INTOLERANCIA A LA LACTOSA Y AL GLUTEN. HECHOS INTERESANTES SOBRE MEDICINA Y NUTRICIÓN

lactosa

La pérdida de peso es uno de los propósitos de Año Nuevo. Durante esta época, nuestros correos – tanto electrónico como postal – están llenos hasta arriba de preguntas en busca de soluciones y dietas milagrosas. En la última edición, escribí sobre las ventajas e inconvenientes de un estilo de vida vegetariano o vegano y un debate sobre la dieta paleo. El artículo de hoy trata de la lactosa y el gluten.

Dietas sin gluten y sin lactosa

Una intolerancia (en el caso de la lactosa) es el resultado de la deficiencia de una enzima. Generalmente, una intolerancia viene marcada genéticamente, y la gravedad de la reacción depende de la cantidad de nutriente en cuestión que es consumido.

Por el contrario, las alergias (en el caso del gluten) pueden desencadenar una variedad de reacciones y no depende de la cantidad del nutriente que es consumido.

Lactosa

En realidad, la intolerancia a la lactosa no es una enfermedad. Consiste en la inhabilidad del cuerpo para digerir el carbohidrato presente en la leche. En su forma original (no como gastroenteritis o un trastorno intestinal), es una característica genética que afecta a más de la mitad de la población mundial (2). Es importante no confundir intolerancia la lactosa con alergia a la proteína de la leche de vaca.

Esta intolerancia se debe a la deficiencia de parte de la enzima lactasa (excepto en parte de la población  asiática, como Tailandia, donde la deficiencia puede ser total). En la mayoría de los casos, lo que se observa es una deficiencia parcial del enzima. Cantidades de lactosa de entre 12 y 15 g (correspondientes a ½ L de leche) son toleradas sin dificultad. Si la cantidad de lactosa consumida supera la cantidad de lactasa que está disponible para digerirla, las moléculas de lactosa no digeridas permanecen en el intestino, donde se unirán a las moléculas de agua produciendo malestar estomacal e intestinal. Esta es la razón por la que cualquier persona afectada debería saber su propio nivel de tolerancia.

Hoy en día, las estanterías de los supermercados ofrecen una amplia variedad de productos sin lactosa derivados de la leche, el yogurt y el queso, a pesar de que incluso quesos curados que han sido madurados durante un largo periodo de tiempo casi no contienen lactosa. Tal como se ha mencionado, a veces es suficiente con saber el nivel de tolerancia de cada individuo. Sin embargo,  con el fin de asegurar una adecuada ingesta de vitamina D y calcio, están disponible otras alternativas como los productos de soja (leche, nata, yogut) o arroz.

gluten

Gluten

Generalmente, se utiliza la palabra gluten para referir proteínas que se encuentran en ciertos granos como: centeno, avena, trigo, cebada, trigo Kamut y espelta. El gluten le proporciona volumen y elasticidad a los productos horneados. Para denominar la alergia al gluten científicamente se utiliza el término enteropatía sensible al gluten o enfermedad celíaca. Se trata de una enfermedad permanente (crónica).

La forma tradicional tiene un secuencia de 1 en 2500 y formas posteriores dan una frecuencia aumentada de 1 en 100. Solo puede ser diagnosticada por el resultado de una biopsia intestinal, a pesar de que es posible una probabilidad inicial en una analítica básica.

Es necesario distinguir entre tres formas diferentes:

- El diagnóstico de la enfermedad celíaca clínicamente tradicional.

- Las formas posteriores.

- Un incremento en los niveles de IgG.

(Sin embargo, se debería añadir una cuarta categoría de personas que verdaderamente sufren intolerancia a la lactosa, colon irritable, desórdenes en la flora intestinal, ansiedad u ortorexia y erróneamente atribuida a este gluten (5)).

Es importante la buena adherencia de una dieta apropiada incluso cuando las cantidades de gluten son pequeñas, ya que de lo contrario, las consecuencias pueden ser negativas. El resultado podría ser diarrea crónica acompañada de malabsorción, causando retraso en el crecimiento, anemia, enfermedad ósea y síntomas de deficiencia. Además, podría causar deficiencia en hierro, ácido fólico, calcio, vitaminas hidrosolubles, vitaminas del grupo B y fibra. La mala alimentación incrementa el riesgo de linfoma intestinal.  Para los afectados, una dieta sin gluten significa la reducción del consumo de pan y cereales.

SUMARIO

En los últimos años estamos presenciando un incremento del número de dietas “sin-X”, que a veces, son seguidas, por ejemplo, por deportistas famosos, ayudando así a aumentar su popularidad. Sin embargo, la realidad es que no necesariamente hay que prescindir de estos nutrientes. Como ya dijimos en el artículo anterior en dietas paleo, vegetarianismo y veganismo, consideramos que es muy importante la recopilación de toda la información asociada y entender el trasfondo. Metabolic-Balance, en sus dietas totalmente personalizadas, tiene en cuenta las intolerancias, mientras al mismo tiempo asegura cubrir todas las necesidades nutricionales.

Dr. Didier Souveton

Director Médico de Metabolic-Balance.

Referencias

1) Wilt TJ, Shaukat A, T Shamliyan, BC Taylor, MacDonald R, J Tacklind, Rutks I, Schwarzenberg SJ, Kane RL, M. Levitt Lactose intolerance and health. Evid Rep Technol Beurteilen (Full Rep). 2010 February; (192): 1-410.

2) E. Whitney, Rady Rolfes S. Understanding Nutrition, 11. published by Thomson Learning 2008.

3) Clinical Nutrition Handbuch: Restricted diet in lactose. Consulted online: www.opdq.org

4) Audrey Cyr. Santé.net Pass

5) Jean-Michel Lecerf, Head of the Dietary Department at the Institut Pasteur de Lille

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>