¿CÓMO MEJORAR LA ABSORCIÓN DEL HIERRO?

Existen dos tipos de hierro en los alimentos, el hierro “hemo”, presente en alimentos de origen animal (carne, pescado y mariscos) y el hierro “no hemo”, presente principalmente en alimentos de origen vegetal (legumbres, verduras verdes, cereales, frutos secos…) aunque también presente en la yema de huevo. La diferencia entre ambos tipos de hierro es su absorción. El hierro “hemo” se absorbe de manera más eficiente, ya que se presenta en forma de sales ferrosas, permitiendo su absorción por el intestino delgado. El hierro “no hemo”, se presenta en forma de sales férricas, por lo que el intestino no puede absorberlas. La mejor solución para que no exista esta deficiencia en la absorción es incluir en la alimentación habitual alimentos ricos en vitamina C, que permiten convertir el hierro “no hemo” en hierro “hemo” y facilitar así su absorción por el intestino delgado.

Algunos ejemplos para una absorción eficiente:

  • Tomar legumbres con verduras como, pimientos, coles de bruselas, espinacas, berros, coliflor, brécol… ricas en vitamina C.
  • Tomar como postre de comidas cuyo plato principal haya sido alimentos con ricos en hierro de origen vegetal frutas con contenido en vitamina C (mandarinas, naranja, mango, papaya, kiwi…)

Para aquellas personas que consuman pocos alimentos de origen animal es muy necesario llevar a cabo estas recomendaciones, ya que en caso de que existiera falta de este mineral en el organismo pueden aparecer determinados trastornos (anemias) que todos conocemos y que pueden poner en riesgo la salud de las personas.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>