Las dietas bajas en sal no benefician a todo el mundo

Lo que conocemos como sal común es la combinación de sodio y cloro. Existen más tipos de sales en el mercado, pero esta es nuestra sal de mesa.

La conformación de los gustos no viene desarrollada desde el nacimiento, se trata de un aprendizaje realizado a lo largo de los años en función del tipo de alimentación y los hábitos adaptados. Es por esto, que nuestras papilas gustativas se van desarrollando y nuestros receptores del sabor se adaptan a ciertos niveles de sal.

Además de la sal que le añadimos a los alimentos, existe la sal que esos productos ya traen de forma natural. La cantidad de la misma se acentúa en alimentos preparados y productos precocinados en los que, para llamar la atención del consumidor, la industria alimentaria añade potenciadores del sabor, entre ellos la sal.

Según  un nuevo estudio, las únicas personas que deben preocuparse por reducir el consumo de sal son las aquellas que padecen niveles de tensión arterial elevados.

El estudio examinó a 130 mil personas de 49 países y demostró que la mayoría de las personas consumían cantidades adecuadas de sal. A través de sus investigaciones, encontraron que el hecho de consumir más cantidad de sal que la recomendada no es motivo suficiente para elevar el riesgo  y que las recomendaciones máximas se encuentran en cantidades demasiado bajas.

Por supuesto, personas con síndrome metabólico son más sensibles a los efectos de la sal y deben controlar su consumo. (Declaración basada en un estudio realizado en China). El Síndrome Metabólico es conocido como el “Cuarteto Mortal” de las enfermedades ya que abarca cuatro de las enfermedades más peligrosas y epidémicas del s. XXI: obesidad, dislipidemia, hipertensión y diabetes Mellitus tipo II.

En Estados Unidos, la FDA aún tiene esperanza de frenar la excesiva cantidad de sal que se utiliza en los alimentos procesados mediante el establecimiento de directrices voluntarias de sal de los alimentos procesados, envasados y preparados. Es decir, si una empresa lo desea, puede disminuir la cantidad de sal que se utiliza pero el gobierno no les obligará a disminuir la cantidad de sal que le añaden a sus productos.

Puede encontrar el estudio completo aquí: http://www.fhs.mcmaster.ca/media/low_salt_diet_study/

Fuente:

https://metabolicbalanceusa.wordpress.com/2016/07/14/low-salt-diets-may-not-benefit-all-salt-news/

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>