Cómo las bacterias intestinales afectan a nuestro cerebro y nuestro cuerpo

Somos más bacterias que humanos. Cada vez más investigaciones demuestran que las bacterias que habitan en nuestro tracto digestivo juegan un papel significativo en nuestra salud general. A continuación se presentan algunas alteraciones físicas y psíquicas que están relacionadas con el desequilibrio en la flora intestinal.

 

  • DEPRESIÓN: Más de la tercera parte de las personas que sufren depresión tienen el llamado “intestino con fuga” o permeabilidad en las paredes intestinales que permite a las bacterias filtrarse al torrente sanguíneo.

 

  • ESQUIZOFRENIA: Estudios en ratones han relacionado la ausencia de intestino normal con cambios en el desarrollo cerebral, pero los factores genéticos de estos trastornos son complejos y no se entienden completamente.

 

  • ANSIEDAD: Los probióticos pueden tener efecto antiansioso y antidepresivo. El consumo de bacterias beneficiosas puede además cambiar positivamente la respuesta cerebral a las situaciones ambientales.

 

  • AUTISMO: El autismo a veces ocurre por una coordinación con enfermedades intestinales como el “intestino con fuga” o el síndrome del intestino irritable.

 

  • PARKINSON: Las personas que sufren esta enfermedad tienen diferente flora intestinal que las personas sanas.

 

  • DIABETES Y OBESIDAD: Numerosos estudios han relacionado la inestabilidad de la microbiota intestinal con obesidad y, a su vez, esta obesidad relacionada con problemas de salud como la diabetes.

 

  • CÁNCER DE COLON: Los microbios intestinales a los que les encanta el azúcar – junto con los carbohidratos que los alimentan – pueden provocar cáncer de colon. Dietas altas en hidratos de carbono podrían incluso contribuir al aumento de probabilidad de padecer cáncer de colon.

 

  • ENFERMEDAD DE CROHN: Niveles elevados anormales de ciertas cepas bacterianas podrían estar presentes en el desarrollo de la enfermedad de Crohn, desencadenando, posiblemente, una respuesta inmune anormal.

 

  • COLITIS ULCEROSA: Desequilibrios en la flora bacteriana podría ser un factor desencadenante tanto del comienzo como del desarrollo de los síntomas de la colitis ulcerosa.

 

  • SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE: Existe una relación definitiva entre el síndrome del intestino irritable y el sobrecrecimiento de bacterias en el intestino delgado.

 

  • ARTRITIS REUMATOIDE: Estudios han encontrado relación entre niveles bajos de ciertas bacterias intestinales beneficiosas, niveles de la bacteria Prevotella Copri elevados y una asociada enfermedad autoinmune.

 

Existen más de 5000 especies de bacterias habitando nuestro intestino. A continuación os hablamos de algunas de ellas:

Bacterias con efecto beneficioso en el intestino Bacterias con efecto perjudicial en el intestino
Lactobacillus: protege del estrés y la ansiedad. Helicobacter pylori: es la bacteria perjudicial más común. Causa úlceras.
Bifidobacteria: efectiva para tratar muchas afecciones intestinales. Methanobrevibacter smithii: responsable de la producción de la mayoría del metano.
Lactobacillus helveticus: reduce estrés y ansiedad.
Bifidobacterium longum: reduce estrés y ansiedad.
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>