themigrainechronicles.com/2012/01/09/to-test-or-not-to-test-diet-restrictions-based-on-igg-testing-for-migraine