¡A las bacterias intestinales no les gusta la sal!

 

La sal sazona muy bien la comida, pero al mismo tiempo también proporciona minerales valiosos y juega un papel importante en la regulación del equilibrio hídrico en el organismo humano. El cloruro de sodio, un componente de la sal, también es necesario para el sistema nervioso, la digestión y la formación de hueso, pero debe usarlo con moderación. Se sabe desde hace tiempo que un exceso de sal de mesa en los alimentos puede causar presión arterial alta, pero lo que muy pocos de nosotros sabemos es que el curso de la esclerosis múltiple, una enfermedad autoinmune, también puede verse negativamente influenciada por la sal.

El requerimiento diario normal es de dos a tres gramos, pero esto a menudo se excede, ya que la mayoría de la gente no solo usa sal para sazonar sus alimentos, sino que también la consumen en muchos productos terminados salados.
Un equipo de investigadores dirigido por Dominik Müller en el Centro Max Delbrück de Medicina Molecular (MDC) en Berlín investigó el efecto del alto consumo de sal en la flora intestinal. La composición de la flora intestinal es cada vez más importante en una amplia gama de enfermedades, y se está convirtiendo cada vez más en el foco de la investigación.

La mucosa intestinal es el hábitat principal de las células inmunitarias, que producen un gran ejército de anticuerpos, neurotransmisores y células de defensa y secuestrantes para proteger al cuerpo de sustancias extrañas. Estudios anteriores han demostrado que demasiada sal de mesa en los alimentos aumenta la cantidad de células inmunitarias llamadas “células ayudantes Th17″. Estas células luego producen niveles elevados de la sustancia mensajero interleucina-17, que desencadena reacciones inflamatorias en los vasos sanguíneos. La presión arterial aumenta, y el desarrollo de enfermedades autoinmunes puede ser estimulado como resultado.

En el estudio de Berlín, el equipo de investigación investigó el grado en que la flora intestinal cambia debido al consumo excesivo de sal. Durante dos semanas, los ratones recibieron 0,3 gramos de sal de mesa todos los días con su comida. El examen de las muestras de heces para la composición de las especies bacterianas mostró que el número de algunas especies bacterianas se redujo y que algunas de ellas habían desaparecido por completo del tracto digestivo; las bacterias intestinales del género Lactobacillus, por ejemplo, ya no podían detectado después de 14 días de mayor ingesta de sal.

Entonces, ¿en qué medida es este resultado transferible a los humanos? En un estudio piloto con doce hombres sanos, los investigadores probaron la composición de las bacterias en el tracto digestivo. A los hombres se les dieron seis gramos de sal de mesa durante 14 días además de su comida normal. Consumieron un promedio de 12-14 gramos de sal de mesa por día. Las bacterias intestinales del género Lactobacillus también reaccionaron en las personas de prueba, y no pudieron ser detectadas al final de la prueba.

Otro resultado interesante del estudio fue que se formaron significativamente menos células auxiliares Th17 en ratones que habían sido alimentados con una dieta rica en sal y lactobacilos probióticos, y su presión arterial también disminuyó. No está claro si los lactobacilos, que se encuentran principalmente en alimentos fermentados como el chucrut, el yogur y el queso, tienen un efecto similar al de los lactobacilos probióticos que se agregaron a la comida, sobre todo porque los investigadores no pueden descartar la posibilidad de que existan. otras especies bacterianas sensibles a la sal que tienen una influencia importante en la salud.
Se necesitan más estudios para arrojar más luz sobre esto, y los resultados de estos estudios pueden permitirnos contrarrestar las enfermedades autoinmunes con una terapia probiótica adaptada individualmente.

¡Esto es algo que esperamos!

Duración y calidad del sueño

A diferencia de otros factores de riesgo de enfermedades crónicas, el sueño no ha recibido la misma atención en la salud pública ni en la investigación clínica hasta hace relativamente poco. Sin embargo existen procesos complejos que relacionan la duración y calidad del sueño con nuestra conducta alimentaria así como con  el riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles.

foto sueño 1

 

El artículo que vamos a discutir se trata de una revisión de la Asociación Americana del Corazón el cual tiene por objeto analizar la evidencia que relaciona la duración y trastornos del sueño con el riesgo cardiometabólico.

A día de hoy sabemos que los consejos y  recomendaciones que se ofrecen a la población en torno a la protección cardiovascular están obsoletos. Nuevos factores de riesgo se han ido identificando a lo largo de estos años. Un adecuado descanso diario parece ser un factor importante a tener en cuenta en nuestra salud cardiovascular.

La pérdida habitual de horas de sueño (inferior a 7 horas al día) puede provocar cambios metabólicos además de cambios neurocognitivos, que podrían resultar no solo en un aumento de peso, sino en un aumento del riesgo de padecer enfermedades metabólicas como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

La toma de decisiones se ve afectada y con ello la elección de alimentos; aumentan las preferencias por comida altamente palatable. Pero no es sólo que hagamos peores decisiones alimentarias, sino que las hacemos con demasiada frecuencia. La falta de sueño se asocia con un aumento del picoteo y un aumento del hambre (hambre que, como acabamos de comentar no lleva precisamente a comer más fruta y verdura).

Asimismo una corta duración del sueño podría aumentar  la fatiga y el cansancio, lo que provocaría una disminución de la actividad física.

En relación al riesgo cardiometabólico la restricción consecutiva del sueño se ha asociado con un aumento de la resistencia a la insulina en adultos sanos. Asimismo también se ha estudiado la relación entre duración, calidad y trastornos del sueño con el riesgo de hipertensión y enfermedad cardiovascular. Aunque no hay unanimidad entre los diferentes investigadores, si encontramos en la literatura científica estudios recientes que muestran asociación, así como una reducción del riesgo cardiovascular tras una intervención sobre el sueño.

Es importante destacar que tanto la falta, como el exceso de sueño puede repercutir sobre nuestra salud, ya que las personas catalogadas como “long sleepers” también parecen tener un mayor riesgo cardiometabólico. Estudios muestran que al igual que los “short sleepers” la calidad de la dieta se ve empeorada y el riesgo de enfermedades cardiovasculares aumentado.

foto sueño 3

 

A partir de estos datos comentados, no solo la Asociación Americana del Corazón se compromete a tener en cuenta la higiene del sueño en sus recomendaciones, sino que La Academia Estadounidense de Medicina del Sueño y la Sociedad de Investigación del Sueño ya se han pronunciado al respecto de manera que poco a poco se irá consiguiendo concienciar, no solo a la población, sino a los propios sanitarios, sobre la importancia de una buena higiene del sueño en nuestra salud.

Enlace: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27647451/

Artículo: Sleep Duration and Quality: Impact on Lifestyle Behaviors and Cardiometabolic Health: A Scientific Statement From the American Heart Association

Autor: St-Onge MPGrandner MABrown DConroy MBJean-Louis GCoons MBhatt DL.

 

Seguimos genéticamente en el Paleolítico

c60b4-paleolitico

El proyecto Genoma Humano fundamenta que “aunque estemos en el siglo XXI, seguimos genéticamente en el Paleolítico”

Se ha descrito un gran número de causas de obesidad, dependientes del individuo y del ambiente, que afectan a la regulación del balance energético, y provocan la acumulación excesiva de grasa corporal.

Los objetivos terapéuticos de la pérdida de peso están dirigidos a mejorar o eliminar las comorbilidades asociadas a la obesidad y disminuir el impacto de las futuras complicaciones médicas relacionadas con el exceso de peso. Bajo estas premisas, los objetivos de pérdida de peso no deben centrarse en alcanzar el peso ideal, sino en conseguir pérdidas de peso mantenidas a largo plazo. Las herramientas disponibles a nuestro alcance incluyen cambios en el estilo de vidaplan de alimentación, actividad física, modificación conductual…

Hoy en día existen múltiples tratamiento para combatir el sobrepeso-obesidad en todos sus niveles. Cirugía, intervención farmacológica, reducción de estómago.

La intervención dietética requiere, para ser eficaz un cálculo de las necesidades individuales, así como de la ingesta habitual de alimentos. La utilización de dietas convencionales previamente estandarizadas, puede ser útil a corto plazo y ahorrar mucho tiempo. Pero un tratamiento prolongado y con probabilidad de convertirse en permanente, requiere una atención individualizada(es obvio que el plan de alimentación debe ser personalizado). El objetivo no es solamente una pérdida de peso sino el mantenimiento, a largo plazo, de los límites alcanzados.

¡Somos animales de costumbres!

Muchas veces llegan pacientes a consulta y, al obtener el resultado de la bioimpedancia exclaman asustados que cómo han podido llegar a esos niveles o cómo han podido ganar 20 kilos de grasa

La conducta está relacionada a la modalidad que tiene una persona para comportarse en diversos ámbitos de su vida. Esto quiere decir que el término puede emplearse como sinónimo de comportamiento, ya que se refiere a las acciones que desarrolla un sujeto frente a los estímulos que recibe y a los vínculos que establece con su entorno.

El principal problema de todo plan de adelgazamiento es el mantenimiento de peso a largo plazo.

Acidez estomacal y bloqueadores de ácido

 

acidez-74345

Muchos de nosotros estamos más o menos familiarizados con la acidez estomacal. Comida picante, dulces, alcohol, café, comer a altas horas de la madrugada o tener sobrepeso son solo algunas de las razones por las que podemos tener ardor de estómago. Y para deshacernos de estos síntomas desagradables, la mayoría de las veces buscamos los bloqueadores de ácido. Solo en Alemania, una persona de cada ocho toma bloqueadores de ácido, de los cuales Omeprazol, Pantoprazol o Lansoprazol son algunos ejemplos. Son de acción rápida y nos permiten disfrutar de todo lo que comemos y bebemos sin sufrir las consecuencias. Sin embargo, los bloqueadores de ácido no son tan inocuos como se los retrata con frecuencia, especialmente si se toman durante un período prolongado.

Los bloqueadores de ácido, también conocidos como inhibidores de la bomba de protones o IBP, bloquean una enzima conocida como “bomba de protones”, que se encuentra en las células parietales del revestimiento del estómago. El ácido estomacal se produce en las células parietales y luego se transporta al estómago con la ayuda de la bomba de protones. Si la bomba de protones está bloqueada, se transporta muy poco o nada de ácido al estómago. Es este mecanismo que alivia los enfermos de acidez estomacal.

Desafortunadamente, también tiene riesgos ocultos, especialmente si los bloqueadores de ácido se toman con frecuencia y regularmente. Debido a que el ácido del estómago también actúa como un desinfectante, matando las bacterias que usted come con sus alimentos. Si se produce poco o ningún ácido estomacal, las bacterias pueden migrar sin problemas al intestino y modificar la composición de las bacterias intestinales, para peor.
Otro punto es que la proteína también se digiere en el estómago. Los niveles bajos de ácido estomacal aumentan el pH del estómago, con el resultado de que las proteínas se descomponen solo parcialmente. Luego, las grandes moléculas de proteína ingresan al intestino, algunas de las cuales no pueden ingresar al torrente sanguíneo y comienzan a pudrirse. Algunas de las partículas de proteína grandes se absorben a través del revestimiento intestinal, pero se consideran cuerpos extraños, lo que puede provocar alergias.
El pH modificado del estómago también hace que sea más difícil absorber minerales como calcio, magnesio, hierro y zinc, y en el largo plazo contribuye a un gran déficit de nutrientes vitales que pueden dar lugar a síntomas tales como agotamiento, fatiga, calambres, mareos, y mucho más además.
Las células parietales no son las únicas responsables de producir ácido estomacal; también se requieren para la producción de lo que se conoce como el “factor intrínseco”. El factor intrínseco facilita la absorción de vitamina B12. Cuando está ausente, la deficiencia de vitamina B12 es el resultado inevitable.

La acidez estomacal a menudo puede controlarse con unos simples cambios en sus hábitos alimenticios y estilo de vida, sin ningún tipo de medicamento. Los expertos recomiendan perder peso si tiene sobrepeso, restringe el consumo de alcohol y café y come menos alimentos picantes y fritos. En su lugar, intente incluir más vegetales al vapor, papas y mijo en su dieta. Además, prefiera agua no carbonatada, té de hierbas o jugos de vegetales diluidos para saciar su sed.

 

 

Gofres saludables

Gofre

 

Ingredientes por unidad

20 g de harina de avena

10 g de harina de almendras

1 plátano pequeño muy maduro

1/2 huevo

2 cucharadas de queso fresco batido

1 cucharilla de café de cacao puro en polvo sin azúcares

Canela en polvo

Esencia de vainilla
Elaboración:
Mezclar todos los ingredientes y meterlos en una gofrera o en moldes para gofre al horno 220°C 10 minutos,darle la vuelta y 5 min. más.

Sarcopenia, la pérdida de masa muscular se puede prevenir

ancianos-practicando-ejercicio-fisico_ECDIMA20151008_0013_21

La proteína es la parte más importante de nuestra dieta. No sólo contribuye al crecimiento de nuevos músculos, sino que también realiza funciones químicas en las células, coordina los procesos biológicos, almacena energía y protege la masa muscular existente.

La disminución de la masa muscular relacionada con la edad, también conocida como sarcopenia, es uno de los factores que más contribuyen al envejecimiento. a medida que envejecemos, nuestra masa muscular disminuye, lo que a su vez reduce la cantidad de energía disponible para consumir. esto conduce a menos energía, resistencia y fuerza.

De acuerdo con una revisión publicada en la revista Frontiers in Nutrition, agregar más proteínas a la dieta es la mejor manera de reducir esta pérdida muscular relacionada con la edad. El estudio indica que la ingesta diaria de proteínas recomendada actualmente es de 0,8 gramos por kilogramo de peso corporal y es insuficiente para prevenir la sarcopenia entre los ancianos

Por qué la recomendación de proteínas diaria es insuficiente

¿Por qué es así? Simple: esta recomendación es para todos los adultos mayores de 19 años. Está calificando en la curva, sin tener en cuenta las necesidades nutricionales únicas de los mayores. Sólo obtener esos 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal no será suficiente para proteger a los adultos mayores de la pérdida de masa muscular a medida que envejezcan.

 

¿Cuánto es suficiente?

Según la revisión, las personas de edad avanzada deberían aumentar su ingesta de proteínas en un 50%, hasta 1,2 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal.

Pero no es sólo la cantidad de proteína lo que importa: la revisión afirma que el enfoque debe centrarse en la leucina, uno de los tres aminoácidos de la cadena ramificada, que juegan un papel importante en la formación de tejido muscular nuevo. Los ancianos necesitan más leucina para construir proteínas musculares. Para obtener más leucina, se recomiendan altamente las proteínas a base de leche, como el yogur, la leche, el queso y la proteína del suero de leche.

Las personas de edad avanzada deberían aumentar su ingesta de proteínas en un 50%, hasta 1,2 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal.

 

Necesitas hacer ejercicio

Por supuesto, hay una recomendación muy importante: hay que hacer ejercicio. Como dice el autor del artículo: “Sí creo que es más importante enfatizar el mensaje de que ser físicamente activo y participar en actividades físicas en el tiempo de ocio, caminar o cultivar un huerto, ese tipo de cosas, o realmente ir al gimnasio y hacer ejercicio estructurado tiene un efecto similar al de las proteínas. Es esencialmente anti-sarcopénico “.

Las cifras de la CDR (cantidad diaria recomendada) se establecieron como una base que debe ser alcanzable y no fueron diseñadas para una nutrición óptima, por así decirlo. El tema de la calidad es muy importante, más que nada con las proteínas, pero realmente no tenemos estándares que aplicar a la población en general. Hay un largo camino por recorrer para proporcionar consejos nutricionales efectivos y sólidos a las personas de todo el espectro.

 

 

Lomo de cerdo relleno de manzana

Ingredientes ( 6 personas)

– 1.5kg de lomo de cerdo

– Pimienta

– 1 litro de caldo casero de pollo 100% natural

– 1 cucharada de mantequilla

– 1 manzana ácida

– 1 rama de romero

– Una pizca de sal

– 250ml de vino dulce Pedro Ximénez

– 1 Chorro de aceite de oliva

– 100gr de ciruelas pasas

– 1/2 pomelo rosado para decorar

 

Elaboración por pasos

  • Paso 1

    Enciende el horno y precaliéntalo a 200 ºC. Pela la manzana y córtala en tajadas de igual tamaño. Pon una cucharada de mantequilla en una sartén y cuece la manzana hasta que esté tierna pero no deshecha. Resérvala.

  • Paso 2

    Abre el lomo de cerdo por la mitad a lo largo y salpimiméntalo . En uno de los extremos pon una fila de ciruelas sin hueso y, junto a ellas, la manzana cocida.

  • Paso 3

    Enrolla el lomo de forma que la fruta quede en el centro. Átalo muy bien con hilo de cocina. Reserva.

  • Paso 4

    Pon a calentar una sartén con bastante aceite de oliva. Dora el rollo de lomo de cerdo por todos sus lados. Echa el vino sobre la sartén caliente y, con ayuda de una cuchara de madera, raspa el fondo.

  • Paso 5

    Cuando haya evaporado el alcohol, pasa la carne y su jugo a una fuente para horno. Tapa con papel de aluminio y hornea durante 25 minutos, aproximadamente.

  • Paso 6

    Controla que la carne no se seque durante la cocción y, si es necesario, agrega el caldo casero para reponer los jugos. Retira el papel 5 minutos antes de sacar del horno.

  • Paso 7

    Deja reposar al menos una hora el lomo, antes de cortarlo. Pasado ese tiempo, retira los hilos y córtalo en porciones de 1,5 cm, aproximadamente.

  • Paso 8

    Sirve el lomo decorado con ramas de romero fresco u otra hierba aromática y rodajas de pomelo rosado.

Condimentación infantil: Ni azúcar ni sal en menores de un año

alimentación-infantil

No se debería añadir ni azúcar ni sal durante el primer año vida de un bebé. Después, es conveniente utilizar pequeñas cantidades de sal yodada.

En este sentido, el doctor José Manuel Moreno Villares, coordinador del Comité de Nutrición de la AEP, y especialista del servicio de Pediatría en el Hospital 12 de Octubre de Madrid recuerda a Infosalus que no es recomendable que los menores consuman sal en su primer año de vida, “e incluso más adelante tampoco”, porque su aprendizaje es por exposición.

Según explica la Asociación Española de Pediatría (AEP) los azúcares se encuentran de forma natural en muchos alimentos, como en los lácteos en forma de lactosa, y en las frutas en forma de fructosa. Sin embargo, muchos alimentos y bebidas tienen azúcares agregados y edulcorantes que, a menudo, aportan calorías sin nutrientes. En este sentido, recuerda que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Organización Mundial de la Salud (FAO/OMS) aconsejan un consumo de azúcares simples inferior al 10% del valor calórico total de la dieta, tratando de que estos formen parte de una alimentación saludable en la que se limite el consumo de bebidas azucaradas.

“El consumo de azúcares, de un modo equilibrado y natural con los alimentos que lo contienen, tiene propiedades positivas para el organismo (desarrollo de las funciones

cognitivas y de la actividad física). No obstante, el abuso de azúcares podría estar relacionado con la diabetes o la obesidad”, avisa.

 

PROBLEMAS FUTUROS

“Si se aprende a comer salado no se será capaz de comer sin sal y habrá personas con tendencia a tener hipertensión. Aunque el azúcar sea necesaria para hacer funcionar el cuerpo, el sabor dulce no se aprende. Además, la leche materna es dulce y el bebé ya lo sabe”, añade.

Por su parte, Rosaura Leis, profesora titular de pediatría, y especialista del Hospital Clínico de Santiago, señala a Infosalus que los alimentos ya tienen tanto azúcares como sal en su composición.

“No se recomienda añadirlas porque la dieta tiene que ser proporcionada en cuanto a los macro y a los micronutrientes. Por un lado, el dar azúcares añadidos o sal a los niños supera las recomendaciones del aporte de nutrientes a la dieta del niño. Hay que fijar la educación nutricional, en sabores”, subraya la experta.

La también coordinadora del grupo de nutrición pediátrica de la Sociedad española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica, destaca que en la actualidad se sabe que es muy importante la alimentación de los niños en sus primeros mil días de vida, ya contando desde el útero materno, y teniendo en cuenta la alimentación de la madre, porque es ahí donde adquiere sus preferencias alimentarias.

el poquito de azúcar o de sal hay que marcarlo, y una vez que el niño hace la dieta familiar, a partir del año o de los dos años, se le puede condimentar un

poco la comida, “pero sólo un poco”. En este sentido, resalta la importancia de que nunca esté en la mesa el salero o la azucarera para que uno se sirva. “No deberíamos tener en la mesa estos productos para añadir a nuestro gusto”, sentencia.

http://www.infosalus.com/nutricion/noticia-azucar-sal-menores-ano-20171002082333.html

Se acabó la navidad, ¿y ahora qué?

Tras las entrañables fechas Navideñas y los excesos implícitos en ellas de los que hemos disfrutado estas semanas atrás, entre polvorón y roscón, damos la bienvenida a otro año y con él, como viene siendo costumbre, también los buenos propósitos de año nuevo.

buenos hábitos

Uno de los mejores propósitos para esta nueva etapa que apenas comienza, es gozar de una buena salud, y desde Metabolic Balance queremos ayudarte a conseguirlo a través de una alimentación individualizada adaptada a ti, eliminando así los kilitos de más y aumentando la calidad de vida y bienestar.

En Metabolic Balance creamos planes nutricionales siguiendo una serie de directrices importantes a tener en cuenta como conocer las necesidades de cada persona, pactar objetivos alcanzables, apoyar durante el proceso con un asesoramiento de personal cualificado y crear un plan nutricional que reúna todas las necesidades del paciente, tanto internas como externas. Para conocer estas necesidades, es necesario realizar una analítica sanguínea específica que consta de 35 parámetros, así como el historial médico del paciente que nos permita conocer el estado de salud general de la persona, al igual que los medicamentos que pueda estar tomando. De este modo, disponemos de toda la información necesaria para adaptar el plan a sus propias necesidades ya que cada cuerpo es diferente y cada organismo tendrá unas carencias que deben ser cubiertas con una alimentación 100% fresca y natural sin sustitutos de comidas, ni barritas o pastillas para garantizar un buen estado de salud a corto y largo plazo.

Los beneficios de adaptar un plan nutricional a las necesidades del organismo de cada persona están claros: mejora su salud, permite combatir el hambre y la ansiedad, garantiza la pérdida de peso en forma de grasa, favorece el bienestar y establece a largo plazo unos hábitos de vida saludables, manteniendo estable el peso alcanzado a lo largo del tiempo.

Conseguir un peso adecuado es esencial para ganar en salud, y por este motivo, es muy importante hacerlo adecuadamente, comiendo lo que mejor metabolizas y con la supervisión que necesitas. Aprende a comer con Metabolic Balance.

Si estás interesado puedes ponerte en contacto con nosotros a través del teléfono o email facilitados.

¡Queremos ayudarte a que te sientas bien, cuenta con Metabolic Balance!