DÍA MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER – 4 DE FEBRERO

diacontracancerh

Hoy día 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, una enfermedad que cuenta con millones de casos en el mundo y que tiene una incidencia de mortalidad muy elevada. Actualmente, el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo. Aunque en los últimos años se ha avanzado mucho en investigación, detección precoz, tratamiento y seguimiento de esta enfermedad, aún se espera que las cifras vayan en aumento en los próximos 20 años.

Aunque existen muchos factores que pueden dar lugar a la aparición de algún tipo de cáncer, el 30% de ellos está relacionado con factores comportamentales y alimentarios: malos hábitos alimenticios, alcohol, sedentarismo, productos industriales, infecciones, historia sexual y reproductiva, tabaco, etc. por lo que está en nuestras manos el poder prevenirlo.

FACTORES MÁS INFLUYENTES

  • Mantenimiento de un peso saludable: diversos estudios relacionan la obesidad y el sobrepeso con una mayor incidencia de cáncer. En general, las personas obesas tienen más probabilidad de sufrir cáncer de colon, esófago, riñón, endometrio y mama. Las personas que mantienen un peso saludable generalmente tienen hábitos de vida más saludables y mayor actividad física, dos factores muy importantes para la prevención de todo tipo de cáncer.
  • Ejercicio físico: el sedentarismo es otro de los factores influyentes en la aparición de cáncer. Toda actividad física practicada a diario protege contra la aparición de cáncer por su beneficio sobre el mantenimiento de un peso estable, la regulación hormonal, la insulina y el sistema inmunitario.
  • Hábitos de vida saludables: está demostrado que el consumo de productos con alta densidad calórica (productos procesados, embutidos, bollería industrial, refrescos, platos precocinados, mantequillas, etc.) aumentan la incidencia de cáncer. Sin embargo, el consumo de alimentos con baja densidad calórica pero alta densidad de nutrientes como frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales tienen componentes protectores frente al cáncer.

HÁBITOS ALIMENTARIOS BENEFICIOSOS

  • Aceite de oliva: existen datos que demuestran que aquellos países consumidores de aceite de oliva, principalmente Italia, España y Grecia, cuentan con una incidencia menor de cáncer que los países del norte de Europa, donde no se consume habitualmente este alimento. Aún está por demostrar si el ácido oleico es el responsable de esta menor incidencia. Sin embargo, sí se conoce que otros componentes del aceite de oliva como son los polifenoles, flavonoides, tirosol, escualeno, etc. tienen una influencia beneficiosa en relación a la prevención de esta enfermedad.
  • Alimentos vegetales: aquellas personas que consumen una mayor cantidad de frutas, verduras, cereales, frutos secos y legumbres tienen una mayor protección frente al cáncer debido al contenido en antioxidantes de estos alimentos. Los antioxidantes tienen la capacidad de combatir los radicales libres que se producen en nuestro organismo de manera natural y también por agentes exógenos y que pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer. A continuación, os mostramos una lista de antioxidantes y los alimentos que los contienen:
    • LICOPENO: tomates y derivados, pomelo rosa y sandía.
    • VITAMINA C: bayas rojas, kiwi, pimiento rojo y verde, guayaba, grosella negra, tomate, espinaca, naranja, limón, brócoli, fresas, melón y coles de bruselas, entre otras.3a091e2c874a66c4717729a74763d948
    • VITAMINA E: aceites vegetales (girasol y maíz principalmente) y frutos secos.
    • BETA-CAROTENO: verdolaga, espinaca, zanahoria, berro, cebollino, calabaza, endivia, rábano, col rizada, escarola, pimiento y remolacha entre otros.
    • SELENIO: semillas, cereales como maíz y avena, verduras como pepino, ajo, lechuga, espárragos, frutas como uvas, melocotón, ciruelas, fresas y pera y frutos secos, principalmente la nuez.
    • La mejor opción es consumir productos frescos y congelados ya que conservan todos los nutrientes. Respecto a las verduras y frutas enlatadas, generalmente han perdido sus propiedades y además cuentan en su composición con mucha sal y azúcar. Es importante también cocinar adecuadamente los vegetales ya que, como explicamos en otro post anterior, el calor hace que pierdan las vitaminas y el agua de cocción también puede eliminar los minerales de estos productos.

HÁBITOS ALIMENTARIOS PERJUDICIALES

  • Consumo excesivo de carnes y embutidos: muchos estudios relacionan el consumo excesivo de carne roja y procesada (salchichas, carne ahumada, panceta…) con una mayor influencia de cáncer colorrectal, gástrico y de próstata. Al cocinar a elevadas temperaturas se producen mutágenos y carcinógenos que pueden dañar la estructura del ADN. Además, la grasa presente en estos productos aumenta la concentración de ácidos biliares en las heces que podrían ser carcinógenos.
  • Consumo excesivo de alcohol: el consumo excesivo de alcohol está relacionado con el incremento de cáncer en boca, faringe, laringe, esófago e hígado. La recomendación máxima está en dos copas al día para el hombre y una copa para la mujer.
  • Suplementación con antioxidantes y complejos vitamínicos: diversos estudios relacionan la presencia de algunos cánceres con la suplementación continuada de antioxidantes y vitaminas. La mejor opción sin duda es consumir antioxidantes, vitaminas y minerales a través de una alimentación sana, variada y equilibrada.

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>