Grasa: ¿sí o no?

Es necesario saber que todas las calorías son diferentes y que dependiendo de su procedencia (hidratos de carbono, grasas o proteínas), ejercen diferentes efectos en las hormonas y en el metabolismo general del cuerpo.

Un aumento del consumo de carbohidratos es relevante en la producción de insulina, hormona desencadenante del almacenamiento de la grasa en nuestro organismo. La ingesta regular de azúcares simples y refinados no permite que los niveles de insulina se normalicen, manteniendo a nuestro cuerpo en modo de almacenamiento de grasa para el resto del día. Además, niveles altos de insulina no solo son los responsables de la acumulación de grasa, también producen una interrupción de la producción de otras hormonas que afectan, por ejemplo, al sueño, la energía y la inflamación.

Todo esto hace que los niveles de insulina sanguíneos elevado sean los principales culpables de la aparición de diabetes tipo 2 y otras encomidafermedades como obesidad, Alzheimer o hipertensión.
Metabolic Balance es un innovador programa nutricional alemán abogado por una dieta equilibrada, incluyendo proteínas, hidratos de carbono complejos y la cantidad necesaria de grasas. Para ello, este plan promueve un patrón de 3 comidas al día mediante el que se regula la producción de insulina y el organismo permanece equilibrado.

Mediante la inclusión de las cantidades necesarias de grasa en nuestra dieta, se consigue acelerar el metabolismo y reducir la ingesta total de calorías. Por ejemplo, al tomar un desayuno completo, el organismo permanece saciado durante más tiempo que si el desayuno es escaso, y de esta manera no necsitaríamos otra ingesta a media mañana. Esto no significa que se pueda consumir sin límites alimentos fritos todos los días, pero el consumo moderado de grasa, así como grasas procedente de los productos lácteos, cumplen la misma función que lo anterior, prevenir comidas innecesarias. Así, Metabolic Balance, con cantidad de estudios sobre la materia, plantea el consumo moderado de grasas y aceites. De esta forma, instituciones como la Guía de Recomendación Dietética Americana de 2015 han modificado la recomendación máxima de colesterol y grasa (a excepción de las grasas saturadas).

Así mismo, la yema de huevo ha sido introducida, moderándose el consumo de los mismos y de  productos lácteos enteros, ya que son buenos para la prevención de enfermedades y preservación de la salud. Al consumir un huevo con su yema correspondiente no solo nos aseguramos 7g de proteínas, sino que además es una gran fuente de vitamina D. La yema del huevo también contiene vitaminas del grupo B, como B6 y B12, folato y colina, sin olvidar los aminoácidos esenciales, que son necesarios para la producción de proteínas y hormonas. Las recomendaciones generales para personas sanas permiten dos huevos, incluyendo la yema, al día, pero esta ingesta se verá reducida en aquellos pacientes que por su historia clínica lo requieran. Según la estimación del cardiólogo Dr. Steven Nissen (Clínica Cleveland), solo el 20% de nuestro colesterol procede la dieta, el resto es producido por el hígado. Por tanto, el consumo de alimentos con moderación no tiene por qué tener efectos adversos en nuestra salud.

Las grasas son nutrientes necesarios para nuestro cuerpo, contribuyendo a una buena salud y ayudándonos a mantenernos en un peso adecuado. A continuación señalamos alugunas de sus funciones:

  1. Transporte y asimilación de vitaminas liposolubles como la vitamina A, D, E y K. Una ingesta insuficiente de grasas podría provocar una insuficiencia de estos micronutrientes. La vitamina A es esencial para mantener la dermis y el metabolismo. Las vitaminas D y K son necesarias para la salud de los huesos, así la vitmaina D es la encargada de la absorción del calcio. Cantidades bajas de grasas apuntarían al desarrollo de osteoporosis y debilitación del sistema óseo.
  2. Protección de nuestros órganos. Con la ausencia de grasa nuestros órganos vitales estarían desportegidos.
  3. Contrarrestar los cambios de temperatura.
  4. Producción de hormonas sexuales masculinas y femeninas, así como hormonas producidas por las glándulas suprarrenales.
  5. Una correcta ingesta de ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6 ya que nuestro cuerpo no puede producirlos y los tenemos que adquirir a través de la dieta.
  6. Los ácidos grasos omega-3 presentes en pescados como el atún, el salmón o la caballa y también en alimentos de origen vegetales como las nueces, las semillas de lino y verduras de hoja verde nos proporcionan grandes beneficios como :
    1. Prevención del dolor y la inflamación
    2. Mejora de las funciones cerebrales (inteligencia y memoria)
    3. Prevención de depresión y ayuda en la autoestima
    4. Prevención de enfermedades cardiovasculares.
    5. Eliminación de grasa no beneficiosa para nuestro organismo a través de la hormona leptina.

El uso de grasas en nuestra dieta tiene muchos beneficios para nuestro metabolismo, pero es necesario tener cuidado y usarlas con moderación y no exceder las cantidades máximas recomendadas. Es preferible el uso de aceites de presión en frío que los extraídos a altas temperatura. Además, es importante regular las cantidades de azúcares e hidratos de carbono refinados. El consumo de bollería industrial aumenta la ingesta de grasas hidrogenadas o grasas trans.

Por ello, la próxima vez que tengas delante un alimento “bajo en grasa”, piensa que su sabor tan dulce debe venir por otro lado. Es preferible consumir alimentos con su grasa original que alimentos procesados.

En Metabolic-Balance recomendamos a nuestros pacientes los alimentos que mejor metaboliza su organismo, así como grasas de excelente calidad nutricional. Nuestros dietistas-nutricionistas le acompañarán en el tratamiento desde el minuto cero hasta el final, consiguiendo los objetivos propuestos.

No dude en contactar con nosotros en el teléfono gratuito 900801776 y pregunte a nuestros profesionales por una consulta de información gratuita.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>