Hablemos del equilibrio hormonal

Las hormonas son sustancias segregadas por las glándulas endocrinas de nuestro organismo cuyo objetivo principal es influir en la función de diversas células del organismo. Las glándulas endocrinas y sus productos hormonales están especializados en la regulación general del organismo así como también en la autorregulación de un órgano o tejido. La producción hormonal puede estar influida por diversos factores:

  • Otras hormonas
  • Concentración de nutrientes
  • Neuronas y actividad mental
  • Cambios ambientales, por ejemplo luz, temperatura, presión atmosférica

En Metabolic Balance tratamos el metabolismo de cada persona de manera individualizada en base a una premisa: la regulación de la insulina. La insulina es una hormona producida por el páncreas y está considerada la “hormona anabólica” por excelencia, ya que su función principal es disponer a las células de la glucosa necesaria para producir energía, además de normalizar los niveles de glucosa en sangre. Su déficit produce diabetes mellitus y su exceso puede producir hiperinsulinismo. Ambas situaciones son negativas para la salud y deben ser controladas si queremos mantener una salud adecuada. Una mala elección de alimentos produce en la mayoría de las ocasiones un hiperinsulinismo, situación que no cuenta con síntomas clínicos aparentes al contrario que pasaría con la diabetes, cuyo síntoma principal es el exceso de glucosa en sangre cuando no hay un tratamiento establecido. Un nivel de insulina continuamente elevado en sangre produce las siguientes alteraciones:

  • Aumento de los triglicéridos y del colesterol
  • Aumento de las hormonas relacionadas con el estrés: adrenalina y cortisol, pudiendo producir hipertensión
  • Aumento del tamaño de las células grasas corporales
  • Activación distintos pasos de la coagulación sanguínea (hemostasia), lo cual aumenta la frecuencia de trombosis y embolias en las personas obesas.
  • Disminución de la producción de hormonas como la melatonina (hormona encargada del ritmo circadiano), la DHEA y la HGH (hormona de crecimiento). Todas estas hormonas tienen un fuerte efecto antiinflamatorio y antioxidante, por lo cual son muy importantes en enfermedades inflamatorias e inhibición de la quema de grasa.

Este hiperinsulinismo asociado a una falta continúa de nutrientes por una incorrecta alimentación puede deteriorar nuestra calidad de vida y nuestra salud sin que seamos conscientes. Nuestra filosofía: que cada cuerpo reciba los nutrientes necesarios exclusivamente con alimentación para recuperar la armonía de nuestro organismo. Como hemos comentado antes, la producción hormonal está influida entre otros factores por la concentración de nutrientes, de manera que la falta produce también un desequilibrio. El ajuste nutricional da como resultado una mejora en la calidad de vida de los pacientes, un aprendizaje de hábitos saludables, una mejora en diversas enfermedades relacionadas directamente o indirectamente con alimentación y una pérdida de peso efectiva, saludable y a largo plazo.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>