¿Puede la alimentación eliminar las migrañas? Parte 2

MECANISMOS FISIOPATOLÓGICOS

La migraña surge debido a la hiperexcitabilidad neuronal causada por factores genéticos o ambientales. Las formas habituales de migraña son probablemente causadas por la herencia poligénica. Sin embargo, existe una forma muy rara de migraña llamada migraña hemipléjica familiar y se hereda como un rasgo autosómico dominante. En esta rara forma, las auras son a menudo del tipo motor y los genes mutados codifican los transportadores de iones.

La migraña común con aura es una expresión de una disfunción cortical occipital transitoria, que comienza con un trastorno visual o sensorial y se extiende paso a paso hasta que da lugar a una llamada depresión cortical.

 

IMPORTANCIA de factores exógenos

Algunos de los factores que predisponen y desencadenan migrañas son conocidos por el paciente. Éstas incluyen:

  • Enojo, estrés o situaciones de relajación repentina (“migraña de fin de semana”)
  • Factores hormonales
  • Factores dietéticos
  • Factores sensoriales, tales como luces intermitentes, decoración a rayas en una habitación, ruido, olores.
  • Factores climáticos

Sobrepeso

En el caso de personas con sobrepeso, el riesgo de desarrollar un dolor de cabeza crónico es tres veces mayor que el de una persona con un IMC normal.

 

La nutrición como factor clave

De acuerdo con la National Headache Foundation, ciertos alimentos pueden desencadenar migrañas. Algunos de los más comunes son: chocolate, alcohol (vino blanco), café, queso, carne, productos cárnicos, glutamato, aspartamo, etc. Algunas personas con intolerancia al gluten o la enfermedad celíaca (alergia al gluten) están sujetas a ataques de migraña después de comer trigo. Pero el alimento desencadenante de migraña es individualmente diferente para todos los enfermos.

Hay una fuerte sospecha de que las intolerancias alimentarias son un importante desencadenante de las migrañas y esto todavía se está investigando intensamente. Estos estudios, sin embargo, están produciendo actualmente resultados contradictorios – no proporcionan evidencia clara de un mecanismo único del efecto, ni permiten la identificación clara de alimentos específicos como activador para el inicio de un ataque de la jaqueca.
En 1984, Monro et al (1) plantearon la hipótesis de que la migraña es una alergia.
Alergias alimentarias causadas por la inmunoglobulina E (IgG) o por vasodilatación debido a una intolerancia a la histamina son factores altamente probables – pero no todos los pacientes con migraña sufren de una alergia a base de IgG. La medición de IgG por medio de alimentos específicos se ha utilizado desde 2005 como un nuevo marcador para identificar los alimentos que podrían desencadenar migrañas (2,3).

 

Sin embargo, es importante entender que no todos los alimentos con un alto IgG específico desencadenarán automáticamente ataques de migraña, porque hay diferencias individuales. Una prueba de IgG de alimentos puede identificar los alimentos de riesgo personal y apoyar una dieta de restricción, aunque este enfoque puede tener controversia. Esta realización convenció al Servicio Nacional de Salud (6) y a la Fundación Americana contra la Migraña (7) de recomendar pruebas de IgG sobre alergias alimentarias para ayudar potencialmente a las personas que sufren de migraña. Esto fue seguido por más estudios, que investigaron las relaciones entre los alimentos específicos como posibles desencadenantes de la migraña.

 

CONCLUSIÓN

Aunque está claro que la naturaleza y la historia de cada migraña debe considerarse como un caso individual, parecería que la nutrición y la obesidad tienen que ser abordados al analizar el origen y la gravedad de los ataques de migraña. La American Migraine Foundation (7), por ejemplo, recomienda el uso de pruebas de IgG en las alergias alimentarias para ayudar a los pacientes con migraña. Sin embargo, para obtener un conocimiento más detallado, la investigación en curso debe continuar. Durante el curso del programa Metabolic Balance®, hemos observado a menudo una reducción en la frecuencia e intensidad de los ataques de migraña de nuestros pacientes, debido a nuestra elección de alimentos y la consecuente pérdida de peso de los pacientes.

 

Bibliografía:

(1) Migraine is a food allergy disease. Monro J., Carini C., Bostroff J., Lancet 1984 Sep.29;2 (8405): 719-721
(2) A prospective Audit of food intolerance among migraine patients in primary care clinical practice. Trevor Rees,David Watson, Susan Lipscombe, Helen Speight, Peter Cousins, Geoffrey Hardman, Andrew Dowson. (2005), Headache, Vol 2 No.1 11-14
(3) Food allergy mediated by IgG antibodies associated with migraine in adults. Arroyave Hernandez CM,Echevarria, Pinto M, Hernandez Montiel HL. Rev Alerg Mex (2007); 54: 162–168
(5) IgG-based elimination diet in Migraine plus irritable bowel syndromeElif Ilgaz Aydinlar et al. Headache 2012
(6) http://www.nhs.uk/ipgmedia/national/migraine action/assets/migraineandfood.pdf
(7) http://themigrainechronicles.com/2012/01/09/to-test-or-not-to-test-diet-restrictions-based-on-igg-testing-for-migraine

MB COOKING: FALAFEL DE GARBANZOS AL HORNO

Ingredientes:

  • Garbanzos crudos y secos
  • Cilantro, perejil o Albahaca
  • Ajo
  • Cebolleta
  • Pimiento rojo
  • Comino en polvo
  • Sal y pimienta
  • Copos de avena triturados

falafel.1

 

Elaboración:

-Dejar los garbanzos en remojo la noche anterior.

-Escurrir bien los garbanzos y verter en una picadora, batiendo unos segundos sin llegar a formar una pasta. Deben quedar trocitos. Reservar.

-Picar el resto de ingredientes todos juntos excepto la harina de avena.

-Colocar todo en un bol, mezclar bien y añadir la avena y las especias. Volver a mezclar. Tapar el bol y dejar reposar al menos 1 hora.

-Precalentar el horno a 200ºC

-Hacer bolitas con las manos y aplastarlas ligeramente, ponerlas sobre una bandeja de horno previamente forrada con papel vegetal. Hornear 20 minutos.

 Para ver más recetas PINCHE AQUÍ

 

¿Puede la alimentación eliminar las migrañas? Parte 1

En este y en el próximo número de nuestro boletín me gustaría arrojar algo de luz sobre la relación entre las migrañas y la nutrición. Este problema incluye los criterios de diagnóstico.

El estudio de los factores que desencadenan las migrañas es un problema importante para los médicos y sus pacientes. Aunque estos factores son complejos y difieren de un caso a otro, una mejor comprensión de los mismos puede mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes con migraña.

Las migrañas son ataques recurrentes de cefalea, que en algunos casos son precedidos por síntomas neurológicos transitorios en la fase llamada “aura”. Un dolor de cabeza es específico en su desarrollo y en sus síntomas. Dado que la determinación de una migraña era inicialmente muy poco fiable, los criterios se definieron por la International Headache Society (IHS) (Comité de clasificación de cefalea, a menudo conocido como International Headache Society 1988) y estos criterios permiten ahora el diagnóstico de la migraña.

Las formas clínicas de migraña reconocidas por la IHS son

– Migraña sin aura (M – A)

– Migraña con aura (M + A)

También existen otras formas de migraña (por ejemplo, migrañas oftalmoplegales o retinianas), pero se producen con mucha menos frecuencia.

 

Diagnóstico de migraña sin aura, de acuerdo con los criterios diagnósticos de IHS:

  1. Al menos cinco ataques que cumplan los criterios B-D
  2. Dolores de cabeza que (no tratados o tratados sin éxito) duran 4-72 horas
  3. Un dolor de cabeza tiene al menos dos de las siguientes características:
  4. Ubicado en un lado
    2. Carácter pulsante
    3. Intensidad moderada o intensa del dolor
    4. Agravarse a través de actividades físicas de rutina (por ejemplo, caminar o subir escaleras) – conduce a evitar estas actividades
  5. Durante un dolor de cabeza ocurrirá al menos uno de estos síntomas:
  6. Náuseas y / o vómitos
    2. Fotofobia y fonofobia
  7. No atribuido a una enfermedad diferente

 

Diagnóstico de una migraña sin aura, según criterios diagnósticos de IHS

A – Al menos dos ataques cumplen los criterios B y C:

B – Al menos tres de las siguientes cuatro características:

– Uno o más síntomas del aura son completamente reversibles e indican una disrupción cortical focal o un deterioro del tronco encefálico

– Un síntoma del aura se desarrolla gradualmente durante más de cinco minutos; En el caso de varios síntomas, sin embargo, se producen uno tras otro.

– Cada aparición de un aura no dura más de 60 minutos. Si ocurren varios síntomas, la duración se incrementa en consecuencia.

– Los dolores de cabeza siguen el inicio del aura en 60 minutos, pero a veces pueden ocurrir antes del aura o simultáneamente.

C – Se cumple al menos uno de los siguientes criterios:

– La historia clínica, los exámenes físicos y neurológicos no pueden detectar ningún trastorno orgánico.

– La historia clínica, los exámenes físicos y neurológicos sugieren un trastorno orgánico, pero esto ha sido descartado por neuroimagen y otros procedimientos de laboratorio.

– Existe un trastorno orgánico, pero la primera vez que ocurrieron los ataques de migraña, no ocurrieron al mismo tiempo que el trastorno.

 

En la próxima edición de nuestro boletín, lea sobre la relación entre migrañas y nutrición.

 

Bibliografía:

(1) Migraine is a food allergy disease. Monro J., Carini C., Bostroff J., Lancet 1984 Sep.29;2 (8405): 719-721
(2) A prospective Audit of food intolerance among migraine patients in primary care clinical practice. Trevor Rees,David Watson, Susan Lipscombe, Helen Speight, Peter Cousins, Geoffrey Hardman, Andrew Dowson. (2005), Headache, Vol 2 No.1 11-14
(3) Food allergy mediated by IgG antibodies associated with migraine in adults. Arroyave Hernandez CM,Echevarria, Pinto M, Hernandez Montiel HL. Rev Alerg Mex (2007); 54: 162–168
(5) IgG-based elimination diet in Migraine plus irritable bowel syndromeElif Ilgaz Aydinlar et al. Headache 2012
(6) http://www.nhs.uk/ipgmedia/national/migraine action/assets/migraineandfood.pdf
(7) http://themigrainechronicles.com/2012/01/09/to-test-or-not-to-test-diet-restrictions-based-on-igg-testing-for-migraine

MB COOKING: PATÉ DE ZANAHORIAS

 Ingredientes:

  • Zanahorias
  • Ajo
  • Semillas oleaginosas o nueces
  • Aceite de oliva Virgen Extra (AOVE)
  • Sal y Pimienta

 

Elaboración:

Lavar bien las zanahorias y cocer. Una vez que estén blanditas, escurrirlas y poner en un vaso batidor y dejar enfriar.

A continuación añadir el ajo (a gusto), los frutos secos, la sal, el aceite y la pimienta. Triturar todo hasta obtener un paté homogéneo.

¡¡LISTO PARA TOMAR!!

 Para ver más recetas PINCHE AQUÍ

Leptina, la “hormona de la obesidad”

La leptina es una hormona cuya secreción, en su mayoría, es modulada por la insulina, entre otras hormonas. En personas con sobrepeso, la desregulación hormonal hace que se vea afectada la secreción de estas hormonas, entrando en un círculo vicioso del que es muy difícil salir sin la ayuda de un especialista.

Las personas con sobrepeso no tienen percepción de saciedad, por lo que nunca se encuentran realmente saciados, y constantemente tienen hambre.

Cuando se descubrió la hormona leptina a mediados de los años noventa, se creyó que podría usarse como tratamiento contra la obesidad. Esto se debió probablemente al hecho de la continua sensación de hambre que se producía en los ratones, haciendo que siguieran comiendo hasta que desarrollaron obesidad. La leptina es una hormona que normalmente se produce en las células de grasa y se libera en el torrente sanguíneo sólo cuando las células de grasa se han vuelto más grandes, enviando la señal de saciedad y parando la necesidad de ingerir alimentos. Este fenómeno es producido a través del hipotálamo. Al principio, la comunidad científica celebró el hecho de haber encontrado finalmente una cura milagrosa para tratar la obesidad. Desafortunadamente, resultó que las personas con sobrepeso, especialmente los niños, produjeron grandes cantidades de leptina de forma natural, sin embargo, al igual que se produce con la insulina, el organismo desarrolló falta de respuesta a la propia hormona y no se producía la sensación de saciedad.

La grelina, descubierta poco después que la leptina, también es una hormona encargada de regular la sensación de hambre.  Se produce principalmente por el revestimiento del estómago para estimular el apetito, especialmente cuando el estómago está vacío y sus paredes no se estiran. Por ello, en Metabolic Balance recomendamos la ingesta de agua cuando este fenómeno se acerque, pudiendo suprimir temporalmente la liberación de grelina y estirando las paredes del estómago. Este efecto puede durar hasta una hora.

En Metabolic Balance recomendamos a cada paciente los alimentos que mejor metaboliza en función a la historia clínica y a una analítica sanguínea específica. A partir de estos alimentos frescos y naturales conseguimos una regulación hormonal completa y el correcto funcionamiento del metabolismo, incluyendo el equilibrio de hormonas como la leptina y la grelina.

MB Cooking: CREMA DE BRÓCOLI Y JUDIAS VERDES

Ingredientes

  • Brócoli
  • Judias verdes
  • Puerro
  • Cebolla
  • Caldo de verduras (de las que hemos hervido, o agua si no tenemos)
  • Leche de oveja
  • 1 Cucharada sopera de Aceite
  • 1 Cucharada sopera de Sal
  • 1 Cucharadita de café de pimienta blanca
  • 1 Cucharadita de café de orégano para decorar

Elaboración

  1. Lavamos las verduras y las troceamos, el brócoli lo cortamos por los ramilletes y el tronco lo partimos en trozos más pequeños; las judías verdes les quitamos las puntas y las cortamos por la mitad o en tres trozos.
  2. Pelamos el puerro y la cebolla y troceamos.
  3. Añadimos tres dedos de agua a la olla express y ponemos todas las verduras, con el aceite y un poco de sal, dejamos hervir hasta que suba la válvula y cuando haya subido bajamos el fuego a bajo-medio y esperamos 10 minutos, apagamos el fuego y escurrimos las verduras. El líquido lo podemos reservar en una jarra para ir agregándole a la crema si fuese necesario.
  4. Ponemos las verduras en un bol, y añadimos la leche, con la ayuda de una batidora de mano o jarra batidora vamos triturando todo, cuando está pasado añadimos la sal, la pimienta y dependiendo de cómo de espesa nos guste la crema añadimos más o menos caldo de verduras que nos quedó al hervirlas.
 PARA VER MÁS RECETAS PINCHE AQUÍ

Hablemos de la insulina

La hormona insulina es la llave capaz de abrir la puerta en las paredes celulares del cuerpo. La insulina regula la ingesta de carbohidratos, grasas y proteínas de nuestras células, que han sido absorbidos por los intestinos. La mayoría de las personas son conscientes de que sin insulina, los niveles de azúcar en la sangre podrían llegar a ser fatalmente altos. En un cuerpo sano, después de una comida, el páncreas libera insulina tan pronto como detecta glucosa en el torrente sanguíneo. La insulina entonces abre las puertas de la célula para la glucosa y el resto de nutrientes.

Sin insulina, las células morirían de hambre, aunque a sus puertas existan gran cantidad de nutrientes. Una vez que las células están llenas y las puertas están cerradas, la insulina convierte los nutrientes superfluos en depósitos de grasa y para que el azúcar en la sangre no sea demasiado alta, el cuerpo puede reaccionar de varias maneras:

  • En primer lugar, puede transformar el exceso de azúcar en glucógeno, pasando a almacenarse posteriormente. Sin embargo, el almacenamiento de glucógeno se encuentra limitado a 300 – 400 g.
  • La segunda opción, cuando los valores de azúcar en sangre superan el umbral renal (180 mg / 100 ml), es necesario liberar exceso de azúcar a través de los riñones.
  • La tercera opción es transformar el exceso de azúcar por medios metabólicos en triglicéridos o lípidos en la sangre. El colesterol también se forma cuando los niveles de azúcar en la sangre están elevados, y los niveles de insulina junto con ellos, son demasiado altos durante un largo período de tiempo.
  • La cuarta y última opción del organismo para hacer frente al exceso de azúcar es producir más y más insulina. En un intento desesperado de obligar al azúcar del torrente sanguíneo a entrar en las células, la producción de insulina puede aumentar de dos a cuatro veces la cantidad habitual.

Los niños comen más de lo que deben

Los niños con sobrepeso y diabetes tipo 2 están ocasionando un gran problema para los sistemas sanitarios. Es fundamental cambiar el comportamiento alimentario de estos pequeños, para evitar que los niños con sobrepeso de hoy se conviertan en los adultos obesos de mañana. Nuestro cuerpo tiene más de 6 mil millones de células de grasa. Cuando niños y niñas menores de 4 años comen en exceso, el número de células de grasa aumenta. Los médicos llaman a este fenómeno hiperplasia. Un niño con sobrepeso que crece hasta ser un adulto obeso se enfrentan a extremas dificultades para perder peso, mucho más que un niño normal, ya que tiene mayor número de células grasa. Las células grasas disminuyen de tamaño cuando se pierde peso, pero, lamentablemente, el número de células sigue siendo el mismo.

En Metabolic Balance nos aseguramos que cada organismo reciba los nutrientes necesarios para su óptimo funcionamiento. Para ello nos apoyamos en la historia clínica y en la analítica sanguínea de cada paciente.

MB Cooking: LENTEJAS ROJAS AL CURRY

lenteja-roja1

Ingredientes

  • Lentejas rojas
  • 2 dientes de ajo
  • Cebolla
  • Puerro
  • Zanahorias
  • Tomate
  • Caldo de verduras
  • ½ cucharadita de jengibre en polvo
  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 2 cucharaditas de curry
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

  1. Pelamos y cortamos a dados la cebolla, el puerro y la zanahoria, añadimos los dos dientes de ajo enteros; a continuación ponemos aceite en una olla y salteamos hasta que pierda la arrogancia.
  2. En un colador ponemos las lentejas y las lavamos, a continuación las añadimos a la olla y las freímos durante dos minutos con las verduras.
  3. Añadimos tomate rallado, añadimos también el caldo de verduras y las especias, removemos bien y tapamos, dejamos cocer durante 45 minutos a fuego medio con la tapa de la olla puesta para que se escape el mínimo vapor posible.
  4. Corregimos de sal al gusto.

lentejas rojas al curry

 PARA VER MÁS RECETAS PINCHE AQUÍ

¿En qué ha cambiado nuestra alimentación?

El cambio de la alimentación

El cambio de hábitos de vida se traduce en algunas ocasiones en el aumento del consumo de comida rápida y alimentos preparados. No es fácil ignorar todo tipo de sustancias que estimulan nuestras glándulas solo con pensarlas. Por eso, las empresas llaman nuestra atención añadiendo la palabra “dietético” o “light” a la etiqueta de sus alimentos. Hace un tiempo, saciábamos nuestra sed con agua, mientras que a día de hoy, bebidas azucaradas, refrescos, zumos o cervezas no faltan en ninguna casa.
El número de personas con sobrepeso y obesidad se encuentra en su máximo histórico, especialmente en aquellas personas que tratan de evitar los alimentos sin grasa. Es raro que no asistamos a un evento o fiesta en el que, al menos, no haya una persona que se siente “con demasiado peso”.

Muchos de nosotros somos conscientes de que algo ha ido mal con nuestra alimentación en los últimos tiempos. Mientras la comida preparada defina nuestros menús y el servicio de “take away” dicte nuestras comidas, seguiremos recordando nuestro sentimiento de culpabilidad. Estamos atrapados.

Los azúcares simples como los presentes en la miel, las galletas y las gominolas obstaculizan la pérdida de grasa del organismo. De hecho, estimulan la acumulación y depósito de las mismas.

 

Los alimentos se han convertido en productos para el bienestar

El gerente de una empresa alimentaria hace poco lo resumió muy bien: “nuestros productos no están destinados a satisfacer el hambre. Tienen el propósito de estimular el apetito.” Y la publicidad se encarga de ayudar al consumidor a sentirse bien después de consumir el producto. Podríamos decir que no existe ningún alimento preparado que no contenga potenciadores del sabor. Nos encanta el sabor dulce-salado, hemos crecido con él. De alguna manera, todo parece tener el mismo sabor. Es posible reconocer cuándo los ingredientes son de una calidad inferior conseguida por la magnífica industria alimentaria, pero aun así nos gusta. Actualmente se utiliza el diseño para todo, incluso para los alimentos. En consecuencia, las empresas comprometidas con ingredientes naturales y productos libres de aditivos, están experimentando una caída de los ingresos. La “patada” proporcionada por muchos aditivos es legal. Los estudios muestran que ciertas combinaciones de estos aditivos tienen un efecto similar a la serotonina (la hormona de la felicidad) en el cerebro. En este sentido la sensación de hambre es muy similar a la adicción física.

 

La publicidad define el sabor

De una forma u otra, estamos perdiendo nuestro sentido natural del sabor, y esto se aplica especialmente a los niños. Bajo la influencia de la publicidad, los niños desarrollan muy pronto un gusto por ciertos alimentos, por lo general poco saludables, alimentos artificiales. Esta publicidad alimentaria implican que el consumo de los productos promocionados contribuye a nuestro bienestar – estamos constantemente receptivos para consumir ciertos alimentos. Cuando, por ejemplo, se promueve el consumo de una barrita de cereales, que en principio podría ser “sana”, supuestamente nos proporciona la ración diaria de frutas, que nos lo digan de esta forma suena bastante inofensivo, ¿verdad?  Nos quieren hacer creer que estamos comiendo algo sano. Las cantidades poco saludables de grasa y azúcar sólo se mencionan en la letra pequeña, que la mayoría de los consumidores no se molestan en leer ya que confiamos en que sea un producto sano. Así, compramos incluso mayores cantidades de este  “perfecto” snack para comer entre comidas. Un estudio reciente presentado en televisión ha concluido que los snacks, bollerías y dulces representan el 25% de todos los alimentos anunciados por este medio. Por lo tanto, estos alimentos de moda no satisfacen nuestra hambre, pero sí que abren el apetito haciendo que no podamos dejar ni un solo trozo. Se trata de bombas de hidratos de carbono que podrían venirle bien a deportistas de resistencia, en todo caso, pero no al resto de la población que lo consumimos, que, además, llevamos una vida cada vez más sedentaria. Ricos en carbohidratos y bajo en grasa, la combinación perfecta de la industria alimentaria, pregonado por las campañas publicitarias de EE.UU.

Galletas de avena sin azúcar añadido

galletas de avenaCerrar sesión

Ingredientes

  1. 150g copos de avena
  2. plátanos maduros
  3. huevo
  4. 50g harina de avena
  5. 1 pizca sal
  6. 5 cucharilla levadura química
  7. orejones de albaricoques
  8. 2 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 180 grados.
  2. En un recipiente hacer puré con los 3 plátanos. Agregar el huevo y mezclar.
  3. Luego agregar los copos de avena, la harina de avena, la pizca de sal, la levadura química, el aceite así como los orejones de albaricoques cortados en trozos pequeños.
  4. Hornear 15 a 20 minutos a 180 grados. Se pueden conservar muy bien en tarritos herméticos.

¡¡A disfrutar!!

 PARA VER MÁS RECETAS PINCHE AQUÍ