Leptina, la “hormona de la obesidad”

La leptina es una hormona cuya secreción, en su mayoría, es modulada por la insulina, entre otras hormonas. En personas con sobrepeso, la desregulación hormonal hace que se vea afectada la secreción de estas hormonas, entrando en un círculo vicioso del que es muy difícil salir sin la ayuda de un especialista.

Las personas con sobrepeso no tienen percepción de saciedad, por lo que nunca se encuentran realmente saciados, y constantemente tienen hambre.

Cuando se descubrió la hormona leptina a mediados de los años noventa, se creyó que podría usarse como tratamiento contra la obesidad. Esto se debió probablemente al hecho de la continua sensación de hambre que se producía en los ratones, haciendo que siguieran comiendo hasta que desarrollaron obesidad. La leptina es una hormona que normalmente se produce en las células de grasa y se libera en el torrente sanguíneo sólo cuando las células de grasa se han vuelto más grandes, enviando la señal de saciedad y parando la necesidad de ingerir alimentos. Este fenómeno es producido a través del hipotálamo. Al principio, la comunidad científica celebró el hecho de haber encontrado finalmente una cura milagrosa para tratar la obesidad. Desafortunadamente, resultó que las personas con sobrepeso, especialmente los niños, produjeron grandes cantidades de leptina de forma natural, sin embargo, al igual que se produce con la insulina, el organismo desarrolló falta de respuesta a la propia hormona y no se producía la sensación de saciedad.

La grelina, descubierta poco después que la leptina, también es una hormona encargada de regular la sensación de hambre.  Se produce principalmente por el revestimiento del estómago para estimular el apetito, especialmente cuando el estómago está vacío y sus paredes no se estiran. Por ello, en Metabolic Balance recomendamos la ingesta de agua cuando este fenómeno se acerque, pudiendo suprimir temporalmente la liberación de grelina y estirando las paredes del estómago. Este efecto puede durar hasta una hora.

En Metabolic Balance recomendamos a cada paciente los alimentos que mejor metaboliza en función a la historia clínica y a una analítica sanguínea específica. A partir de estos alimentos frescos y naturales conseguimos una regulación hormonal completa y el correcto funcionamiento del metabolismo, incluyendo el equilibrio de hormonas como la leptina y la grelina.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>